Inicio Economía La verdadera defensa de la dolarización

La verdadera defensa de la dolarización

371
0

Hay un tercer intento del actual gobierno por procurar que la Ley de defensa de la dolarización se apruebe en la Asamblea. Su idea principal es dotarle de independencia al BCE; sin embargo, si esta ley es aprobada – lo cual es poco probable dado que tenemos la peor Asamblea de todo el período democrático- no debemos ser ingenuos y suponer que el populismo económico del candidato correísta, en caso gane las elecciones, vaya a acatarla; con seguridad invocarán alguna argucia constitucional a la que están acostumbrados a recurrir para justificar un nuevo asalto a la institucionalidad del país.

La verdadera defensa de la dolarización

La crítica situación fiscal del Estado sumado a sus ofrecimientos electorales nos hacen prever que nuestro sistema monetario estaría en serio riesgo de terminarse. Este candidato anunció que tomará las reservas del BCE, propiedad de los depositantes privados de la banca, cooperativas, el IESS, los GAD, etc., para incrementar el gasto social. Esta inyección de recursos tendrá serios efectos, entre ellos, un incremento de la masa monetaria que estimulará el consumo sobre una inalterada capacidad productiva que se diluirá en pocas semanas, con un probable incremento de la inflación, pues hay una mayor cantidad de dinero que va por una misma cantidad de producción, la misma que se absorbe a través de un incremento en los precios.

El BCE sin reservas debilita la cobertura de sus pasivos y erosiona seriamente la confianza en el sistema financiero. Un efecto más pernicioso será la emisión inorgánica de “dinero electrónico” para cubrir este gasto no presupuestado, configurándose así un medio de pago adicional al dólar, que seguidamente empezará a transarse a un menor precio, por la desconfianza de los agentes económicos en una moneda paralela sin respaldo productivo, estableciendo de esta forma una devaluación de hecho y el inicio de la desdolarización en el país.

Los dólares verdaderos pugnarán por salir del sistema financiero y el Gobierno adoptará medidas de control como subir el impuesto a salida de divisas y terminará en un congelamiento de las cuentas corrientes y de ahorro. Se verá forzado a emitir cada vez más dinero inorgánico y así ingresaremos en una espiral inflacionaria que nos llevará indefectiblemente a la pulverización del poder adquisitivo de los salarios (en Venezuela se requiere un millón de bolívares – soberanos por supuesto -para adquirir un pan).

Bajo el riesgo de haber simplificado el escenario descrito el riesgo es real, más aún cuando en estos días ha sido noticia que el candidato del correísmo demuestra el irrespeto y abuso a las instituciones al revelarse que fue funcionario del BCE por 12 años, permaneció 10 con licencia sin sueldo y es “despedido” bajo la figura de compra de renuncia. Queda claro cuál es la verdadera defensa de la dolarización. (O)

https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/15/la-verdadera-defensa-de-la-dolarizacion