Inicio Redacción Nueve de trece convocados aceptaron formar parte del Frente anticorrupción

Nueve de trece convocados aceptaron formar parte del Frente anticorrupción

71
0
El presidente Lenin Moreno, se reunió con los nueve miembros que forman parte del Frente Anticorrupcción. Foto tomada diario Expreso.

Solo 9 de los 13 convocados a formar parte del Frente de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción aceptaron. Estos fueron posesionados por el presidente de la República, Lenín Moreno.

 

Los nueve integrantes del Frente Anticorrupción que aceptaron la invitación y asistieron al Palacio de Carondelet fueron: Carlos Rabascall, Tatiana Hidrovo, Xavier Zavala Egas, Larissa Marangoni, Pablo Dávila, Pablo Vanegas (representantes de la sociedad civil), Andrés Mideros (secretario de Planificación), Rosana Alvarado (ministra de Justicia), y María Fernanda Espinosa (canciller).

 

En tanto, Julio César Trujillo, de la Comisión Cívica Anticorrupción; Fabián Corral, abogado y articulista quiteño; monseñor Fausto Trávez, arzobispo de Quito, son parte de la nómina que no aceptaron la invitación del Ejecutivo. Francisco Borja, embajador de Ecuador en Washington, no llegó al lugar y no se conocieron detalles de su ausencia.

 

Moreno cuestionó la decisión del arzobispo de Quito, Fausto Trávez, de no participar en esta “cruzada” contra la corrupción. “La Iglesia tiene que asumir su responsabilidad. Si no es esa, será otra persona, pero tiene que asumir su responsabilidad. Así como controla a sus feligreses, que nos ayude también a controlar un poco a los ciudadanos. Ya veremos la forma de convencerlos”, dijo.

 

Monseñor Trávez explicó que este nuevo pedido oficial debe ir a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. “Yo no represento a la Iglesia, yo soy sacerdote para predicar el Evangelio y no para juzgar, ni para otras cosas”, dijo.

 

Entre las atribuciones del Frente están: proponer estrategias y mecanismos para la prevención de la corrupción en el sector público y privado; exhortar, de ser el caso, a las entidades correspondientes para activar y aplicar los mecanismos de control e investigación; proponer iniciativas de educación que promueva una cultura de transparencia y valores; y presentar propuestas de políticas y normas para la transparencia y lucha contra la corrupción.

 

Así se estableció en el decreto ejecutivo con el que se creó la Estrategia Nacional contra la Corrupción.  (I)