Inicio Redacción EL PAPA ENTRE CORREA Y LA OPOSICIÓN

EL PAPA ENTRE CORREA Y LA OPOSICIÓN

222
0

 

Por: Ab. D. Carlos Chiriboga Romo

D.S. Prevención de la Corrupción.

El papa Francisco saluda al presidente de Ecuador Rafael Correa durante su reunión en el Vaticano el martes, 28 de abril del 2015. Correa fue uno de los participantes en una conferencia en la Santa Sede sobre el medio ambiente. (Foto AP/L’Osservatore Romano/Pool Photo via AP)

Víspera a la marcha de protesta este 25 de junio, que convoca el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, el presidente Rafael Correa, sin una estrategia clara de defensa de su Gobierno se apresta a capear el temporal. Los dos tienen experiencia en derrocamientos, Correa fue activista como “forajido” en la “caída” de Lucio Gutiérrez, y Nebot en esa y en las de Bucaram y Mahuad.

 

La derecha política sin claro liderazgo, ya que varias cabezas la disputan como: Lasso, Nebot, y Rodas, acompañado de varios chapuletes de la tendencia como Gutiérrez y otros más pequeños, aparece de la noche a la mañana fortalecida ensamblada por el siempre respaldo de empresarios y esta vez de miles de ciudadanos de todas las provincias que han salido en contra de dos explosivos Proyectos de Ley, enviados por el Ejecutivo a la Asamblea para la “Redistribución de la Riqueza”, relativos a la de Nuevos Impuestos a la Ley de Herencias y de Plusvalía, que han merecido el espontáneo rechazo de miles de ciudadanos. La tensión se agrava porque a esta protesta masiva de Nebot y Lasso en las calles de Guayaquil, impulsada por el combustible de las redes sociales, se suman varios grupos sociales en Quito y otras ciudades entre ellos, el Frente Popular que agrupa centrales de trabajadores, indígenas, estudiantes y otros grupos de izquierda y partidos políticos que por haberlos desintegrado en sus estructuras se suman a la lucha contra Correa con la vieja usanza de “el Enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

 

Correa arrinconado, sin ninguna estrategia visible y sostenible de su administración, pese a escuchar ya cerca de Carondelet los gritos de “Afuera Correa” acompañados de claras intenciones de derrocarlo y tirar abajo toda su administración, ya que la oposición ha subido públicamente sus exigencias, ya no solo que retire los dos proyectos de ley, sino que RECTIFIQUE MUCHAS POLÍTICAS DE GOBIERNO, ESTADO, Y DE ADMINISTRACIÓN, INCLUYENDO APTITUDES, ESTILOS Y POSES, donde no están excluidas denuncias de corrupción, encubrimiento y despilfarro. Son los mismos discursos de esta vieja lucha de las obsoletas tendencias de izquierda y derecha, que los adoradores del péndulo siguen religiosamente.

 

Pocas veces en la historia democrática de los pueblos se ha visto que un Gobernante en posesión de TODOS LOS PODERES QUE CONTEMPLA LA CONSTITUCIÓN de la República, como es el caso del Presidente Correa, “el pueblo le mueva la silla”, ya que todos los expresidentes derrocados, apenas tenían uno de ellos. Pero nos recuerda la caída del Imperio francés de Luis XVI en Francia, que dio lugar al nacimiento de la República con efectos dominó por el mundo occidental.

 

Pero nuestra formación de derecho nos impide estimular un derrocamiento salvaje de Correa al estilo Bucaram, donde 44 diputados apoyaron la moción del diputado socialcristiano Franklin Verduga, lo declararon loco y nombraron a un diputado de la gallada y le encargaron el Poder, donde el saqueo, la corrupción y la impunidad fueron garantizados a los grupos que “compartieron la hazaña” y se lanzaron cual gallinazos a depredar los fondos públicos. Actos que igualmente se repitieron en los otros dos derrocamientos poniendo títeres al servicio de bastardos intereses.

 

Pero hablando de política químicamente pura, Correa tiene solo tres opciones para defender su amenazada administración con todos los recursos que la ley y las ciencias políticas pone a su alcance: Salir Victorioso como Konrad Adenauer en Alemania después de la guerra, morir como Allende en el Palacio de la Moneda, o Correr como Lucio…

 

Pero si todavía hay tiempo y nuestra propuesta no es extemporánea, el Presidente debe hacer un cambio URGENTE de aptitudes:

  1. Retire definitivamente los dos proyectos de ley.
  2. Cambie la actitud de burla y degradación hacia los opositores.
  3. Suprima las semanales sabatinas por una sola al mes.
  4. Retire su propuesta de reelección indefinida
  5. Socialice sus iniciativas con la ciudadanía antes de ejecutarlas.
  6. Sea tolerante con las opiniones ajenas.
  7. Permita la fiscalización en la Asamblea y que se inicien los juicios políticos.
  8. Exportar a la Fiscalía a que inicien los juicios contra todos aquellos “revolucionarios” que se han enriquecido ilícitamente esté en el puesto de la nomenclatura que sea.
  9. Dejar de confrontar a sus contradictores, recordando que vivimos en democracia y podemos y debemos ejercer nuestro derecho a opinar y proponer.
  10. Reformar las leyes perversas que permitieron la legal TENENCIA y CONSUMO DE DROGAS, así sea reformando la Constitución para llegar al COIP.
  11. Achicar la burocracia, suprimiendo alguno de los treinta Ministerios que ha formado.

 

Correa debe aprender esta vez, si aún tiene tiempo, que una cosa es ser simpatizante y otra ser militante, que él puede tener simpatizantes, que esos NO SE FAJAN, que ÉL es el único comandante en jefe de las fuerzas de su estructura e infraestructura. Salvo las tres Presidentas de la Asamblea que más por lealtad que por convocatoria lo acompañan. Los otros verdes, NO CONVOCAN A NADIE, incluyendo a sus Gobernadores, y como ya le dijimos anteriormente en esta tribuna: ÉL ESTÁ SOLO.

 

El Papa carga una nueva cruz en esta encrucijada, si Viene aplacará los corazones de todos, temporalmente. Si NO viene, se dividirán las responsabilidades entre gobernantes y opositores, pero al fin, las cuentas las cobrará el electorado a los dos grupos en las urnas. Con la fe del pueblo no se juega, menos con la de los feligreses militantes, ellos indignados por su frustración de compartir con el Santo Padre serán generosos en repartir la culpa de su indignación.

 

En fin, respaldamos las protestas y hacemos propuestas. Nos oponemos a la ruptura del Orden Constitucional, creemos que con sus errores que debe enmendar y sus virtudes evidentes debe concluir su periodo y entregar el poder a quien lo suceda legítimamente el 2017.

 

En esta época más que nunca, se hace indispensable cambiar la arquitectura sociopolítica en América, acorde al Tercer Milenio que vivimos, para terminar esta absurda lucha ancestral. Por eso y por mil razones proponemos UNA TERCERA VÍA para salir de este estúpido enfrentamiento por el poder de las izquierdas y las derechas ideológicas, la de Tony Blair, la de Felipe González, la de Bill Clinton, la de Fernando Enrique Cardoso, la de Ricardo Lagos, la de Juan Manuel Santos, donde la concertación, la paz, el humanismo, el conocimiento, la libertad, el orden, la moral y la justicia, sean política de Estado… La historia está escrita antes de conocerla… ¡VIVA LA REPÚBLICA!

(O)