Inicio Redacción 15 años después de la dolarización en Ecuador

15 años después de la dolarización en Ecuador

72
0
Con más amigos que detractores, la dolarización cumple 15 años en Ecuador.

La dolarización como sistema monetario del Ecuador cumple 15 años, administrada por cuatro gobiernos y ocho en manos del actual, de Rafael Correa, opuesto al sistema, pero dispuesto a mantenerlo porque salir –ha dicho– sería “desastroso”.

 

La decisión, anunciada el 9 de enero del 2000 por el presidente Jamil Mahuad, divide hasta hoy a impulsores y detractores del esquema: los que consideran que era el mejor camino ante la crisis, y los que creen que nunca debió haberse adoptado porque significó perder la moneda y la capacidad de reaccionar a una crisis.

 

Sin embargo, ambos lados coinciden en que este 2015 el sistema tendrá su prueba de fuego, pues, después de 15 años de la imposición de la dolarización en nuestro país, este se enfrenta a un entorno adverso con la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar en el mercado mundial.

 

Para el experto económico, Walter Spurrier, la dolarización, implementada por Gustavo Noboa tras la caída de Mahuad, se dio como una respuesta a una depreciación incontrolable del sucre y a la espiral inflacionaria que estaba causando.

 

Para Alberto Acosta, exministro de Energía de este régimen y detractor del sistema, en el país no ha habido nunca hiperinflación, y aunque hubo propuestas concretas ante la crisis, se impuso la dolarización aprovechando una suerte de “entontecimiento generalizado de la sociedad” y la “incapacidad” del gobierno.

 

Según La Superintendencia de Bancos, quince años después, el sistema ha tenido efectos más positivos que negativos, a nivel macro e individual. La clase media, por ejemplo, ha podido planificar y adquirir deudas –que alcanza a pagar– para una vivienda o un auto. En el caso de vivienda, el nivel de morosidad en el sistema financiero bajó del 8% en el 2002 a 2% en el 2013.

 

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, agrega que pese a todos los factores contrarios al sistema, la dolarización se ha sostenido.

 

Los analistas ven en el Código Monetario y el dinero electrónico una eventual puerta de salida a la dolarización si el sistema se vuelve insostenible, pero coinciden en que por ahora no se han dado señales de querer usarlas.   (I)