Inicio Sociedad Ñanda Mañachi lleva décadas rescatando la música andina

Ñanda Mañachi lleva décadas rescatando la música andina

143
0

El recuerdo de Alfonso Cachiguango está latente.  Solo han pasado 10 días desde su deceso y la tristeza  por la repentina partida de quien fue una institución musical, embarga al sector cultural.

Ñanda Mañachi lleva décadas rescatando la música andina

Cachiguango murió el domingo 21 de junio, a los 64 años de edad. Padecía de diabetes y otras dolencias.

Pero su legado perdura y la agrupación Ñanda Mañachi, creada por el artista, se apresta a conmemorar otro aniversario de fundación.

Ñanda Mañachi en kichwa significa “Préstame el camino”. Durante estas cerca de cinco décadas han caminado al compás de sus composiciones desde la comunidad de Peguche, en la provincia de Imbabura.

José Luis Pichamba, músico del grupo desde sus inicios y actual director de Ñanda Mañachi, recuerda que antaño su actividad principal era la agricultura.

En tiempos difíciles de sequía en los campos, el tejido y la artesanía era su segunda forma de sobrevivir.

“La música es una herencia de nuestros abuelos y nosotros la enseñamos a nuestros hijos. Nunca fue nuestra idea vivir de ella, pero el tiempo permitió por medio de la música,  conocer otros mundos y relacionarnos”, expresa José.

Los inicios del grupo están vinculados al etnomusicólogo francés Chopin Thermes, quien arribó al país en 1971 en la época del Inti Raymi.

Thermes se encargó de   reunir a músicos de las comunidades para explorar ritmos. En 1973 contrajo matrimonio con Hermelinda Males, quien era integrante del grupo de danza india “Muyacán”, pero ella falleció en 1976 al dar a luz a su hija Sayana.

La causa de su muerte fue septicemia, derivada de una operación por cesárea. A partir de esto, el proyecto Ñanda Mañachi toma impulso para la grabación del primer disco Ñanda Mañachi I, en memoria de Hermelinda.

Este primer LP fue lanzado en 1977 con 2.500 ejemplares editados tras cuatro años de trabajo. El segundo disco, Ñanda Mañachi 2, se publicó en 1979 con 3.000 ejemplares.

En 1980 lanzan Ñanda Mañachi 3, con un tiraje de 4.000 ejemplares. Y de 1979 hasta 1981 se produjo un disco cada año.

Los trabajos fueron producidos bajo el sello discográfico “Llaquiclla’, que significa alegre y triste a la vez, señala un trabajo de investigación sobre este grupo efectuado por Zoila Gallegos para la Universidad Politécnica Salesiana sede Quito.

El último trabajo discográfico titulado La Persistencia de los Sueños, se grabó en el 2002. Ahora uno de los proyectos de Ñanda Mañachi, conformada por 12 artistas, es grabar un nuevo CD.

El éxito ha llevado a la agrupación musical a recibir reconocimientos y a realizar presentaciones en Ecuador, Latinoamérica y Europa. (I)

Se han apoyado en las redes sociales durante la pandemia

La agrupación lanzó en febrero pasado la agenda “Rumbo al Cincuentenario” para la celebración de su aniversario.

Actualmente Ñanda Mañachi ha optado por compartir su música en las redes sociales, en el contexto de la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno por la pandemia.

“No podemos salir pero estamos haciendo música, lo que nos gusta”, señala José Luis Pichamba, de 62 años, quien además tiene un taller de instrumentos andinos llamado Ñanda Mañachi.

Tiene 47 años fabricando instrumentos musicales, una pasión que inició desde los 12 años. En el camino ha perfeccionado técnicas, con las que ha hecho instrumentos de Ecuador, Perú y Bolivia.

Para los pobladores andinos, la música es un elemento de resistencia que ha permitido a las culturas dominadas generar manifestaciones de independencia frente a la cultura dominante, de ahí que las culturas tradicionales encontraron en ella la forma para preservar su universo cultural y simbólico. (I)

 

https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/10/nanda-manachi-decadas-rescatando-musica-andina