Inicio Redacción Muere duquesa de Alba a los 88 años

Muere duquesa de Alba a los 88 años

5
0

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva o, como se le conoce, Cayetana de Alba, la persona que más títulos nobiliarios atesoraba en el mundo según el libro de Records Guinness, falleció este jueves a causa de una neumonía a los 88 años.

La duquesa murió en su residencia del Palacio de Dueñas, del siglo XV, en Sevilla, al sur del país. Los restos de Cayetana de Alba reposarán en la capilla de la popular hermandad católica de los Gitanos de Sevilla, de cuya imagen titular, Nuestro Padre Jesús de la Salud, era ferviente devota.

Su hijo mayor Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, de 66 años, será el decimonoveno duque de Alba y el encargado de perpetuar el legado de una de las familias de la nobleza europea con más patrimonio.

La duquesa de Alba presumió de ser una aristócrata que nadaba contra corriente en España. El estilo distendido de vida que eligió, sus tres matrimonios y el eco que siempre tuvo en la prensa del corazón rompieron ocho siglos y 17 generaciones de rigurosa discreción.

“Las locuras que de verdad he cometido y que no han tenido remedio, creo que me las voy a llevar conmigo”, dijo en la presentación de sus memorias “Lo que la vida me ha enseñado” en 2013.

“He cometido menos locuras por amor de las que había pensado cometer. Al final, casi siempre se ha impuesto la cordura y el peso de la Casa”.

La catorce veces Grande de España, era la jefa de la Casa de Alba y una destacada figura de la vida social pero, por encima de todo, un personaje único e irrepetible que no dejaba a nadie indiferente. Nació en un palacio, el de Liria en Madrid, pero siempre le gustó pisar la calle y desafiar los convencionalismos. Lo hizo hasta el final de sus días. Fue una mujer de rompe y rasga.

Junto a su esposo Alfonso Díez, la duquesa se dedicó a viajar, pero su salud comenzó pronto a resentirse. Cayetana, primero se rompió la pelvis y posteriormente el fémur en Roma. En sus últimas apariciones públicas, eran siempre en silla de ruedas.

Murió este jueves rodeada de los suyos, en compañía de su marido, Alfonso Diez.

“Aquí yace Cayetana, que vivió como sintió”. El Epitafio elegido por la misma Cayetana y con el cual quería ser recordada.

(I)