Inicio Destacadas Así es como González y Noboa ajustan su imagen para pelear 5,1...

Así es como González y Noboa ajustan su imagen para pelear 5,1 millones de votos

254
0

Luisa González y Daniel Noboa afinan su campaña de segunda vuelta y se preparan para el debate presidencial cara a cara. El objetivo es convencer a quienes no votaron por ellos.

Material de campaña de Luisa González y Daniel Noboa en la segunda vuelta.

Tras la primera semana de campaña oficial para la segunda vuelta presidencial, los candidatos Luisa González, de Revolución Ciudadana, y Daniel Noboa, de la alianza ADN, intentan mostrarse más cercanos a la población. Comparten la música que les gusta y aprovechan las redes sociales para impulsar sus mensajes.

Los eventos con la ciudadanía abren paso también a las reuniones con distintos sectores sociales. Mientras Noboa pone énfasis en los estudiantes universitarios, González aprovecha para tratar con asociaciones, federaciones y sindicatos.

Pero, a la vez, las campañas de ambos candidatos están marcadas por otros actores que los acompañan, sea de manera representativa o como portavoces de las propuestas que cada uno promete impulsar.

A continuación, PRIMICIAS recoge cómo se desarrolla la campaña de cada uno:

Luisa González

En el caso de Luisa González, de la Revolución Ciudadana, los temas más técnicos y políticos de la campaña los exponen el expresidente Rafael Correa y el excandidato presidencial Andrés Arauz.

La agenda mediática del exmandatario y su vocería en redes sociales parecen marcar el ritmo de la campaña correísta. Además, todos los asambleístas electos y las autoridades locales que pertenecen a la misma agrupación política ayudan a empujar la candidatura presidencial.

El aparataje de comunicación correísta está enfocado en mostrar la experiencia que tienen en la administración estatal, ignorando las críticas a lo que fue su década de gobierno.

Sin embargo, los 3,3 millones de votos que consiguió González en la primera vuelta, haciendo alusión al “resurgir de la Patria” están compuestos mayoritariamente del voto duro correísta. Se trata del electorado que está convencido y mantiene su fidelidad.

Y esto no es suficiente para alcanzar el sillón presidencial en la segunda vuelta. Por lo que la imagen de la campaña tuvo un giro. Ahora González intenta mostrarse más cercana a los votantes jóvenes, no solo con un cambio de postura y tipografía, sino también con el contenido que comparte y el mensaje que difunde.

Ahora, como eslogan electoral, apuesta “por el bien de todos”. La candidata habla de la necesidad de reconciliación y de cómo su experiencia al servicio de Rafael Correa puede ser útil en los 17 meses de gobierno que tendrá el vencedor.

Y, como la campaña de Daniel Noboa nunca se apalancó en ataques a sus contrincantes, ella personalmente no encabeza las críticas en su contra. Esa contienda la impulsan el resto de los actores a su alrededor, incluido el mismo Correa.

Incluso, con el debate presidencial por delante y el inicio oficial de la campaña, la candidata González prefirió no tener una agenda pública y viajar a México, para reunirse con el buró de la Revolución Ciudadana, del que buena parte está en el exilio, argumentando una persecución política en su contra.

El posicionamiento positivo de Noboa después del debate del 13 de agosto y su pase a segunda vuelta demostraron que la próxima revancha televisada puede inclinar la balanza entre los votantes indecisos.

Y hay 5,1 millones de electores que en la primera vuelta escogieron otras opciones, que no fueron los actuales candidatos.

Daniel Noboa

A diferencia de Luisa González, Daniel Noboa, de la alianza ADN (Pueblo, Igualdad y Democracia y el movimiento Mover), no tiene un aparataje partidista que impulse su candidatura y le ayude a posicionar y difundir sus mensajes.

Por lo que, en esta segunda vuelta, el candidato ha optado por apoyarse sin reservas en la imagen de su familia y los recuerdos políticos y jocosos de su padre, aunque la presencia de Álvaro Noboa como tal no ha tenido cabida.

Los pilares de la campaña de Noboa son ahora: su madre, Annabella Azín, su esposa, Lavinia Valbonesi, y su tía, Isabel Noboa. Ellas se han convertido en la imagen a proyectar durante esta parte de la contienda.

Su madre se encarga de impulsar el mensaje sobre la atención en salud, su esposa es el rostro de la nutrición infantil y su tía aparece en los mensajes sobre la educación financiera para los jóvenes. Así, Noboa apuntala su eslogan: “somos la nueva generación”.

Pero, además, Noboa explota las ventajas de su edad (35 años), para intentar conectar con los votantes millennials, que son el grupo más numeroso del padrón. Por eso sus redes están inundadas de reguetón y ‘playlists’ que comparte con sus seguidores.

Por eso, entre sus vídeos es fácil encontrar imágenes de Noboa cantando, bailando y tocando el bajo o la guitarra. Incluso se ha convertido en un personaje de cómic, en el que habla de sus propuestas bajo el título de ‘Noboa Power‘.

Pero, en esta ocasión, Noboa también apuesta por hablar de nuevas propuestas, como la seguridad, la vivienda, la salud y la educación. Inicialmente, el énfasis había estado en su propuesta de creación de empleo.

Incluso, una de sus últimas ofertas de campaña es modernizar y equipar a las fuerzas del orden para combatir la inseguridad. Lo hace en un video explicativo, al estilo ‘Jan Topic’, haciendo uso de imágenes que parecen sacadas de una película.

La principal diferencia en la campaña de Noboa, que ha marcado la contienda electoral, es que no ha puesto énfasis en su contrincante, en el correísmo o en cualquier otro actor político, pese a las críticas que hacen contra él.

Con tu tajante rechazo a la que denomina campaña sucia, Noboa apunta a retener los 2,3 millones de votos de la primera vuelta, así como a convencer a los 5,1 millones de ciudadanos que prefirieron otra alternativa.

https://www.primicias.ec/noticias/elecciones-presidenciales-2023/gonzalez-noboa-campana-votos-imagen/