Inicio Destacadas Crisis migratoria: más de 20.000 ecuatorianos cruzaron el Darién

Crisis migratoria: más de 20.000 ecuatorianos cruzaron el Darién

930
0

La migración irregular de ecuatorianos, que se aventuran por la peligrosa selva colombo panameña, se disparó entre enero de 2021 y octubre de 2022.

Miles de migrantes hacen fila el 14 de octubre de 2022, en el pueblo de Bajo Chiquito para ser enviados a una estación de recepción migratoria en Panamá, tras cruzar la selva del Darién.

La ola migratoria desde Ecuador, Venezuela, Haití, Cuba y otros países a raíz de la pandemia del Covid-19 ha reconfigurado el tráfico ilegal de migrantes.

Desde septiembre de 2021, países como México y Guatemala, empezaron a solicitar visa a los ecuatorianos para ingresar y transitar por sus territorios. Ambos países eran utilizados como rutas del tránsito irregular hacia Estados Unidos.

Esto llevó a las redes de traficantes de personas o ‘coyoteros’ a buscar nuevas rutas. Por ejemplo, a través de Colombia y Panamá, donde hay que atravesar a pie la peligrosa selva del Darién.

El Darién es una zona temida, de selva cerrada, difícil y hostil y con presencia de grupos criminales.

Cifras del Servicio Nacional de Migración de Panamá reflejan este fenómeno. Según sus estadísticas, en 2021 unos 331 ecuatorianos irregulares cruzaron por esa zona. Mientras que entre enero y noviembre de 2022 ese número se eleva a 21.535 personas.

En enero de 2021, el gobierno panameño rastreó a tres ecuatorianos cruzando por esa zona selvática hacia Estados Unidos. En octubre de 2022, el registro subió a 8.487 ecuatorianos.

La tragedia de una familia

Para finales de noviembre de 2022, cinco miembros de la familia guayaquileña Pincay Toaza emprendieron un viaje hacia Estados Unidos.

La ruta elegida por los ‘coyotes’ contratados por esta familia fue la selva del Darién.

Según la historia recogida por la ONG 1800-Migrante, los ecuatorianos lograron cruzar la frontera norte de Colombia. Pero al entrar a la zona selvática las cosas cambiaron.

Un mal cálculo hizo que la familia se quedara sin comida. Dos integrantes del grupo de migrantes contaron que estuvieron tres días sin probar bocado. Pero lograron llegar al último tramo, antes del punto fronterizo panameño conocido como Candil.

Allí debían cruzar un río y contrataron a lugareños para que los ayudaran. Tenían que hacerlo a bordo de una lancha pequeña y la regla era que primero cruzaran las mujeres y los niños. En la familia ecuatoriana había tres mujeres que se embarcaron en ese primer viaje.

En medio del río, el lanchero hizo una mala maniobra contra corriente y la embarcación se volteó. Todos los tripulantes desaparecieron. Aunque la mayoría de los migrantes fue rescatada, tres mujeres se ahogaron y dos siguen desparecidas.

Una de las víctimas mortales es Sonia Pincay Toaza. Su cuerpo fue recuperado y llevado a una morgue en Panamá.

Sonia tenía 52 años y era madre de cinco hijos. Según el reporte de la organización, luego de una colecta familiar para costear la repatriación, el 22 de diciembre de 2022 el cadáver estaba en tránsito hacia Ecuador.

Pero el drama de la familia guayaquileña no acaba ahí. Todavía buscan a dos de sus parientes, ambas mujeres.

Teresa Pincay Toaza y Yamileth Rodríguez Pincay, de 62 y 20 años respectivamente, son las dos ecuatorianas que siguen desaparecidas.

Por qué Panamá

Panamá es uno de los 156 países del mundo que no pide visa a ecuatorianos. Por esta razón, los migrantes pueden ingresar a ese país por cualquiera de sus fronteras y seguir su camino hacia Estados Unidos.

Solo si una persona necesita permanecer en Panamá más de 90 días, debe tramitar un permiso especial ante los servicios migratorios panameños.

Sin embargo, los datos migratorios de Ecuador muestran que los ecuatorianos que están usando la selva del Darién como ruta de tránsito no llegan a Panamá a través de fronteras legales: cruzan a través de pasos irregulares y no registran su salida.

Los datos migratorios ecuatorianos muestran también que la ruta por Nicaragua todavía sigue siendo utilizada. Incluso se incrementó en septiembre y octubre de 2022.

En estos dos meses, 9.536 ecuatorianos viajaron a ese país y solo volvieron 105. Hay una diferencia de 9.431 migrantes que se quedaron en Nicaragua o siguieron en tránsito hacia el norte de América.

Entrega a cambio de regularización

Los miles de migrantes de Ecuador, Colombia, Cuba, Venezuela, Haiti, Nicaragua y otros países que buscan llegar a Estados Unidos, conformaron lo que se denominaron caravanas.

Se trata de grandes grupos de caminantes que intentan evitar los controles mexicanos, el último escollo antes de llegar a la frontera con Estados Unidos.

Pero el incremento de controles de las autoridades migratorias mexicanas ha obligado a las caravanas a cambiar de metodología.

El 20 de diciembre de 2022, la agencia EFE reportó que cientos de migrantes decidieron entregarse voluntariamente ante un operativo del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional, en la frontera sur de México.

Este filtro lo hicieron las autoridades mexicanas en el parque central Miguel Hidalgo, de la ciudad de Tapachula, para evitar que más migrantes salgan en caravana con rumbo a los Estados Unidos.

Las autoridades les ofrecieron llevarlos a la Estación Migratoria Siglo XXI, en donde les extendieron un permiso de 30 días para estar en territorio mexicano.

A diferencia de otras ocasiones, en las que los agentes llegaban y los perseguían, los propios migrantes subieron de manera masiva a las unidades, con el afán de poder estar de forma legal en México mientras avanzan hacia Estados Unidos.

Ese permiso u oficio de salida les permite acudir al centro de atención provisional y permanecer legalmente durante 30 días en el estado de Chiapas, al sur de México.

https://www.primicias.ec/noticias/en-exclusiva/crisis-migratoria-ecuatorianos-selva-darien/