Inicio Sociedad Jubilous3D utiliza tecnología de punta al servicio de la comunidad

Jubilous3D utiliza tecnología de punta al servicio de la comunidad

94
0

El 2 de noviembre de 2019 José Cajamarca, actual beneficiario del proyecto Jubilous3D, se vio al borde de la muerte, cuando una jauría de perros de raza pitbull lo atacaron en el sur de Quito.

Jubilous3D utiliza tecnología de punta al servicio de la comunidad

“Era un cuarto para la una cuando iba caminando con una funda con alimentos, y de pronto siento que me muerde un perro la pierna derecha y lo pateo. Eso fue fatal. En total eran cinco perros”, relata apenas dos meses después del suceso.

Desde el tercer piso, una vecina vio lo que sucedía y bajó a echarle agua a los animales para espantarlos, mientras José se desangraba en el piso. En este punto ya había perdido sus orejas y había recibido mordidas en su rostro y piernas.

Desde entonces siente en sus tímpanos los sonidos más agudos y se ve precisado a cubrirse para evitar el malestar. Por su parte, Anita Calderón, su esposa, encontró una posibilidad cuando su hermano le avisó que podían ayudar a su esposo en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

Jubilous3D, proyecto innovador

Alberto Larrea es el coordinador de Jubilous3D que es autofinanciado y espera la colaboración de empresas públicas y privadas.

El proyecto es una alternativa para aquellas personas que han perdido un miembro por enfermedad o accidente y aquellas que nacieron con agenesia congénita de extremidades.

Larrea señala que, según estadísticas oficiales, unas 250.000 personas en el país necesitan de exoprótesis para satisfacer sus requerimientos individuales.

En el caso de las orejas que han diseñado para Don José, dice Larrea, “no solamente son estéticas, sino que son funcionales porque están diseñadas de forma casi perfectas para que el sonido pueda entrar de mejor manera”. Lo que buscan -agrega- no es que se vean bonitas, sino que tengan una funcionalidad y se conviertan en una herramienta.

El proyecto había sido conceptualizado dos años atrás, pero inició en febrero de 2019. Lo primero fue evaluar los diseños y el material a utilizar.

Por su parte, Larrea explica que los equipos tecnológicos con los que se trabajan son de alta gama probados en el laboratorio del Centro de Estudios Aplicados en Química (Cesaq).

Para el diseño e impresión de las exoprótesis el proyecto utiliza impresoras y escáneres en 3D. A futuro la idea es crecer y comenzar la impresión de huesos para implantes en el país.

Uno de los primeros beneficiarios es Isaac, un niño de Quito, quien recibió una herramienta externa producida en Jubilous3D para manejar su bicicleta. Esto debido a que nació con agenesia congénita en la extremidad superior izquierda.

David Romero, director técnico e investigador del Centro de Estudios Aplicados en Química (Cesaq), de la PUCE, indicó que valoró la inserción en el proyecto tras conocer su componente social. Ellos analizan la resistencia y el grado de toxicidad de los materiales utilizados en las exoprótesis.

Romero explica que realizan un sinnúmero de pruebas para evaluar los tóxicos derivados de los polímeros, porque las estructuras de cadenas de carbono bastante largas suelen tener deterioros, fraccionamiento y desprender sustancias pequeñas y volátiles, que pueden entrar en contacto con la persona o ser absorbidas por la piel.

Vínculo con la comunidad

La comunicadora del proyecto, Verónica Restrepo Rojas, resalta que una de las premisas de esta labor es precisamente el vínculo con la comunidad y remarca el plus con respecto a otras iniciativas que puedan existir.

“El proyecto es integral porque tiene un componente de investigación, servicio y ayuda social y aparte el seguimiento y acompañamiento psicológico a los beneficiarios”, precisa.

Larrea resalta el capital humano y la formación de quienes están en el proyecto. Los receptores tienen el compromiso de la corresponsabilidad y para ello deben cuidar de la exoprótesis y seguir las indicaciones en cuanto a su uso.

Parte del proceso es evaluar la situación económica del beneficiario para que con ello se pueda financiar a quien más lo necesite. Entre los beneficiarios de Jubilous3D está un joven que perdió una parte de su rostro a quien el proyecto diseñará una prótesis facial.

Por lo pronto, José Cajamarca aguarda impaciente por su prótesis facial. “Tengo una alegría que no se pueden imaginar”, asegura emocionado, mientras su esposa lo mira esperanzada en un nuevo comienzo.

https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/jubilous3d-tecnologia-comunidad