Inicio Economía La crisis naviera global deja al comercio navideño a la deriva

La crisis naviera global deja al comercio navideño a la deriva

394
0

Una vacunación masiva que lleva implícita la esperanza de una reactivación económica era la carta que se jugaba el comercio para    apuntalar sus ventas en la próxima Navidad; no obstante, la crisis naviera global que ha retrasado y modificado el abastecimiento de productos viene trastocando sus planes, dejando a la deriva los resultados en un mercado donde, por esta causa, se espera tener productos hasta un 70 % más caros. 

En almacenes como Juguetón recurren a las ofertas para agotar el stock.

La escasez de contenedores, como consecuencia del despertar de la demanda de transporte tras una pandemia mundial, ha llevado a quintuplicar los precios de los fletes y con ello a limitar la compra de insumos y productos terminados que por esta época realiza la industria y el comercio en general.

En Estuardo Sánchez, una de las mayores importadoras del país, se prevé que la temporada navideña empezará sin la oferta esperada. Con miras de ganarle al tiempo, la semana pasada las perchas de sus locales empezaron a surtirse con la oferta de diciembre; no obstante, Roberto Bigalli, su gerente general, reconoce que lo que ha empezado a exhibirse no representa ni el 15% de la oferta total que han logrado tener en    otros años. “Antes de agosto, incluso, nosotros llegábamos a tener por lo menos el 80 % del abastecimiento normal, pero la falta de contenedores y espacio es lo que tiene convulsionado al mercado”, dice.

La dificultad para transportar y traer productos ha ocasionado un incremento exagerado del precio de los fletes. En algunos casos, dice Bigalli,    estos han llegado a elevarse de $2.500 promedio hasta los $ 16.000,    encareciendo el poco producto que logra embarcarse. “El impacto varía según la categoría del producto… no es lo mismo traer un contenedor de calzado que un contenedor de juguetes. Sin embargo, con estos incrementos que se ven podríamos decir que hay productos que podrían estar incrementando desde un 20% hasta un 70% sus costos”.

No es una advertencia aislada, es lo que se percibe desde ya en todo el mercado a tres meses y más que llegue la Navidad. Lo reconoce también Roberto Salazar, gerente Corporativo de Corporación Favorita, quien aclara que, aunque muchos negocios se esfuercen en bajar su margen de ganancia para motivar las compras, la estrategia, en muchos casos, será insostenible y el incremento de precios inevitable.

Abastecerse de juguetes con una limitada industria local, tampoco es una salida suficiente, añade Salazar, pues las condiciones del mercado han hecho que las fábricas este año produzcan menos de lo esperado.

Y ese es el caso de Pica, la mayor juguetera nacional, que  en este 2021, por la crisis naviera y el aún alicaído consumo de hogares, decidió producir un 15 % menos. María Laura Uvidia, jefa de Mercadeo, sostiene que de los 100 ítems    que actualmente distribuyen en todo el mercado, al menos 15 son 100% importados, los mismos que se prevé tendrán un incremento de hasta el 13%. “Estamos hablando de patines, scooters, guitarras, pianos. En otros, el alza será menor porque quizás lo importado solo sea su accesorio”.

Pero en un mercado donde la demanda sigue sin reactivarse, ningún negocio    puede darse el lujo de elevar tanto los precios. Esta crisis, dice, no solo los ha llevado a guardar un equilibrio, sino a reinventar su oferta para con ello ir contra corriente y bajar los costos finales de producción en aquella oferta donde tradicionalmente tienen mayor éxito. La Travelina este año seguirá siendo la apuesta. Con un empaque más pequeño y optimizando accesorios, será lanzada a finales de este mes a un costo de  $ 40, $ 5 menos que el 2019.

Las estrategias han sido claves, Estuardo Sánchez, ante el alza de precios, ha preferido abastecerse con mercadería de hogar y juguetes que no solo sea más accesible, sino que tenga un uso perenne. “Lo que estamos tratando de hacer es complementar la oferta con productos con características de la Navidad, sí, pero que pasada la fecha puedan seguir sirviendo o puedan usarse durante todo el año. Con eso podríamos sustituir aquellas pérdidas que podríamos tener por el producto navideño persé”.

Facilitar la compra también ha sido necesario. Este año, por primera vez, dice Bigalli, los locales darán crédito directo a sus clientes. Los pagos con tarjetas de crédito, a plazos y sin intereses, también serán otras alternativas de pago.

https://www.expreso.ec/actualidad/economia/crisis-naviera-global-deja-comercio-navideno-deriva-112616.html