martes, agosto 3, 2021
Inicio Destacadas El futuro de las industrias ecuatorianas está anclado a la emergencia climática

El futuro de las industrias ecuatorianas está anclado a la emergencia climática

262
0

Buscar que los empresarios ecuatorianos reflexionen sobre el futuro de sus compañías, ya que los efectos del cambio climático pueden incidir en las actividades productivas indispensables del país como la agricultura, es uno de los principales objetivos del conversatorio Premisas del COP26 UK 2021 que se realizará el próximo 24 de junio.

La producción de banano es una de las actividades que dependen de las condiciones climáticas. Además, Europa tiene como meta ser carbono neutro en 2050, lo que obliga a la industrial local a cambiar.

Además, se discutirá la posición de Ecuador en la Conferencia de los Estados Parte a la Convención Marco de Cambio Climático (COP26) que se realizará en Glasgow, Reino Unido, en noviembre próximo.

El conversatorio será esencial, ya que Ecuador tiene nuevas autoridades de gobierno y se necesita delinear una estrategia como país para establecer nuevas políticas energéticas y productivas para mitigar, como afirman varias organizaciones ambientales, la actual emergencia climática. Estimaciones oficiales señalan que en el caso de Ecuador se registraría un incremento de 2°C, acentuado en la Costa y la Amazonía, para final de siglo.

Sin embargo, la estrategia de país, que debe ser ampliamente debatida antes de su aprobación, tiene que ser apoyada por las industrias nacionales. “No solo el Gobierno debe llevar el peso. Si no tomamos una posición global y conjunta para evitar la emisión de gases de efecto invernadero los afectados seremos todos como raza humana”, indica el empresario Nelson Baldeón, uno de los organizadores del conversatorio.

Para el ejecutivo, el decreto firmado por el presidente Guillermo Lasso, el pasado 5 de junio, donde declaró como prioridad nacional el desarrollo sostenible entendido como la mejora de la calidad de vida humana y, además, modificó el nombre de la secretaría ambiental por Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, es una buena señal.

“Hay que ir viendo cómo van evolucionando estas políticas. La pandemia ha sido tan fuerte que ha mostrado la necesidad de más guardaparques para que cuiden bosques protectores porque la explotación ilegal es evidente”, afirma.

El 99% de la estrategia de una empresa, según Baldeón, debe girar en torno a una producción sostenible. De hecho, actualmente muchas multinacionales han modificado sus procedimientos empujadas por un cambio de actitud del consumidor que cada vez se preocupa más por saber cómo son producidos los productos que compra y cuál es su impacto en la naturaleza.

Además, posiciones como la tomada por la Unión Europea, uno de los grandes mercados para la exportaciones de Ecuador, de ser carbono neutro al 2050 también obligará a más empresas nacionales a optar por modelos de producción sostenible y ser parte importante dentro un sistema de economía circular, indica Mónica Torresano, docente del IDE Business School y consultora en sostenibilidad.

Esa posición de Europa provocará una fuerte demanda de cambios en las cadenas de provisión y países como el nuestro que quieren exportar a este continente deberán usar conceptos asociados a sostenibilidad y economía circular para sus distintas fases de producción”, señala la especialista.

Además, la reincorporación de los Estados Unidos al Convenio de Kyoto a dado paso para que voces en el Congreso de ese país sugieran posturas similares a la europea.

También, según Torresano, está la corresponsabilidad que debe tener cualquier tipo de empresa por cuidar el planeta y garantizar mecanismos de sostenibilidad presente y futura, y, a la vez, articular la creación de valor para sus distintos grupos de interés.

El conversatorio también es impulsado y apoyado por Reino Unido a través de su embajador en el país, Chris Campbell. El diplomático señala que para su país, que tiene la copresidencia de la COP26 junto a Italia, es importante asegurarse que todos los actores (empresas, Gobiernos nacionales y locales, la sociedad civil, jóvenes, mujeres y pueblos indígenas) estén involucrados para actuar en diferentes áreas de la economía para reducir emisiones, adaptarse a los efectos del cambio climático y construir resiliencia.

“Reino Unido tiene directa e indirectamente una importante inversión en proyectos para la adaptación y mitigación del cambio climático, que incluye investigación, acción local y la lucha contra la deforestación”, agrega Baldeón.

En tanto, Cristian Barrezueta, director de Asuntos Económicos y Cambio Climático de la embajada británica en Ecuador, afirma que es importante que se den este tipo de reuniones antes de la COP26, ya que se pueden definir posiciones con antelación para que sean concretadas en la gran cumbre ambiental que fue postergada por la pandemia.

Al evento han sido invitados Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional; Gustavo Manrique, ministro del Ambiente; y empresarios de las áreas financiera, petrolera, consumo masivo y cámaras. Yolanda Kakabadse, exministra, será la moderadora. (I)

https://www.eluniverso.com/larevista/ecologia/cop26-el-futuro-de-las-industrias-de-ecuador-esta-anclado-a-la-emergencia-climatica-nota/