Inicio Redacción Venezuela inicia el 2015 con grave escasez de productos básicos

Venezuela inicia el 2015 con grave escasez de productos básicos

446
0
La crisis que ya lleva un par de años, ha tocado niveles críticos en este 2015

El 2015 empezó en Venezuela con grandes filas en los abastos y supermercados. Los venezolanos hicieron largas filas para abastecer de los productos escasos como el jabón de lavar ropa o los pañales que llegaban de a poco.

 

Este es un problema que, según empresarios y productores, ya tiene un par de años pero que este enero alcanzó niveles críticos.

 

Las causas de esta escasez de artículos básicos, una lista que incluye productos como la carne, la leche y los medicamentos, varían según la fuente y se mencionan, entre otras razones, la intermitencia en la entrega de divisas en el marco del control de cambio, el contrabando y el desabastecimiento natural de principios de año, entre otras razones.

 

El desabastecimiento se produce, además, en un escenario de recesión económica, con una inflación de más del 60%, según el Banco Central de Venezuela, y con el precio del barril del petróleo, principal fuente de ingreso de Venezuela, en $47 con una fuerte tendencia a la baja.

 

En los supermercados se respira una atmósfera de tensión, ya sea en las largas filas por la posibilidad o no de alcanzar a adquirir un producto insuficiente o cuando se está a la expectativa de la apertura de cajas con bienes escasos y las multitudes de compradores se apuran y empujan para poder obtener alguno de los artículos.

 

La ministra del Interior, Carmen Meléndez, anunció el jueves la instalación de un operativo para resguardar la seguridad de los venezolanos que se encuentran en abastos y supermercados y, tras negar que existe escasez de productos, pidió a los consumidores que “dejen la desesperación” pues hay productos para todos.

 

Para el economista y presidente de la firma encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, la causa de las filas es el modelo de control que impide una oferta plena.

 

Asegura que la mayoría de esas filas corresponden principalmente a desplazamientos masivos de personas que trabajan comprando productos regulados para venderlos a precios más altos en el mercado informal de ese país.

 

Asimismo, señala que “el espectáculo visual” de las filas altera el mercado completo y estimula las compras “nerviosas”.   (I)

Caracas. EFE.