Inicio Sociedad “El puente Santay es un obstáculo para las naves”

“El puente Santay es un obstáculo para las naves”

199
0

Por cuarta vez el puente peatonal que une a Guayaquil con la isla Santay fue impactado por una embarcación. Esta vez el accidente fue del Buque de la Armada de Brasil, Cisne Branco, que ayer alrededor de las 12:30 se chocó contra la estructura.

Momento en el que la embarcación fue remolcada por segunda vez. En la primera el remolque se viró y el velero se fue contra el puente peatonal a Santay.

No es la primera vez que ocurre esto, el primero pasó en el 2017 y dos veces más ocurrió en el 2018, tal como lo publicó Diario EXPRESO en su momento.

Pero no solo ocurrió que la nave se impactó contra el puente, sino que el remolque que sacaba a la embarcación se viró.

Sobre el suceso de ayer con el buque brasileño, se indicó que hubo dos errores: “primero, el práctico no tomó en cuenta la fuerza de la corriente; y dos, el remolque fue muy pequeño en comparación con el volumen del buque que debía arrastrar y por eso se viró”, explicó a EXPRESO César Viteri, sargento primero de la Armada Nacional, en servicio pasivo.

Viteri agregó que los buques navegan por la fuerza del viento y que cuando ingresan a un puerto quedan al mando de un práctico (el que asesora al capitán de una nave en intenso tráfico o canales angostos) que debe indicar cómo usar la máquina para que la nave se acodere o para que salga desde el muelle. Pero, conforme a los datos preliminares de la Dirección Nacional de los Espacios Acuáticos (Dirnea), ahora el motor falló.

Según informó la Armada al cierre de esta edición, los detalles del accidente los darían a conocer la noche de ayer.

Entre tanto, el capitán de Puerto de Guayaquil, Danilo Espinoza, manifestó que se coordinó con las debidas instituciones el apoyo para el buque brasileño. Además, hubo que organizar la acción con los buzos de la Infantería de Marina para reflotar el remolcador Altar.

Por su parte, el jefe del División Fluvial, del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, el mayor Jaime Roditti, indicó que producto del accidente no había heridos ni muertes.

Este nuevo accidente sacó una vez más el cuestionamiento de la ubicación del puente sobre el río Guayas, que según han indicado prácticos como José Segovia, no está correctamente ubicado. Y junto a otros expertos ha señalado, en varias entrevistas, que es un obstáculo para las naves.

La primera vez que una nave se fue contra la estructura fue en 2017 y por coincidencia también fue en octubre, esa vez hubo daños en el puente y personas que se quedaron del lado de la isla.

El puente que es visto como un enemigo para la navegación, como lo ha dicho en repetidas ocasiones Segovia, tiene 860 metros de longitud, está ubicado a la altura de las calles El Oro y la Ría, en el sur de la ciudad. Fue inaugurado en junio de 2014. El costo invertido en la edificación del puente fue de 15’668.625,96 dólares, según lo indicaron las autoridades en esa fecha.

En las otras tres veces los informes periodísticos indican que el choque fue por la fuerza de la corriente, aunque las otras veces ha sido de embarcaciones que han estado abandonadas.

En las páginas de este Diario también están registrados los cuestionamientos que se han hecho a este puente. En 2019 el investigador de los astilleros y presidente de la Fundación Bienvenido Guayaquil, Fernando Mancero, dijo que la navegabilidad de la ciudad estaba clausurada por esa estructura.

De hecho, hasta se ha planteado que el puente sea sacado de allí, pero se requiere un estudio por el impacto que ello también provocaría a los habitantes de la isla Santay, quienes antes de la pandemia de la COVID-19 vivían del gasto que hacían los turistas que llegaban hasta el lugar. En tal caso, se espera que las autoridades decidan dejar o sacar el puente.

https://www.expreso.ec/guayaquil/puente-santay-obstaculo-naves-113929.html