Inicio Redacción En Ecuador se acosa a la prensa, según SIP

En Ecuador se acosa a la prensa, según SIP

14
0
Argentina, Venezuela y Ecuador son los que más restringen libertad de prensa, según reporte de la SIP.

El persistente uso de los espacios gubernamentales de la administración de Rafael Correa para atacar a periodistas y a medios de comunicación social es una de las mayores preocupaciones expresadas en el informe regional de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), reunida en Panamá desde el viernes pasado hasta ayer.

 

“Países como Venezuela, Ecuador o Argentina persiguen el periodismo, lo acosan, lo restringen a través de legislación y establecen censuras u obligan a la autocensura”, señaló Gustavo Mohme, presidente de SIP, durante una de sus intervenciones.

 

El reporte de la SIP detalla que “El clima de malestar (…) tiene su máxima expresión en los enlaces sabatinos del presidente Rafael Correa. En los segmentos ‘La libertad de expresión ¡ya es de todos!’. ‘La cantinflada de la semana’. ‘La amargura de la semana’ o ‘La caretucada de la semana’ es normal escuchar al primer mandatario utilizar epítetos como “perverso”, “inefable”, “amargado”, “deshonesto”, “envenenado”, para descalificar a un medio o a un periodista”.

 

También se observa a las críticas destinadas a la SIP y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Desde el inicio de su gestión en el 2007, la Presidencia ha realizado 414 sabatinas, bajo el título de “enlaces ciudadanos”, espacio en el que muestra una “rendición de cuentas”. A estas se suman los espacios en radio y televisión para informar sobre temas públicos.

 

Según el reporte de la SIP, varias sabatinas y cadenas de televisión son dirigidas a tergiversar el rol de la prensa y a atacar a los periodistas Alfredo Pinoargote, Diego Oquendo, Alfonso Espinosa de los Monteros, Gonzalo Rosero o Bonil. Además señaló el uso de medios oficialistas, como El Ciudadano o los de corte oficialista, para rebatir a la prensa privada.

 

Para la SIP, Argentina, Venezuela y Ecuador son los países donde es más difícil el ejercicio del periodismo. (I)