Inicio Economía Plátano, alimento “estrella” en la Costa durante la pandemia COVID-19

Plátano, alimento “estrella” en la Costa durante la pandemia COVID-19

284
0

Desde pequeñas las hermanas Melissa y Michelle Ponce acudían a la finca de sus familiares en El Carmen, Manabí. Ahí veían como cosechaban y procesaban el plátano también conocido como verde hasta llegar a degustarlo.

Plátano, alimento “estrella” en la Costa durante la pandemia COVID-19

Melissa cuenta que nunca faltó el plátano, sea como chifles, tortillas, bolones. “Cuando voy a la finca un desayuno cotidiano es sal prieta con verde asado”, menciona.

Y es que el plátano, desde que arrancó la cuarentena, se ha convertido en un producto apetecido sobre todo en la costa ecuatoriana, al punto de ser intercambiado con pescado como lo hizo el productor de plátano Fabián Espinoza en Manta. Dice que ante la alta producción se buscó estos mecanismos para que todos se beneficien en la pandemia.

Pero el plátano también se transformó en un indicador para nuevos negocios. Por eso, ante la necesidad del ciudadano de tener sus alimentos en casa nació Plátano To Go y Hepa, dos emprendimientos guayaquileños.

El primero pertenece a las hermanas Melissa y Michelle. Ellas aprovecharon las redes sociales para impulsar la idea y hoy llegan hasta vía a la Costa y Samborondón ofreciendo servicio a domicilio de plátano, queso, sal prieta, panes de yuca, tortillas de maíz y demás.

“Creo que las personas buscan el plátano por la variedad de platillos que pueden hacer”, dice Melissa.

Henry Palacios es propietario de Hepa y este emprendimiento inició con la venta de cajas de verde y ahora hasta ofrecen bolones, cazuelas, corviches, chifles, empanadas, entre otros. Su público es netamente de redes sociales.

“Nació porque una amiga de mi esposa pidió que le vendan una caja de verde y se crearon redes de amigos, vecinos y hasta que comencé a preparar tortillas en mi casa”, dice.

Palacios tiene una finca en Cerecita, allí emplea a 25 personas para mantenimiento, cosecha y otras actividades. En Guayaquil, trabaja con dos personas más para la elaboración de los productos. Espera que la ciudad cambie a semáforo verde para tener su primer local.

Según Luis Góngora, presidente de la Federación Nacional de Productores de Plátanos en el Ecuador, la demanda del plátano creció considerablemente durante la pandemia.

El barraganete es el tipo de plátano que más se produce y consume en el país. Con este se hacen bolones, chifles y demás. Foto: Cortesía Hepa.

Cuenta que quince días antes del COVID-19 exportaban 80 contenedores por semana y hoy llegan a 160 y hasta 180. Dice que la pandemia los ayudó. “Tenemos una excelente producción y durante la cuarentena el sector no paró y seguimos trabajando”, indica.

Cada semana exportan distintos tipos de plátano: barraganete, hartón, hartón dominico. El 90 % es de barraganete tanto a nivel nacional como internacional.

Por ejemplo, a Estados Unidos antes se exportaba 60 contenedores y ahora más de 100; Chile de 4 a 6 contenedores pasó a 20. Góngora espera que se normalicen los mercados europeos y llegar a los asiáticos como Japón y China.

A nivel nacional, el mayor consumidor sigue siendo la provincia del Guayas con el plátano barraganete, aunque hay un fuerte mercado en Santo Domingo de los Tsáchilas, según la Federación. Por ejemplo, en Guayaquil está dirigido a empresas que elaboran productos a base de este alimento.

La producción de este plátano viene desde las tierras del cantón El Carmen, en Manabí y son 2200 productores que pertenecen a la Federación como Espinoza, quien es propietario de la finca San Luis.

“En este tiempo hubo una producción elevada, donamos a provincias de la Sierra y Costa. Si no fuera por el plátano, no hubiésemos tenido ingresos”, menciona.

En cambio, para el comerciante Adolfo Mosquera el virus le significó una caída en sus ingresos. Dice que a pesar de eso ha podido mantenerse. “En agosto y septiembre habrá más demanda”, aspira.

Sin embargo, cree que el COVID-19 transformó al verde en un alimento de primera necesidad y con esto concuerda Góndora. “No necesita refrigeración, se lo puede comer verde o maduro, se puede elaborar como 60 platos: empanadas, corviches, bollos, menestra, colada”, dice.

Tipos:

En el país existe una variedad de plátanos: La planta del Curare Enano en su primer año tiene una altura de 2,5 metros y al tercero de 3 metros. Cuerto (macho, hartón) llega a 4,45 metros de largo. El plátano Hawaiano llega a 4 metros. Dominico de 3 a 4 metros. El barraganete tiene una cáscara gruesa y puede llegar hasta 7 metros de altura.

Propiedades:

El plátano o también conocido como verde tiene cinco propiedades. Con el almidón se recubre la pared del estómago evitando la gastritis y reduciendo el colesterol. La fibra de este alimento es buena para la digestión y sensación de llenura. También contiene potasio que ayuda a reducir el sodio en la sangre. Tiene vitamina B6, usada para la prevención y el tratamiento de los niveles bajos de piridoxina (deficiencia de piridoxina) y la anemia que puede resultar a causa de esta deficiencia. El plátano es considerado un antioxidante natural.

Donaciones:

La pandemia del COVID-19 generó solidaridad y el plátano fue el alimento que ayudó a muchos que, durante la cuarentena, no tenían los mecanismos para sobrellevar la situación. Fueron 550 toneladas de plátano que se donó a distintos cantones de la provincia de Manabí y en ciudades como Guayaquil, Quito, Riobamba, Ambato y otras, según la Federación Nacional de Productores de Plátanos en el Ecuador. Su titular Luis Góngora menciona que este alimento salvó el día a día de hogares de escasos recursos. (I)

https://www.eluniverso.com/noticias/2020/06/15/nota/7874001/platano-verde-consumo-produccion-pandemia-ecuador