Inicio Redacción Ecuador expresa a Suecia la necesidad de mantener un diálogo constructivo sobre...

Ecuador expresa a Suecia la necesidad de mantener un diálogo constructivo sobre caso Assange

137
0

Este 13 de noviembre, Ecuador expresó a Suecia “la necesidad de mantener un diálogo constructivo”, acorde con los “principios de soberanía e independencia de poderes”, sobre el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres y requerido por la justicia sueca.

El canciller, Ricardo Patiño, recibió en Quito a Marie Andersson de Frutos, embajadora de Suecia concurrente en Ecuador, a quien reiteró la importancia que Ecuador asigna al caso de Assange, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según un comunicado oficial, se “puntualizó con firmeza los fundamentos jurídicos para la concesión del asilo, así como la tradicional posición de Ecuador con respeto a los derechos humanos”. Y “concluyó que el inmovilismo atenta contra los derechos humanos de todos los involucrados en este sensible caso, en particular contra Julián Assange confinado por más de dos años en la embajada de Ecuador en Londres”.

En la cita, Patiño se refirió a los tradicionales vínculos existentes y a la voluntad de avanzar en su fortalecimiento y profundización a través de un renovado diálogo político y la cooperación mutuamente beneficiosa. Además reiteró las prioridades fijadas por el Gobierno de Ecuador para la cooperación internacional: ciencia y tecnología, talento humano, innovación y cambio de la matriz productiva.

Según la Cancillería, la embajadora sueca, expresó su coincidencia con la decisión de avanzar en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y el inicio de un renovado diálogo político, incluyendo la coordinación en los foros multilaterales.

De igual modo, expresó su complacencia por la finalización de las negociaciones del Acuerdo Comercial Multipartes con la Unión Europea (UE), así como por la celebración de la próxima cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea en junio de 2015, en Bruselas. EFE  (I)