Inicio Economía Un ‘gigante’ atraco petrolero de $ 5.000 millones

Un ‘gigante’ atraco petrolero de $ 5.000 millones

271
0

Cuando en el 2009 el expresidente Rafael Correa comenzó a hipotecar 1.325 millones de barriles de crudo ecuatoriano, a cambio de – en 8 años- recibir más de $ 18.000 millones en créditos con China, creyó que ese país “hacía lo correcto al colocar sus recursos en el desarrollo de proyectos en Ecuador”. Lo primero no suena tan desatinado, en efecto, la negociación resultó ser un festín para las petroleras asiáticas    que no solo compraron el crudo a bajo precio sino que se beneficiaron de la jugosa pero ilegal reventa; pero lo segundo, el tal progreso, nunca se dio. Todo lo contrario, hoy se conoce que dicha política hidrocarburífera, en torno a la comercialización de petróleo que buscaba ponerle fin a la intermediación, dejó un perjuicio fiscal que asciende a los $4.771 millones.

Los contratos de preventa están envueltos en medio de denuncias del pago de millonarios sobornos.

La cifra surge de un cálculo oficial hecho por la misma Petroecuador, en el marco de una investigación legislativa que inició hace 10 meses y que se plasma en un informe de 227 páginas que este miércoles llegará a la mesa de Fiscalización y Control Político de la Asamblea Nacional. El fin es conocer detalles de la trama y hallar sanción. Aquí una guía para desenredar y entender el caso.

  • UN MAL REMEDIO

1.El cambio de la política petrolera surge en un contexto de reclamos del gobierno correísta por las altas ganancias que históricamente se llevaban “las mafias intermediarias” que participaban en la comercialización del crudo. Bajo ese argumento, el país reorientó su política petrolera, a través de acuerdos directos: de gobierno a gobierno que fueron ejecutados vía alianzas estratégicas, que eliminaba las conocidas licitaciones y ofrecían beneficios mutuos.

  • EL TRUEQUE

Según recoge el informe legislativo, al que EXPRESO tuvo acceso, bajo ese esquema Ecuador recibió entre los años 2009 y 2016, créditos por $ 18.470 millones (con intereses de hasta el 7,37%)    a cambio de ofrecer su petróleo como forma de pago y garantía. Fueron trece contratos comerciales, donde se comprometió -hasta 2024- la entrega de 1.325 millones de barriles de crudo a las empresas asiáticas Petrochina International Company Limited, Unipec Asia Co Limited y PTT International Trading Pte. Ltd.

  • UN ROBO GIGANTE

Pero el volumen acordado da cuenta que se comprometió cinco veces más petróleo de lo requerido para cubrir la deuda de $ 18.000 millones. El problema está en que el precio del crudo entregado fue calculado por debajo de lo que se ofrecía en el mercado. La petrolera ecuatoriana estimó, al comparar los diferenciales del año 2021, de los contratos a largo plazo y las ventas Spot, un perjuicio de $    3,69  por barril para crudo Oriente y $ 3,61    por barril para crudo Napo, un diferencial que deja una pérdida fiscal de $ 4.771’612.800.

  • VIOLACIÓN DEL ACUERDO

Pero no solo que el crudo ecuatoriano llegó a cotizarse a menor valor, sino que llegó a ser la joya que dejaría    a las empresas chinas    y bancos europeos cuantiosas ganancias,    pues tal intermediación que se buscó evitar, nunca se dio. El acuerdo de Alianzas Estratégicas, cita el informe, obligaba a China, a recibir y transportar el crudo ecuatoriano a sus refinerías, pero eso se incumplió. El recurso fue puesto a manos de la multinacional de capital ruso, Gunvor, hoy investigada en Estados Unidos, pues esta firma se asoció e hizo acuerdos con ING, sucursal Ginebra, Natixis de París, Credit Agricole de Suiza y Société Générale de Francia. El fin: revender el crudo. Si se toma en cuenta los 1.174 millones de barriles entregados por un costo mínimo de $ 50 el barril, se tiene como resultado que Ecuador puso en manos de las empresas asiáticas y sus intermediarias un negocio que generó más de $ 58.700 millones, una cifra que cubre más del 50 % de la deuda.

  • EL CONTROL

En este caso, la Contraloría General del Estado ya ha emitido    $ 174,7 millones en glosas en contra de exfuncionarios de Petroecuador y las compañías asiáticas y tres informes con indicios de responsabilidad penal, por entregar el crudo a precios por debajo de la cotización de mercado y firmar los contratos sin sustentos en informes técnicos. En el informe general DNA6-0012-2017, la Contraloría observó, por ejemplo, que el libre destino del crudo concedido bajo contrato a Unipec, fue entregado a 12 países diferentes como Chile, Panamá y la Costa Oeste de Estados Unidos. Petroecuador no verificó que el destino de los embarques negociados fuesen las refinerías estatales, “inobservando el procedimiento    de comercialización internacional”.

El informe que será puesto hoy a conocimiento de los asambleístas, explicó ayer el legislador Fernando Villavicencio, cuenta con cerca de 20.000 documentos de respaldo. Como prueba contundente, asegura, está un expediente de la Corte de Justicia de Nueva York    que, en abril de 2021, acoge la declaración de un exempleado de Gunvor, Raymond Kohut,    donde admite públicamente   que pagó sobornos y comisiones por al menos $ 70 millones a funcionarios y lobistas ecuatorianos para que empresas asiáticas se adjudiquen contratos de compraventa de crudo en Petroecuador en condiciones muy favorables.

Entre esos documentos, añade el asambleísta, también están los convenios, los contratos comerciales suscritos, los registros de embarque entregados de Petroecaudor y PetroPerú, que confirman que el petróleo fue entregado por Ecuador a precios inferiores del mercado. Hoy que ya no están bajo reserva, el pleno de la comisión podrá    analizarlos para observar el informe, negarlo o aprobarlo. De ser rechazado, Villavicencio menciona que igual hará remitir la documentación a la Fiscalía General y a la justicia de varios países como Estados Unidos, Perú y China. El objetivo es que se investigue y se sancione a los responsables.

https://www.expreso.ec/actualidad/economia/gigante-atraco-petrolero-5-000-millones-124486.html