Inicio Redacción Acercamiento entre Washington y La Habana genera reacciones a favor y en...

Acercamiento entre Washington y La Habana genera reacciones a favor y en contra

103
0
“Cuba es una dictadura con un récord desastroso de derechos humanos y ahora el presidente Obama ha premiado a los dictadores, dijo el exgobernador de la Florida, Jeb Bush.

Legisladores republicanos y demócratas mostraron su oposición al acercamiento diplomático entre EE.UU. y Cuba, al acusar a Obama de conceder “todo” al régimen castrista y advertir que el Congreso frenará cualquier esfuerzo por levantar el embargo económico.

Para el exgobernador de Florida, Jeb Bush, la noticia constituye el último “tropiezo” de la política exterior del presidente Obama y otra “extralimitación dramática” de su autoridad ejecutiva. Bush, celebró la liberación de Alan Gross, pero lamentó que EE.UU. decidiera liberar a los tres espías convictos.

“Cuba es una dictadura con un récord desastroso de derechos humanos y ahora el presidente Obama ha premiado a los dictadores. Deberíamos fomentar, en cambio, esfuerzos que realmente conduzcan a la democracia justa y legítima que eventualmente prevalecerá en Cuba”.

Ángel Desfana, presidente de una organización de exiliados cubanos en Miami llamada Plantados, opina que la negociación entre el gobierno cubano y el estadounidense pone en situación de debilidad a Estados Unidos, al ceder a un tipo de “chantaje” que puede repetirse “mañana o al año que viene” con otro estadounidense detenido ilegalmente en la isla.

El senador demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, consideró que el anuncio de un cambio de política con respecto a Cuba “es erróneo y no entiende la naturaleza del Régimen cubano, que ha ejercido su control autoritario sobre los cubanos durante 55 años”.

El senador Marco Rubio y los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, los tres son de origen cubano y miembros del Partido Republicano. Para Rubio “la decisión del Presidente de recompensar al régimen de Castro y empezar un camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba es inexplicable”. Este consideró que “el dramático cambio de política hacia Cuba es el último de una larga lista de intentos fallidos de Obama.

Por su parte, el papa Francisco quién cumplió 78 años, el 17 de diciembre, felicitó a los mandatarios de los dos países por su decisión, y el Vaticano informó que estaba listo para apoyar el fortalecimiento de sus relaciones.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró la decisión de EE.UU. y Cuba, y les ofreció ayuda para que ambos países desarrollen sus relaciones de buena vecindad.

La Unión Europea celebró este “histórico giro” en las relaciones de ambos países y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, expresó en un comunicado que “un nuevo muro comenzó a caer”.

El vicecanciller ruso, Sergei Ryabkov, dijo que la medida anunciada por EE.UU. va en la dirección correcta y que Moscú seguirá de cerca el proceso, según citó la agencia de noticias Interfax.

José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW), en un comunicado, dio la bienvenida a la decisión de Estados Unidos de reformar la política hacia Cuba.