Inicio Destacadas Lavinia Valbonesi: “Soy una primera dama influencer y he logrado que la...

Lavinia Valbonesi: “Soy una primera dama influencer y he logrado que la gente me cuente su historia”

146
0

Es la primera dama influencer de Ecuador. En entrevista con PRIMICIAS, Lavinia Valbonesi habla sobre su proyecto para víctimas de violencia y pide a las mujeres no callar los abusos.

revista-la-verdad-ecuador-lavinia-valbonesi-soy-una-primera-dama-influencer-y-he-logrado-que-la-gente-me-cuente-su-historia
La primera dama de Ecuador, Lavinia Valbonesi, en entrevista con PRIMICIAS, Guayaquil, 4 de marzo de 2024.

En persona, Lavinia Valbonesi es mucho más alta y efusiva. Saluda con un abrazo y de entrada pide con una sonrisa que destaquen su proyecto de rescate para mujeres y niños en situación de violencia, el cual presenta este 8 de marzo, cuando se conmemora el Día Internacional de la Mujer.

Han sido días ajetreados para Valbonesi, una exmodelo de 25 años quien dio a luz a su segundo hijo, llamado Furio. Poco más de un mes después, voló a Washington en busca de apoyo y fondos para este proyecto social, que se prevé ejecutar en 14 meses y beneficiar a unas 80.000 mujeres.

Vestida de negro y gris, sutilmente arreglada y con poco maquillaje, la imagen de Valbonesi ha sido reconstruida y estilizada para ocupar su nuevo rol, del que afirma toma ventaja para hablar sobre la violencia de género.

Valbonesi concede su primera entrevista a PRIMICIAS desde su arribo a Carondelet, y lo hace cuando el presidente Daniel Noboa ha rebasado sus primeros 100 días de gobierno.

Ha sido calificada como un punto clave en el triunfo de Noboa en octubre de 2023, aunque ella lo niega. “Si bien no fui quien le ayudó a conseguir los votos y a ganar, estoy ahí para levantarlo cada día”, dice Valbonesi, desde su hogar en Guayaquil, en un exclusivo penthouse de un edificio frente al Malecón de la ciudad.

Ha mencionado que este proyecto social en el gobierno de Daniel Noboa nació de una anécdota, ¿qué pasó exactamente? 

Fue un tema que surgió en los recorridos de campaña, cuando hablaba con la gente y las mujeres. Ellas pedían mucho apoyo, porque mi esposo era el candidato y a mí, como esposa, me veían como el medio para difundir su esperanza.

La mayoría, por no decir casi todas, eran víctimas de algún tipo de violencia. Además de ello, contaban que sus hijos, niños o nietos fueron víctimas y no sabían cómo manejarlo.

¿Nada fue improvisado o en el camino? 

El proyecto surgió en base a la necesidad que fuimos viendo, porque cuando ya sabíamos que mi esposo tenía la posibilidad de ganar, comenzamos a decir en qué lo puedo apoyar.

Siempre supe que quería ser una primera dama activa y presente, pero debía ser una causa que me motive a levantarme todos días y trabajar. Les dije que quería trabajar en contra del abuso a mujeres y niños, y me dijeron que no podía, que no teníamos tiempo. Pero el tema es algo que me mueve.

¿Por qué la motiva? ¿Ha sido víctima de algún tipo de violencia o acoso? 

No creo que haya sido víctima de una forma directa, pero tengo muchas personas en mi entorno que han sido víctimas. Soy una persona muy empática, y siento cuando me cuentan algo.

Siento dolor, la ira, y la frustración; no porque no lo he sufrido (el abuso), no lo siento como si no fuera mío.

¿Qué busca Lavinia Valbonesi con este proyecto?

Creo que los abusos son el inicio de muchos de los problemas en nuestro país y en el mundo, como las drogas y la violencia. Es un círculo vicioso, y creo que puedo crear un gran impacto por el rol que tengo ahora.

Además de ser la primera dama joven del país, soy una primera dama influencer, y he logrado que mucha gente se abra y cuente su historia.

Quiero que se sientan seguros y no con culpa o juzgados, cuando la violencia está lastimosamente normalizada.

¿Está la primera dama gestando un ‘me too’ a la ecuatoriana?

Exactamente, y quiero recalcar que los abusos suceden en todas las clases sociales. Pasó con mi compañera de escuela, quien necesitaba mejorar calificaciones y me contó que su profesor de Biología le dijo un día ‘ven sube en el recreo para ver cómo te ayudo’, y la tocó por encima de la ropa.

Ella se fue y nunca habló del tema, pero no sabemos a cuántas más personas el profesor abusó.

¿Por qué las mujeres normalizan el abuso?

Estoy segura que normalizamos el abuso, lo digo por mi compañera, quien no le dio mayor atención.

Por eso, la primera fase del proyecto es la educación y prevención de esta situación de violencia.  Y también que aprendan a reaccionar como madres, porque en el momento en que un niño o joven se acerca a contarnos, no debemos sentirnos culpables.

¿Y la segunda fase del proyecto es el centro físico que inauguran este 8 de marzo?

Este 8 de marzo vamos a estar en el Centro Hogar de Nazareth (Guayaquil), con muchas mujeres víctimas de abuso, tanto jóvenes como adultas.

Vamos a entregarles tablets como la segunda fase del proyecto, porque el gobierno ya tiene centros de acogida, donde ofrecen asesoría jurídica y psicológica a las mujeres, y por cierta cantidad de tiempo, ellas se pueden quedar allí.

Pero, cuando se acaba el tiempo, si ellas no se sienten económicamente independientes, no pueden salir adelante solas y vuelven al círculo de violencia.

Vamos a equipar estos centros con tablets y recursos tecnológicos para que ellas reciban diferentes cursos, y al final cuando hayan cumplido su ciclo, con ayuda de Ministerios y la empresa privada, ubicarlas en puestos de trabajo.

¿Cuáles fueron los resultados puntuales de su viaje a Washington? 

Me reuní con la primera dama de EE.UU., Jill Biden, con quien conversamos del proyecto y dijo que le interesa presentarlo al resto de primeras damas del mundo, para ver dónde lo podemos implementar.

Con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), nos reunimos y nos ofrecieron recursos técnicos para avanzar y perfeccionar el proyecto.

La PADF (Fundacion Panamericana para el Desarrollo) y el Banco Mundial nos ofrecieron recursos técnicos no reembolsables, que es muy importante, porque sabemos que el gobierno de mi esposo recibió un país sin dinero.

Además, como saben, la primera dama no tiene un rol específico y su equipo no cuenta con recursos ni financiamiento del gobierno, y la ayuda recibida nos ayudará a seguir adelante.  Aún no podemos divulgar los montos, pero son recursos importantes.

Si el rol de la primera dama no está definido, ¿cómo ha gestionado las actividades hasta ahora? 

Primero que nada está el apoyo de mi esposo, quien me deja ir y preguntar a los diferentes Ministerios, y todos han estado dispuestos a apoyar.

Hasta ahora, todos los recursos han sido del bolsillo propio, y para el proyecto hay empresas privadas que nos han ofrecido su apoyo.

Valbonesi sobre el feminismo y la política

En este 8 de marzo, ¿cuál diría que es su referente de feminismo? 

Hay alguien a quien quiero como una mamá, no es mi madre de sangre, pero es un ejemplo de madre, amiga, mujer luchadora y una persona que ayuda a quien lo necesita.

Más que un referente del feminismo, es mi ejemplo de mujer luchadora y resiliente. Se llama Alicia, y merece todo su reconocimiento, porque por más que ella ha sufrido mucho, ha demostrado que se pudo levantar.

En el Día de la Mujer, persiste el cliché de regalar rosas y felicitar a las mujeres. ¿Qué opina de esto? 

Considero que cada persona tendrá sus razones para hacerlo, y respeto todas las posturas. Es indiferente para mí, si me felicitan o me regalan una flor.

Somos el sexo más delicado, pero no el más débil, porque somos capaces de hacer todo lo que nos comprometemos y el Día de la Mujer es un recordatorio de eso.

¿Cuál es el rol político de la primera dama en el gobierno de Noboa? 

Somos un equipo y nos complementamos. Él dice que tengo el rol más importante, porque lo levanto cuando está estresado.

Pero, ¿hay voces políticas que opinan lo contrario y sí ayudó a lograr parte de esos votos?

No lo sé, creo que la verdad fue mérito de su trabajo, preparación y capacidad.

https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/lavinia-valbonesi-abuso-dia-mujer-8m/