Inicio Economía La oferta de Lasso marca la discusión del salario básico

La oferta de Lasso marca la discusión del salario básico

200
0

Para hoy está prevista la segunda reunión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS), para definir el Salario Básico Unificado (SBU) de 2022. Tanto empresarios como trabajadores llegan a la cita sin una cifra definida. Sin embargo, el telón de fondo del debate de este año será la promesa de campaña del presidente de la República, Guillermo Lasso, de incrementar el SBU de $ 400 a $ 500.

Un grupo de trabajadores aguarda en las afueras del Ministerio de Trabajo, durante una reunión oficial que buscaba fijar el alza de sueldos, en el 2019.

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, ha aclarado que el incremento será en cuatro años y que no necesariamente implica un aumento de $ 25 cada año hasta llegar a la cifra prometida por el mandatario.

“Existe una propuesta en firme del señor presidente de la República y sobre esa base vamos a conversar”, aseguró Édgar Sarango, presidente de la Central de Trabajadores del Ecuador.

No obstante, Sarango añadió que no tienen una propuesta concreta sobre el SBU y que están conscientes de la complicada situación económica del país. “Debemos encontrar un mecanismo que nos permita llegar a los $ 500 en los cuatro años”, expresó el representante de los trabajadores.

En la primera reunión del 9 de noviembre pasado se expusieron las proyecciones macroeconómicas que sirven como referencia para fijar el SBU: se estima que el crecimiento económico para 2022 será del 2,85 %, mientras que la inflación promedio llegaría al 1,28 % el próximo año.

Del lado de los empresarios tampoco hay una propuesta. Rodrigo Gómez de la Torre, representante de los empleadores, manifestó que también se debe tomar en cuenta que en 2023 se proyecta que la economía ecuatoriana bajará su ritmo de crecimiento. Además, señaló que el incremento salarial debe efectuarse pensando en la creación de empleo. “Ese incremento a ese porcentaje pequeño de la población que tiene empleo va a afectar a todo el resto de la ciudadanía. El aumento de salario deriva en procesos inflacionarios”, argumentó Gómez de la Torre.

El representante de los empleadores indicó que, si no hay un acuerdo sobre el SBU entre empleados y empresarios, el Gobierno tiene que definir una cifra según la inflación proyectada del año que viene: es decir $5,12 adicionales.

En 2020, el anterior presidente de la República, Lenín Moreno, mantuvo el SBU en $ 400, con la promesa de dar una compensación de $ 60 a 380.959 personas que ganaban el SBU en 2020. Sin embargo, ese ofrecimiento no llegó a cumplirse porque no se asignaron los recursos para ello.

Según los resultados de la Encuesta de Remuneraciones para 2021, elaborada por la consultora PwC en 2020, solamente un 8 % de las compañías participantes tenían planificado realizar aumentos salariales. Se estimaba que los incrementos sean del 0,40 %.

En su último reporte, el organismo multilateral señala que la definición del salario mínimo debe estar atada a la productividad de los trabajadores.

El Fondo asegura que el mercado laboral ecuatoriano es rígido y el salario básico alto afecta la competitividad y la equidad en los sectores productivos, si se compara con otras naciones vecinas.

Actualmente, el SBU de Ecuador es uno de los más altos de América Latina, únicamente superado por países como Chile ($441) o Uruguay ($ 423).

https://www.expreso.ec/actualidad/economia/oferta-lasso-marca-discusion-salario-basico-115560.html