Inicio Sociedad Narcos emplean cuatro nuevas modalidades; en cuarentena la Policía decomisó 3,7 toneladas...

Narcos emplean cuatro nuevas modalidades; en cuarentena la Policía decomisó 3,7 toneladas de droga

69
0

La cuarentena por el covid-19 en el país causó cambios en la forma de actuar de las mafias dedicadas al narcotráfico.

Narcos emplean cuatro nuevas modalidades; en cuarentena la Policía decomisó 3,7 toneladas de droga

Agentes que rastrean este delito reconocen que las restricciones a la movilidad y el despliegue de policías y militares en las calles generaron cuatro nuevas formas de operar.

Una de estas consiste en utilizar camiones que tienen la fachada y logos de empresas que distribuyen alimentos o productos de limpieza, para transportar grandes cantidades de narcóticos. Las sustancias se ocultan en cajas o costales.

Por ejemplo, la Policía realizó el lunes un operativo en el sector Antisana, en Píntag. Allí interceptaron un camión. El conductor mostró un salvoconducto y aseguró que se encarga de distribuir frutas y verduras. Cuando los uniformados revisaron la carga dentro de costales de papa hallaron 538 paquetes con marihuana. El hombre fue detenido.

Datos de Antinarcóticos muestran que durante la crisis sanitaria se han realizado 313 operativos. Además, han detenido a 419 personas y decomisado 3,7 toneladas de droga en el país. Las provincias con más número de hechos delictivos son: Guayas, Pichincha, Manabí, Esmeraldas y Los Ríos.

En Calderón, en el norte de Quito, detuvieron el martes 5 de mayo a dos sospechosos que se movilizaban en una furgoneta con el logo de una compañía de productos de higiene y desinfección. Sin embargo, dentro de cajas se transportaban 960 gramos de cocaína en paquetes tipo ladrillo. Los gendarmes también encontraron cuatro celulares y USD 592 en efectivo. Según ellos, ese narcótico tenía como destino tres barrios de la capital.

Los investigadores conocen una segunda modalidad: las bandas usan autos con placas diferentes cada día para transportar la droga y así evitar los controles vehiculares en las carreteras. La sustancia ilícita se oculta en compartimentos o en dobles fondos de la carrocería. “Las organizaciones narcodelictivas se han adaptado a las circunstancias actuales por el covid-19”, dijo un jefe policial.

Ayer, en Esmeraldas, agentes detuvieron un vehículo jeep en el cual viajaban dos ciudadanos. En un doble fondo, cerca de la cajuela, descubrieron 4,8 kilos de marihuana.

Las indagaciones muestran que el cambio diario de automóvil sirve para despistar y ocurre cuando se traslada el narcótico entre provincias.

Del 16 de marzo al 26 de abril, la Fiscalía procesó por ese delito a 332 personas, en el país. El Código Penal (art. 220) establece una pena con cárcel de dos meses a 13 años.

Otras dos personas también enfrentan una investigación penal luego de que, el 31 de marzo pasado, uniformados los capturaran. Ambos circulaban en una camioneta por una calle de Ambato, mientras regía el toque de queda impuesto para evitar la propagación del virus. En su poder tenían 30,48 gramos de cocaína oculta en un asiento. Además, tenían USD 649 en efectivo.

En Guaranda, Bolívar, cuatro procesados fueron sentenciados a 20 meses de cárcel, luego de que aceptaran que comercializaban 213 g de cocaína.

Según la Policía, una tercera forma de operar es entregar el narcótico a domicilio. Los compradores hacen el pedido de la sustancia y los expendedores acuden en motos a entregar el producto. La droga se oculta en una funda o mochila.

En un operativo en Quito, ejecutado el pasado 21 de abril, dos personas fueron aprehendidas y se decomisaron 10,2 kilos de marihuana. Los agentes descubrieron a una organización que tenía como centro de operaciones una vivienda ubicada en Carapungo, barrio del norte de la capital. La banda se encargaba del traslado, almacenamiento y posterior distribución de alcaloides a través de motos que prestaban servicio de comida a domicilio.

Un cuarto mecanismo utilizado por las bandas para comercializar la droga se conoce como “correos muertos”. Los uniformados explican que esto consiste en dejar la mercadería ilegal en zonas de la ciudad previamente acordadas entre el comprador y el expendedor. Por ejemplo, la colocan en un parque, una vereda o en la esquina de una calle. Luego el consumidor acude a recoger el narcótico. El pago se hace por transferencia electrónica.

https://www.elcomercio.com/actualidad/narcos-modalidades-trafico-droga-covid19.html