Inicio Destacadas Entre seis meses y dos años les toma a extranjeros satisfacer pedidos...

Entre seis meses y dos años les toma a extranjeros satisfacer pedidos de documentos para su naturalización en Ecuador

199
0

Jorge Luis, un informático cubano, dice que no olvidará el día en que vio el río cuando el avión llegaba al aeropuerto de Guayaquil, como si se tratara de una recompensa después de dos años y medio de tramitar su visa de amparo por matrimonio.

Entre seis meses y dos años les toma a extranjeros satisfacer pedidos de documentos para su naturalización en Ecuador

“Cada vez que iba a la embajada, me decían: ‘No, te falta esto, te falta aquello’, siempre buscaban una excusa y yo siempre trataba disciplinadamente de darles lo que me pedían”, recuerda el caribeño de 37 años, quien llegó al país en febrero de 2018, después de casarse con una guayaquileña que conoció en una red social para cristianos evangélicos.

Él vivía en la provincia de Camagüey, a más de 500 kilómetros de La Habana, hasta donde, dice, viajaba para presentar en más de una ocasión documentos que le pedían funcionarios de la oficina ecuatoriana.

“Tuve que enviarle todos esos papeles a ella, para que aquí en Ecuador legalizara el matrimonio, para que sacara su nueva cédula de casada. Y cuando ella logró hacer este trámite, esos papeles tenían que regresar a la embajada ecuatoriana en Cuba, ese trámite tiene que hacerse en un lapso de seis meses. No te puedes demorar porque ese es el límite que te ponen en los cuños (sellos) en la inscripción de matrimonio, en los antecedentes penales; si te pasas seis meses, tienes que hacer el trámite de nuevo y gastar todo el dinero, y los viajes”, cuenta.

Unos meses después de llegar al país inscribió su título profesional para buscar trabajo y a la par tramitó su visa permanente. Comenta que su próxima meta es obtener la ciudadanía, un proceso que, aseguran sus conocidos, tiene sus complicaciones.

Uno de ellos es Ernesto, quien tiene dos años y medio de haber iniciado el proceso para solicitar la carta de naturalización después de cumplir, afirma, con los requisitos que exige Cancillería.

“Los documentos pasan por muchos funcionarios. Un funcionario en Ambato me dijo que todo estaba bien. Este funcionario salió de su función, pusieron a otra persona y esta persona me pidió que trajera casi que el 80% de los documentos”, comenta el ciudadano cubano de 37 años, quien reside en Quito, ciudad a la que llegó en calidad de turista, cuando había mayor facilidad de ingreso al país.

Ernesto lleva casi seis años en el país con una visa temporal que tiene que renovar. Quiere ser ciudadano ecuatoriano para estar tranquilo por si necesita hacer algún trámite: “Por si se me pierde la cédula. Si quieren les firmo un documento que diga que soy ciudadano, pero que no tengo derecho a determinada cosa, no me interesa. Porque nunca me ha hecho falta depender del Gobierno, nunca lo voy a hacer. El día que tenga que depender de un Estado me regreso a mi país.

Él cuestiona que en ciertos casos se otorgue la nacionalidad con una aparente ligereza.

“Llega un futbolista y le dan la ciudadanía. Yo invito a cualquier futbolista que sea ciudadano para hacer un encuentro de conocimiento a ver quién sabe más del Ecuador. Lo voy a golear diez a cero. De las 300 preguntas a ver si falla en alguna, yo no fallo en ninguna. Ellos son mediáticos”, comenta el cubano, quien destaca que se sabe el himno nacional.

La Ley de Movilidad Humana, en vigencia desde febrero de 2017, establece varios tipos de procesos de naturalización para adquirir la nacionalidad ecuatoriana. La naturalización de personas extranjeras por haber prestado servicios relevantes al país, como ha sucedido con deportistas, en especial futbolistas, la otorga el presidente de la República.

Según los registros de Cancillería, 1.066 ciudadanos cubanos recibieron la nacionalidad ecuatoriana, por matrimonio o unión de hecho, o carta de naturalización, entre el 1 de enero de 2017 y el 27 de enero de 2021. Los caribeños encabezan el listado de naturalizaciones otorgadas por país de origen, seguidos por colombianos y venezolanos, con 186 y 173, en ese mismo orden. En ese periodo se han naturalizado 2.224 extranjeros.

EL UNIVERSO solicitó una entrevista a la Dirección de Comunicación de la Cancillería, pero no se confirmó el diálogo hasta el cierre de esta publicación.

No obstante, en un correo electrónico, la institución enlistó varias recomendaciones:

  • Verificar el cumplimiento de requisitos antes de iniciar el trámite, en especial contar con una visa de residencia permanente, asistir a la entrevista en la que deberá mencionar las razones para solicitar la nacionalidad ecuatoriana y presentarse a rendir el examen de conocimientos en símbolos patrios.
  • Conservar vigente el sustento de su visa o hecho generador, conforme a las disposiciones de la Ley Orgánica de Movilidad Humana.
  • Evitar salir del país mientras la persona solicitante de la naturalización no haya cumplido con los requisitos de la entrevista y examen de conocimiento.
  • Revisar con frecuencia el correo electrónico que haya registrado en la solicitud, por cualquier notificación que deba efectuar la dependencia ministerial a cargo del trámite.

Los ciudadanos extranjeros desembolsan entre $ 1.000 y $ 2.000 para conseguir los documentos que se exigen en el proceso de solicitud de la carta de naturalización, incluyendo los pasajes aéreos y otros gastos. Además, la solicitud tiene un costo de $ 50 y cuando se otorga el documento final, se deben pagar $ 750.

A diferencia de Ernesto, la espera no fue tan larga para Aleida Santiago, directora del grupo de teatro Papagayo. Transcurrido un año de iniciar el proceso y de haber entregado los documentos para el trámite, ella decidió tuitear su reclamo.

“En el momento en que yo lo tramité era una cosa horrible, no solamente por la cantidad de documentos que te exigen, bueno, si de alguna manera eso te va a avalar, uno lo busca, pero ese no es el asunto. No es lo que te piden la primera vez que tú vas. Te dan una planillita, pero eso se convierte en que cada vez que tú vas, el que está en la ventanilla te dice una cosa diferente y a la siguiente semana tú vas y te dicen: ‘No, no, ya eso no. Ahora es tal cosa'”, recuerda la mujer que lleva 16 de sus 64 años de edad en Ecuador.

Ciudadanos venezolanos también relatan las dificultades que han vivido durante el proceso de solicitud de la carta de naturalización. Por ejemplo, Valeria cuenta que le tomó dos años preparar la carpeta con los documentos necesarios para tramitar su carta de naturalización.

“Hace dos semanas fui a las 05:00 desde Cuenca hasta Azogues, cuando abrieron la sede entregué mis papeles a un señor muy amable y cuando me llamaron, parece que me tocó la jefa de esa oficina, porque daba órdenes a la gente, y me dijo: ‘Disculpe, usted no cumple con los requisitos de la naturalización’. Y yo le pregunté por qué. Y me dijo: ‘No cumple, no le puedo ayudar, no le puedo decir más nada’. Así, se lo juro”, relata la joven de 21 años, quien abrió una tienda de ropa en línea para costear sus gastos y los de su hermana menor en el país.

A casi 2.000 kilómetros de distancia de su natal estado Guárico, Valeria dice que ha decidido sacar una cita para renovar la visa temporal.

“Tuve que resignarme a pedir una cita para renovación de visa, (pero) para la permanente no cumplo ya que en los estados de cuenta de los últimos doce meses, en los dos primeros no llego a los $ 400”, lamenta.

Principales errores en solicitudes de naturalización según Cancillería:

  • Presentar el expediente de naturalización sin una revisión exhaustiva de los requisitos previstos, en particular en cuanto a apostilla y traducción de documentos.
  • No justificar, en los casos de naturalización por tiempo de residencia (carta de naturalización) la titularidad de un visado de residencia permanente por tres años.
  • No responder oportunamente (dentro de los periodos establecidos), eventuales notificaciones administrativas con requerimiento de información o documentación adicional.
  • Considerar que la naturalización ecuatoriana se adquiere por paternidad o maternidad de hijo o hija ecuatoriano o ecuatoriana.
  • No acreditar medios lícitos de subsistencia en el país, de manera continuada, con excepción de solicitantes menores de edad o personas con discapacidad que dependan económicamente de un tercero.
  • Considerar que la naturalización constituye un mecanismo alterno para evitar la necesidad de un visado en el país o un procedimiento de facilitación para fijar residencia en otro país.

Otros compatriotas de Valeria, como Karina y Eduardo, también anhelan, en algún momento, legalizar su situación migratoria en el país. Ellos, al igual que miles de sus connacionales, huyeron de la miseria y violencia de su nación. Por el momento, estas dos personas buscan el estatus de refugiado.

La mujer de unos 35 años, que llegó al país en 2017, huyó de la casa de un familiar lejano que la acogió, en Santa Elena, porque, asegura, intentó abusar sexualmente de ella. Por ahora, Karina y su hija, de 6 años, viven en un cuarto alquilado en el norte de Guayaquil.

“Yo soy enfermera. Me ha costado conseguir trabajo porque no tengo con quién dejar a mi hija”, cuenta.

En cambio, Eduardo migró primero a Perú y ahora trata de buscar mejores días en Ecuador para sus dos hijos y esposa -quienes aún están en el país del sur-, pues en Venezuela ya no cuentan con una casa. Él afirma que un colectivo chavista (agrupaciones que apoyan al régimen) se apropió de ese bien.

“Del consulado virtual me contestaron hace como dos semanas que ya habían asignado a una funcionaria y hasta el sol de hoy no me han dado cita”, dice. (I)

https://www.eluniverso.com/noticias/2021/02/03/nota/9612558/tramite-cubanos-venezolanos-naturalizacion-nacionalizarse