Inicio Redacción “Si el presidente Correa quiere gobernar hasta cuando sea un anciano, mientras...

“Si el presidente Correa quiere gobernar hasta cuando sea un anciano, mientras tenga vida yo le combatiré porque combatí a las dictaduras de los años setenta”.

135
0

Entrevista exclusiva al Dr. Oswaldo Hurtado

 

“El gobierno del presidente Correa no es un gobierno democrático, para decirlo de una manera delicada es un gobierno autocrático, es un gobierno al servicio de una persona, de un individuo, de un jefe, de una capo, de un caudillo, eso no es democracia”. Osvaldo Hurtado.

Osvaldo Hurtado Larrea es un político y cientista social ecuatoriano. Durante los últimos años ha sido un duro crítico del gobierno del economista Rafael Correa y de las tesis del Socialismo del Siglo XXI impulsados en la región.

 

Como presidente de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (CORDES), el Doctor Oswaldo Hurtado realizó para la Revista La Verdad un análisis sobre la coyuntura económica y política del Ecuador y de la región.

 

Doctor Hurtado ¿Nos puede hacer una descripción sobre lo que ha sido la Corporación durante estos treinta años?

En los treinta años hemos publicado decenas de libros, centenares de ensayos y monografías, hemos hecho muchas conferencias internacionales, hemos brindado asesoría a los diversos bloques legislativos en el Congreso Nacional, cualquiera sea su ideología. Al bloque de Alianza País le ofrecimos asesoría y nos contestaron diciendo que no la necesitaban.

 

Aparte de hacer ello hemos opinado sobre la economía nacional, tenemos una publicación mensual que se llama Carta Económica. Creo que hemos contribuido a informar al país sobre los complejos problemas de la economía, a darles nuestra opinión sobre los problemas que existen y se avecinan, y a sugerir ciertas medidas que pueden tomarse para evitar mayores males en el caso de que se llegue a producir una crisis económica. Como fuimos privados de buena parte de nuestros recursos, al retirarse la Fundación Konrad-Adenauer que era nuestro principal patrocinador nos hemos reducido a un piso, teníamos dos pisos; hemos disminuido el personal, hemos congelado salarios y estamos buscando otras fuentes de financiamiento.

 

El ingeniero Febres Cordero clausuró CORDES, más astuto Correa lo que hizo fue privarnos del financiamiento, cosa igual hizo con Participación Ciudadana y con Fundamedios, que también recibían recursos de la Fundación Konrad-Adenauer y también de la Agencia de Cooperación de los Estados Unidos que al igual que la Fundación Konrad-Adenauer abandonó el Ecuador, cuando Correa quiso ponerlos bajo la bota del gobierno.

 

Son 30 años de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (CORDES) como institución creada para reflexionar sobre los problemas del Ecuador y de América Latina, ¿cómo mira la coyuntura internacional actual?

Durante estos quince años o tres lustros se dio una coyuntura económica favorable que acompañó la gestión de varios presidentes. La prosperidad vivida por el país, no se inició en el año 2007, en realidad comenzó el año 2001, cuando la economía comienza a crecer a tasas del orden del 5 por ciento anual, se reduce la pobreza de manera significativa y mejoran las condiciones de vida de los ecuatorianos, cosa que ha continuado en los años siguientes. Pero esa coyuntura económica favorable caracterizada por los altos precios de las exportaciones de petróleo y de productos agrícolas, parece estar llegando a su fin y se inicia una nueva etapa en la que el país tendrá que convivir con bajos precios del petróleo, inferiores a los anteriores y con perspectivas nada halagüeñas para el banano y el camarón, esto quiere decir que una economía de la abundancia de 15 años, va a ser reemplazada por una economía de la escasez que no sabemos por cuantos años se prolongará.

 

Los procesos económicos en el Ecuador tienden a repetirse, pues luego de períodos de crecimiento se han producido épocas de crisis ¿Se puede hacer una comparación entre el boom petrolero de la década de los setentas con el boom petrolero actual?

Esa es la historia económica del Ecuador, eso pasó con la etapa de prosperidad de fines del Siglo XIX y principios del Siglo XX con el cacao, a mediados del Siglo XX con el banano y con el petróleo en los años 70.

 

El desarrollo del Ecuador ha estado estrechamente ligado a la suerte de las exportaciones, no precisamente al esfuerzo nacional, no a la productividad, no a la diversificación sino a la suerte de un producto estrella que fue el cacao, que fue el banano y que luego en los años setenta y ahora ha sido el petróleo. Estos períodos de prosperidad no han sido aprovechados para crear una base económica mucho más amplia que le permita al país sortear esta dependencia exterior. Eso pasó antes, eso ha vuelto a pasar en el gobierno de la Revolución Ciudadana a pesar de todo el discurso hecho sobre el cambio de la matriz productiva.

 

Hoy el Ecuador y el gobierno se enfrentan a un precio bajo del petróleo, probablemente a menores exportaciones de banano y de camarón, a fuertes restricciones en las exportaciones de flores por la crisis económica de Rusia y, hay que esperar una época en la que la economía crezca menos, que aumente la pobreza y se estanquen o reduzcan los niveles de vida de los sectores medios e incluso de los sectores populares, los cuales pudieron acceder a bienes como el automóvil, ropa de buena confección, los restaurantes, viajes, las vacaciones en el exterior, cosas absolutamente inexistentes en el Ecuador de antes.

 

Se avizora un panorama complicado para la economía durante el 2015, sin embargo el Ecuador no ha llegado a los niveles de crisis de Venezuela. ¿Cuáles son los elementos que le han permitido al país sobrevivir al ante eventos como la caída del precio del petróleo?

Primero hay que indicar que el carácter del Ecuador es distinto al de Venezuela. La economía ecuatoriana es bastante más diversificada que la economía venezolana, la dependencia del petróleo aquí no es tan grande como allá, el Ecuador produce una variedad grande de alimentos, excepto trigo, casi todos los demás usted puede conseguir aquí en el país pues proviene de nuestra tierra. Creo además que el gobierno ecuatoriano ha administrado la economía con más sensatez que lo que hizo el coronel Chávez primero y el señor maduro después. Y lo más importante es que aquí tenemos la “bendición” de que la moneda oficial no sea el sucre sino el dólar. Si no hubiéramos tenido el dólar, el momento en que se produce la caída del petróleo a la mitad se habría producido una estampida de fuga de capitales al exterior, una demanda inusitada de dólares que habría provocado una devaluación como la que se ha producido en Venezuela. Por otra parte, el Gobierno todavía logra mantener a raya la inflación justamente porque tenemos una economía dolarizada. De manera que la situación de Venezuela es diferente de la del Ecuador pero eso no quiere decir que el Ecuador no se vea enfrentado a una crisis económica, la cual será de proporciones menores por las razones que acabo de indicar pero que será crisis. Para decirlo en una frase bíblica, “la época de las vacas gordas terminó y comienza la época de las vacas flacas”.

¿Con este panorama incierto en el ámbito económico, el Socialismo del Siglo XXI se viene abajo?

El Socialismo del Siglo XXI es una cosa vieja, no es una novedad de esta época, el socialismo tiene una historia ya de un siglo.

 

La Revolución Rusa, socialista, se hizo en el año 1917, entonces su antigüedad es casi de cien años, eso para hablar en general del concepto de socialismo. Pero para hablar de lo particular, el modelo económico de la Revolución Ciudadana es exactamente igual al modelo económico de las dictaduras militares de los años setenta, una preminencia del Estado, una marginación o subvaloración del sector privado y de la inversión extranjera, un crecimiento desmedido del Estado, más de cien mil empleados públicos han sido incorporados con sueldos enormes que nunca han existido en el sector público, y una muy baja inversión extranjera; entonces este es un modelo fracasado, la Unión Soviética es un buen ejemplo, los países socialistas del centro de Europa otro ejemplo y el abandono del socialismo por parte de la República Popular China y la adopción del capitalismo, para no hablar de los modelos de mercado exitosos en todas partes del mundo, como es el caso de España, de Italia relativamente recientes o de Irlanda, o como es el caso de los tigres asiáticos y antes el caso del Japón.

 

Un modelo que fracasó a lo largo de cien años ¿por qué ha de funcionar hoy bien? y peor en un grupo tan heterogéneo como este que gobierna el país. Un grupo heterogéneo en todos los sentidos, ideológicamente, políticamente y sin principios sólidos y con una dictadura al frente, porque el gobierno del presidente Correa no es un gobierno democrático, para decirlo de una manera delicada es un gobierno autocrático, es un gobierno al servicio de una persona, de un individuo, de un jefe, de una capo, de un caudillo, eso no es democracia.

 

En el mundo actual ¿cómo catalogar a los regímenes políticos de la ALBA?

Ellos dicen que son socialistas del Siglo XXI y creo que de alguna manera lo son, desde el punto de vista económico nosotros tenemos aquí un régimen socialista y Venezuela es un ejemplo de a dónde lleva un régimen de esta naturaleza. En el orden político son regímenes que se pueden decir autoritarios, autocráticos, dictatoriales. Desde luego nuestro régimen no es un régimen democrático, esta es una afirmación que la he realizado en varias ocasiones.

 

La tesis del Socialismo del Siglo XXI toma gran fuerza en las últimas décadas en países como Ecuador, Argentina, Venezuela, Bolivia y Nicaragua; y se ha señalado que ello responde a la búsqueda de una nueva opción frente al fracaso de las tesis neoliberales ¿qué piensa usted al respecto?

Eso no es cierto ¿Cuáles son los países exitosos de América Latina? Chile ¿es socialista? Uruguay ¿es socialista? México, Colombia ¿lo son? Los países de América Latina en donde se aplica este modelo, no tengo en la cabeza este momento el porcentaje, pero representarán con suerte el 20% o 25% de la economía latinoamericana. Brasil no está entre ellos, el socialista Lula siguió palabras más palabras menos, el modelo económico del neoliberal Fernando Enrique Cardoso, y los socialistas y demócratas cristianos chilenos siguieron palabras más palabras menos, el modelo económico de Pinochet.

 

La economía de mercado se ha impuesto en el mundo, entonces decir que fracasó ese modelo no corresponde a la realidad. Para ponerlo en términos ecuatorianos, entre el año 2001 y el 2006 la economía creció más rápidamente que después de ese año. Entre el 2001 y 2006 la pobreza cayó más rápidamente que luego cuando vino la Revolución Ciudadana.

 

A pesar de ello, en el Ecuador aún existe esa percepción en gran parte de la ciudadanía, qué recién a partir del 2007 empiezan obras realmente importantes para el país

Es que el Ecuador ha estado sometido a un ataque propagandístico en donde aquel que ve televisión o escucha radio o lee otro medio, no tiene posibilidad de formarse su propio juicio frente a esa avalancha de noticias, de informaciones y de propaganda. Ello hay que achacarle a la oposición, son pocos los líderes de oposición los que han dicho las cosas “perdóneme por hablar en primera persona” en los términos que yo estoy señalando. Correa es un individuo capaz de decir cualquier cosa, aunque esa cosa sea una mentira y aunque esa cosa sea una tontería, y para que no digan que estoy diciendo inexactitudes quisiera recordarle que Correa dijo que no estaba él seguro que la incorporación de la mujer a la política haya sido bueno para la democracia, pero que si creía que había sido bueno para la farra, estoy diciendo casi textualmente lo señalado por él. Un individuo capaz de decir semejante barbaridad, puede decir cualquier otra cosa, puede decir que esto es el paraíso, que esto es un milagro, que esta es la verdadera democracia y que él es el hombre más transparente en la historia de la humanidad. Todos los santos apenas llegarán a beatos comparados con el Santo Correa.

 

“Correa va a ser candidato hasta cuando esté calvo, con bastón y decrépito, jamás dejará la presidencia, esa es la historia de los autócratas en el mundo y eso no va a cambiar”. Osvaldo Hurtado.

Usted al haber sido uno de los principales críticos que ha tenido el Gobierno ha sido objeto de muchos ataques ¿Cuál ha sido su respuesta y cuál seguirá siendo su respuesta frente a las críticas de este Gobierno?

Yo no me voy a poner en el plano del presidente Correa, no me voy a poner pico a pico con él ¿qué puedo hacer yo frente a todo lo que él dice? Hacer lo que estoy haciendo en esta entrevista, presentar evidencias, hechos, cifras estadísticas, comparaciones, realidades; así debería ser el debate público.

 

¿Durante su administración usted vivió la euforia de la riqueza petrolera o más bien le tocó aplicar medidas de ajuste?

No, el boom se había acabado ya, yo asumo la presidencia en mayo de 1981, para entonces había comenzado a caer el petróleo, para el año 1982 la banca internacional resuelve cortar el crédito a América Latina al producirse el conflicto de las Malvinas, cuando Argentina invade las islas y no volvió a abrirse el crédito. Luego se produce la quiebra de México y la suspensión de pagos más que la quiebra, para colmo se inunda el Ecuador y meses antes se había producido la guerra con el Perú; entonces yo asumo la presidencia en plena crisis económica y me toca hacer lo que le va a tocar hacer invariablemente a Correa. Si Maduro dice que está estudiando el aumento del precio de los combustibles, cómo el presidente del Ecuador que yo creo que sabe bastante más de economía que el pobre Maduro, no va hacer un reajuste de tarifas y de precios. Correa va a tener que hacer un ajuste parecido al que yo hice a pesar de todo lo que ha dicho en contra de mí. Eso se llamaba en mi época “maldición gitana”.

 

¿Cuál es su análisis sobre los procesos de negociación de la deuda externa del Ecuador incluidos los del gobierno actual?

Siguiendo en el análisis de los parecidos, antes de que se produzca la cesación de pagos de México y luego de todos los países de América Latina incluidos el Ecuador, América Latina y Ecuador tuvieron lo que se llamó un endeudamiento agresivo. Lo que produjo el Ecuador en los años setenta no fue suficiente para los militares pues se endeudaron, y el primer gobierno democrático de Jaime Roldós también se endeudó y el mío también, porque había que pagar la cuenta de la guerra. Había que comprar armas para que pueda defenderse el Ecuador. Hoy qué es lo que se hace, cae el precio del petróleo, ¿cómo resuelve el déficit el Presidente de la República? con más endeudamiento. Pero de la misma manera que cuando yo fui presidente, la banca internacional dijo “no prestamos más dinero a América Latina y a Ecuador”, hoy no le ha dicho eso, pero es evidente que el gobierno tiene dificultades para conseguir créditos.

 

¿Terminará el Gobierno regresando a los organismos internacionales que tanto criticó?

No le llame la atención de que el gobierno ecuatoriano haga cola en el Banco Mundial, en el BID e incluso en el Fondo Monetario Internacional, no le queda más remedio ¿Quién le va a prestar dinero? ¿La banca internacional le va a prestar dinero? Si le presta será a tasas de interés muy elevadas y a plazos muy cortos y que ponga de prenda el petróleo; de hecho ya hizo una operación de esa naturaleza por alrededor de mil millones de dólares con un intermediario la compra del petróleo.

 

¿Con esta coyuntura económica cómo lo ve políticamente a este Gobierno de aquí al 2017 que a criterio de varios analistas pretende reelegirse y continuar con su proyecto político?

Yo supongo que el Presidente apunta a que el precio del petróleo vuelva a subir y que eso suceda en el transcurso de este año y que como consecuencia no sea necesario hacer un ajuste económico. Veamos si esa apuesta es ganadora porque como todo autócrata, ganas de ser presidente de por vida no le falta a Correa, él jamás renunciará a ser presidente. Una persona que se pasea por las calles rodeado de un ejército en una docena de automóviles, que se ha comprado dos aviones, que pasa sus vacaciones en el extranjero, que disfruta de las delicias del poder ¿va a dejar la presidencia? Él va a ser candidato hasta cuando esté calvo, con bastón y decrépito, jamás dejará la presidencia, esa es la historia de los autócratas en el mundo y eso no va a cambiar; ahora que gane las próximas elecciones eso está por verse.

 

Para darle simplemente un dato, Correa cada vez que podía armaba una elección o una consulta popular, no solo que ha dejado de hacerlo, sino que impide que se realice referéndums o consultas; impidió que los Yasunidos la realicen y ha impedido en dos ocasiones que el candidato Lasso pueda obtener los formularios para someter a consulta popular la reelección indefinida y en el Tribunal Constitucional tiene ahí archivado las solicitudes presentadas por Sociedad Patriótica y el ex presidente Lucio Gutiérrez. Eso quiere decir que el presidente que era el gran valiente de antaño, se ha cometido en un hombre temeroso que hoy tiene miedo de ser derrotado en una consulta popular, que mejor dato de que no está tan seguro de ser un hombre popular a pesar de todo lo que digan las encuestas, porque si estuviera seguro de eso tendríamos ya consulta popular.

 

Una segunda razón, recordemos que Correa decía que para hablarle al país había que ganar elecciones y que aquellos que no ganaban elecciones no tenían derecho de hablarle al Ecuador, cómo es que alguien que hacía esta prédica hoy impide que en el Ecuador haya elecciones. Porque una consulta popular es una forma de elección no de individuos pero sí de ideas. Yo pienso que existe una ventada de oportunidad para derrotar a la autocracia en gobierno en las elecciones del año 2017 aún sin crisis económica. El Presidente de la República hoy es objeto de burla, de sátira, de mofa; cuando un presidente llega a ese punto algo está pasando en la política. Si el presidente está ocupado de discutir, de pelear y de amenazar a comediantes, a humoristas, a caricaturistas, algo está funcionando mal en su cabeza, eso no hace un presidente en una situación de seguridad, de tranquilidad, de prestigio. Yo creo que es una vergüenza para el Ecuador que un humorista inglés se burle del Presidente del Ecuador y que el mundo se entere que tenemos un presidente que se dirige al país acompañado de payasos, que se mete en el calzoncillo de un payaso y que usa camisas con penes y testículos ¿cómo puede ser eso posible? Eso es inaudito, creo que eso nos avergüenza a todos los ecuatorianos.

 

¿Cómo reaccionó el Presidente Hurtado frente al humor político y frente al sarcasmo?

Yo siempre he tenido sentido del humor y en ocasiones me río de mí mismo, hago bromas sobre mí, de manera que el humor fue absolutamente tolerado, más bien producía una distensión como tiene que producir en todo tipo de sociedad democrática; jamás se me ocurrió quejarme de una caricatura u ordenar a un comisario que le sancione a una caricaturista u organizar un ejército para perseguir a los humoristas de las redes sociales como este grupo o persona llamado Crudo Ecuador, que ojalá el economista Correa tuviera el diez por ciento del ingenio de Crudo Ecuador, sería un hombre simpático.

 

Luego de su extenso recorrido dentro del acontecer político del país ¿Qué es para usted la política?

Cuándo es que yo he participado con cierta frecuencia en el debate público, la última declaración de prensa que yo di fue en julio o agosto del año pasado, han pasado de ahí cuatro o cinco meses hasta las primeras que he dado luego del cuatro de febrero; si esto ha sucedido en el gobierno de Correa imagínese en otros gobiernos, pasaba uno o dos años sin que yo diga una palabra, pero cuándo es que yo he estado con cierta actividad pública, en los gobiernos autoritarios.

 

Durante el gobierno de Febres Cordero yo estuve permanentemente criticando a ese régimen político, hoy lo he hecho igual con Correa, si Correa ya no es presidente yo vuelvo al silencio absoluto.

 

Yo no tengo por qué estar criticando a un presidente genuinamente democrático, a un presidente patriota, a un presidente que defiende la dignidad del Estado, a un presidente que no se convierte en motivo de risa universal, por qué tengo yo que criticarlo, si comete errores que los cometa, si alguna vez hablo es para apoyarlo, eso hice cuando gobernaba el presidente Sixto Durán, yo lo apoyé cuando propuso resolver el problema territorial con el Perú, me parecía una medida acertada y yo he apoyado a varios presidentes con declaraciones públicas, de manera que yo no quiero seguir en la actividad política, pero si el presidente Correa quiere gobernar hasta cuando sea un anciano, mientras tenga vida yo le combatiré porque combatí a las dictaduras de los años setenta. Combatí al presidente Febres Cordero, por qué no me he de oponer a este gobernante que en el Siglo XXI quiere instaurar un gobierno personal a su servicio en el Ecuador.

 

Usted ha dicho que el presidente Correa es peor que el presidente Febres Cordero

Largamente, pues el presidente Febres Cordero no controlaba la justicia, lo hizo parcialmente después de ser presidente no durante su administración. No ordenaba en el Tribunal Constitucional, tanto fue así que cuando se clausuró CORDES planteamos un recurso en esta institución y el Tribunal Constitucional nos dio la razón y dijo que había procedido el presidente ilegalmente, no controlaba el Tribunal Electoral, ahí estaban todos los partidos políticos y no un solo partido como hoy. El presidente Febres Cordero era fiscalizado en el Congreso Nacional, perdió varios ministros. Hay un abismo entre el autoritarismo de Correa y el autoritarismo de Febres Cordero.

 

Datos de interés:

Nació en la ciudad de Chambo, provincia de Chimborazo, el 26 de junio de 1939.

En 1977 presidió la Comisión Legislativa que preparó al Consejo Supremo de Gobierno las leyes del Referéndum, Partidos y de Elecciones que normaron el proceso de democratización en el país.

 

Entre 1979 y el 81, durante veintiún meses, ejerció la Vicepresidencia de la República y dirigió el Consejo Nacional de Desarrollo CONADE que tuvo a cargo la preparación del Plan de Gobierno considerando como objetivos básicos el desarrollo económico, la justicia social y la consolidación de la Democracia luego de los días finales de la dictadura militar, tan llenos de escándalos, crímenes y peculados.

 

Asciende al cargo de presidente de la República del Ecuador después de la trágica muerte del presidente en funciones Jaime Roldós del cual era su vicepresidente.

 

Con otros sectores progresistas fundó el partido Democracia Popular, del que fue varias veces director. Apoyó el anuncio del triunvirato militar sobre el retorno a la democracia y colaboró en el proceso de retorno en los años 1977 y 1978 con la preparación de los proyectos de leyes del referéndum, de Partidos Políticos y de Elecciones, que sirvieron de base para la restauración de la democracia.

 

Mantuvo un clima de libertad, tolerancia y respeto a los Derechos Humanos. Durante su administración, el país experimentó una aguda crisis económica a causa de las inundaciones provocadas por fenómenos naturales y por el endeudamiento externo iniciado en 1974.

 

Luego de haber ejercido la vicepresidencia y presidencia de la República (1979-1981-1984), se constituyó en un analista crítico de la presidencia de León Febres-Cordero e impulsó la campaña para el NO al plebiscito de junio de 1986 sobre la participación de los independientes en las dignidades de elección popular.

 

Fundó la Corporación de Estudios para el Desarrollo (CORDES), dedicada a la investigación de la realidad económica y social de América Latina y al estudio de las instituciones políticas y su incidencia en la democracia. Fomentó en CORDES estudios de ciencia social y política sobre Gobernabilidad, Descentralización y Corrupción.

 

Volvió a la actividad política electoral en 1997 para participar como representante por Pichincha en la Asamblea Nacional Constitucional que elaboró la decimonovena Carta Política. Entonces, tomó parte en la redacción de la Constitución de 1998, expedida en Riobamba el 5 de junio al concluir sus labores la Asamblea que había trabajado por cuatro meses y medio en Sangolquí. Hurtado presidió la Asamblea, la defendió con vigor cuando fue atacada y logró que los representantes llevasen a feliz término una obra difícil y renovadora, aunque por falta de tiempo no se discutieron a fondo algunos temas. En cuanto a derechos, obligaciones y garantías ciudadanas, fue la Constitución más avanzada de América Latina.

 

Durante el gobierno de Jamil Mahuad, Hurtado tomó distancia crítica a medida que el presidente no aceptaba las sugerencias del Partido ni los consejos de Hurtado. Éste terminó por aconsejarle que renunciara a la presidencia.

 

El descalabro del gobierno de Mahuad afectó a Democracia Popular. Un grupo de diputados del Partido se había sumado a la oposición y terminó por declararse independiente. Caído Mahuad, el partido se dividió. Hurtado dejó el Partido en octubre de 2001 y algunos días después anunció la conformación del movimiento político “Patria Solidaria” para reclutar y formar jóvenes con el objeto de formarse en política y ejercerla hasta llegar al poder a mediano o a largo plazo.

 

Por medio de su nuevo partido participó en las elecciones presidenciales del 2002, donde consiguió 1% de los votos.

 

En los últimos años se opuso a la reforma constitucional impulsada por el presidente Rafael Correa.

 

Actualmente da conferencia y entrevistas frecuentes en canales de televisión, criticando y declarando al gobierno del Presidente Correa como dictatorial, siendo uno de sus más fervientes opositores.

(I)

 

Frases

“El gobierno del presidente Correa no es un gobierno democrático, para decirlo de una manera delicada es un gobierno autocrático, es un gobierno al servicio de una persona, de un individuo, de un jefe, de una capo, de un caudillo, eso no es democracia”.

“La economía de mercado se ha impuesto en el mundo, entonces decir que fracasó ese modelo no corresponde a la realidad”.

 

“Es que el Ecuador ha estado sometido a un ataque propagandístico en donde aquel que ve televisión o escucha radio o lee otro medio, no tiene posibilidad de formarse su propio juicio frente a esa avalancha de noticias, de informaciones y de propaganda”.

 

“Aquí los publicistas mandan y nos han convertido a los ciudadanos en una mercancía”.

“Correa va a ser candidato hasta cuando esté calvo, con bastón y decrépito, jamás dejará la presidencia, esa es la historia de los autócratas en el mundo y eso no va a cambiar”.

“Pienso que existe una ventada de oportunidad para derrotar a la autocracia en gobierno en las elecciones del año 2017 aún sin crisis económica”.

 

“Si el presidente Correa quiere gobernar hasta cuando sea un anciano, mientras tenga vida yo le combatiré porque combatí a las dictaduras de los años setenta”.

 

“Si combatí al presidente Febres Cordero por qué no me he de oponer a este gobernante que en el Siglo XXI quiere instaurar un gobierno personal a su servicio en el Ecuador”.

 

Por: Cristian Bravo