Inicio Redacción EXCLUSIVA: Presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil señala que el...

EXCLUSIVA: Presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil señala que el 2015 será un año de expectativas

166
0
Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

La Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), espera que el Gobierno Central en materia económica aplique un sistema que fomente la inversión interna y externa.

 

El gremio señala que a inicios del 2014 el régimen puso en marcha su proyecto para el cambio de matriz productiva, favoreciendo así a ciertos sectores considerados como “estratégicos”.

 

Para esto, el año 2013 finalizó con la emisión de la regulación 116 del Comité de Comercio Exterior (COMEX), para restringir las importaciones. A esto se suma la reciente aprobación del Código Monetario y Financiero que busca orientar el crédito bancario, un nuevo manual que regula la relación entre supermercados y proveedores, y el proyecto de ley de reforma del Código Laboral enfocado a mayores beneficios a trabajadores, grupos vulnerables y en la equidad salarial.

 

Se aprobó el Presupuesto General del Estado (PGE) y se pretende gastar 36.317 millones de dólares el próximo año. Además, el déficit para el 2015 se sitúa en 8.806,82 millones de dólares, es decir, el 8,1% del PIB.

 

En los últimos años, el país creció en un 4%, lo cual es bueno porque indica que los negocios también crecen. El desafío es hacer que el Ecuador crezca más. Pero para ello se deberán tomar las medidas que han funcionado a lo largo de la historia: facilidades para emprender, reglas claras, apertura comercial, promoción de exportaciones, etc., y no lo contrario a ello. Esto es  lo que hacen Perú y Colombia, por ejemplo.

 

Actualmente, Ecuador crece por inercia, como cuando un vehículo va cuesta abajo en una colina y una vez en el llano avanza sin acelerar. El problema es que en algún momento viene la desaceleración y así no se llega muy lejos. Por eso es preciso que se den las facilidades para que el sector privado ponga sus motores al 100% y así crecer con fuerza, a tasas superiores al 6%.

 

La CCG sostiene que desde junio de 2014 hay una caída del precio de petróleo. Actualmente el petróleo ecuatoriano se está vendiendo por debajo de lo presupuestado y esta en un rango inferior a los 60 dólares el barril. El Gobierno lo fijó en 86,4 dólares. Sin embargo, aunque la inversión extranjera directa creció 20% en el 2013, no supera los $1.000 millones ni el 1% del PIB. Durante el 2013 entraron al país $725 millones.

 

En el 2013, el tamaño del Estado representó el 44% del PIB y en Agosto de 2014, la balanza comercial tuvo un saldo de 591 millones de dólares. Pese a las medidas de sustitución de importaciones, la Balanza Comercial no petrolera continúa su tendencia deficitaria. Hasta agosto 2014,  llegó a 4’842 millones. La balanza petrolera fue superavitaria en 5,433 millones.

 

Caída petrolera

Según el presidente, Rafael Correa: “Si cae mucho el precio del petróleo, si hay recesión o cae la recaudación de impuestos, la variable de ajuste es a la inversión”. Adicionalmente, el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, indicó que: “El 2015 será un año difícil por la baja en el precio del petróleo”.

 

Teniendo lo anterior en cuenta, Ecuador tendrá un crecimiento moderado alrededor del 4% para el 2015 y 2016. Pese al aumento de la producción petrolera, desde junio persiste una caída del 20% en el precio internacional. Además, factores externos como el precio del camarón, banano, cacao, petróleo, han incidido en el desempeño de la economía.

 

Según el Gobierno el 2015 será duró, pero es allí donde es importante la creatividad del emprendedor para satisfacer las necesidades de sus clientes adaptándose a los cambios en la economía del país.

 

Acuerdos

También existen aspectos positivos. Hay expectativas optimistas por la firma de acuerdo comercial con la Unión Europea y otros países. La economía ecuatoriana goza de estabilidad de precios gracias a la dolarización y la proyección anual de inflación es del 3.2%.

 

El desempleo está en su mínimo histórico: 4,7%. Aunque se espera que las reformas laborales en trámite impacten sobre el mercado laboral el próximo año.

 

El gremio recuerda que la resolución 116 del COMEX contiene la nómina de productos sujetos a controles previos a la Importación, incluyendo la presentación del “Certificado de Reconocimiento”.

 

El principal efecto sobre el sector empresarial ha sido la reducción de importaciones, sobre todo en el primer trimestre del año. Las importaciones de bienes de consumo, materias primas y bienes de capital se redujeron un 2%, 1,5% y 6.5% entre 2013 y 2014.

 

Para el próximo año es probable que se mantenga o se profundice el control de importaciones, de acuerdo al plan de sustitución que tiene en marcha el Gobierno para realizar el cambio de la matriz productiva.

 

Código Monetario

Respecto del Código Monetario y Financiero, los empresarios analizan que esta es una  ley que derogó 31 leyes relacionadas al ámbito monetario y financiero y todas las normas que se opongan a lo dispuesto en él.

 

Hoy en día, esos cambios afectan al sector porque una junta asumió todas las funciones en materia de política y regulación del sistema financiero nacional del país. Entre sus funciones se encuentran desde regular la actividad y servicios financieros hasta establecer salarios máximos y montos, tasas y destino de los créditos.

 

De ahí que el principal instrumento para el direccionamiento del crédito sería la gestión de la liquidez. El Banco Central deberá estimar el nivel óptimo de liquidez de la economía a fin de determinar el exceso que deberá ser colocado vía créditos. Todo esto estará sujeto al Plan de Inversión Doméstica definido por la misma Junta y basado en el Plan de Desarrollo y de Cambio de la Matriz Productiva. En otras palabras, se  favorecerá a ciertos sectores de la economía con créditos “teledirigidos”.

 

El actual periodo de Gobierno (2013-2017) estará enfocado en la transformación productiva del Ecuador. Para esto ha establecido un programa de Cambio de la Matriz Productiva, que incluye la sustitución de importaciones. De ahí que en los últimos dos años se han implementado varias reformas al comercio exterior para frenar el crecimiento de las importaciones, en especial para el consumo. La resolución 116 del COMEX ha sido la más importante; sin embargo, el pasado 17 de julio, Ecuador, cerró las negociaciones con la Unión Europea para adherirse al acuerdo comercial multipartes ya establecido y vigente con Colombia y Perú.

 

Hoy, se enfrentan diferencias con sus pares de la Comunidad Andina. Perú y Colombia que  denunciaron perjuicios a sus sectores comerciales y caídas en sus exportaciones hacia Ecuador por motivo de las medidas restrictivas. Por ello la CAN resolvió que la restricción de Ecuador es injustificada y pidió derogar la resolución 116.

 

Una vez conseguido el Acuerdo Comercial con la Unión Europea, Ecuador está a la espera de la extensión de sus preferencias arancelarias hasta la entrada en vigor del acuerdo. Las preferencias expiran el 31 de diciembre de 2014 y todavía no ha habido una definición expresa si se mantendrán las preferencias (SGP plus) o si el Gobierno ecuatoriano compensará a los exportadores con un mecanismo similar.

 

Unión Europea

En cuanto al acuerdo con la Unión Europea (UE), entrará en vigencia a mediados de 2016. Hasta eso, se espera que las preferencias sean extendidas, pues es una política de la UE ampliarlas hasta la vigencia del acuerdo si las negociaciones concluyen antes de su expiración.

 

En medio de las negociaciones, el Ministerio de la Producción (MIPRO), aprobó el acuerdo ministerial 14-241 en que flexibiliza los trámites de importación desde Europa. Ahora las autoridades ecuatorianas aceptan una declaración juramentada de conformidad con la normativa técnica europea.

 

El 29 de agosto de 2014 la Superintendencia de Control de Poder de Mercado (SCPM) publicó el “Manual de Buenas Prácticas entre supermercados y proveedores”. Esta normativa de carácter obligatoria entrará en vigencia a partir del 1 de noviembre de 2014. La autoridad de la competencia busca prevenir el abuso de poder de mercado en el sector de supermercados y favorecer la inclusión de medianas y pequeñas empresas.

 

Reformas Laborales y la Seguridad Social

Sueldos

El presidente Correa entregó el sábado 15 de noviembre a la presidenta de la Asamblea Nacional, el proyecto de Ley Orgánica para la justicia laboral y reconocimiento del trabajo en el hogar. Esta normativa propone garantizar la estabilidad laboral, reducir la brecha de ingresos y ampliar la cobertura de seguridad social.

 

Son cinco los ejes anunciados por el oficialismo: derecho a estabilidad laboral y fin a contratos de plazo fijo, límite a salarios y distribución de utilidades, mensualización de decimotercera y decimocuarta remuneración, elecciones libres y universales para dirigentes sindicales y  ampliación de cobertura de seguridad social para amas de casa y trabajadores autónomos.

 

El Gobierno pretende gastar $36.317 millones para el 2015. Esto representa una reducción de más de $2.000 millones en relación al Presupuesto Codificado del 2014. Las expectativas de las finanzas públicas para el 2015 sugieren un crecimiento similar al del 2014 (4.1%) y una inflación del 3.9%.

 

Crecimiento 2015

Los ingresos por impuestos dentro del PGE que entre 2007 y 2010 crecieron a un promedio anual de 21%, se redujeron a 15% en el mismo periodo entre 2011 y 2014. En el presupuesto para el 2015 se prevé tan solo un crecimiento del 6%. Para mantener la expansión de la recaudación tributaria el Estado requeriría aumentar los impuestos o mejorar la recaudación de los mismos.

 

Por tercer año consecutivo el déficit presupuestario ronda el 5% del PIB, uno de los más altos de la región.

 

Al momento, el déficit para el 2015 se sitúa en 8.806,82 millones de dólares, es decir, el 8,1% del PIB. El aumento anual de la deuda es 10 veces más rápido que antes. La deuda interna, que crece a un promedio de $1.700 millones por año, se ha cuadruplicado desde el 2009.

 

El Ministerio de Finanzas proyectó sus ingresos petroleros estimando el precio del petróleo ecuatoriano en 79,70 dólares. Esto representa una caída del 6% en relación a su previsión del año pasado que lo estimó en $84,80 para el 2015.

 

El gasto corriente se encuentra $21.276 millones. Todo este dinero se destina principalmente para el pago de sueldo de servidores públicos.

 

Pablo Arosemena, presidente de la CCG:

“Tendremos que ser creativos para enfrentar crisis”

Pablo Arosemena, actual presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), ante la posible crisis que se avecina por concepto de la baja de los precios del petróleo, señala que los comerciantes están obligados a ser optimistas y creativos de cara al futuro.

 “Quien quiera hacer empresa está obligado a ser optimista, porque si no cree que el día de mañana va a ser mejor, es mejor dedicarse a otra cosa. Más allá del realismo, los empresarios tenemos que tener la capacidad de ver más allá del vaso medio lleno”, señaló.

 

Por esto cree que el 2015 tiene ese componente de optimismo que los empresarios observan todos los años.

 “El Ecuador es un país cuya economía esta en buena medida influida por lo que pasa con las subidas y bajadas del precio del petróleo. En el pasado gran parte de los ingresos por renta petrolera se ahorraban y desde que existe este Gobierno ya no hay esos fondos de ahorro y toda la plata de petróleo se inyecta en la economía a través del gasto público”, menciona.

 

De ahí que recuerda al 2014 como el año en que se manejó un buen precio del crudo (por encima de los 80 dólares) y no hubo urgencias en la economía pública y sin repercusiones en la economía privada.

 “Luego está el comercio y este año hubo restricciones a través del decreto 116 del COMEX, con el fin de darle la vuelta a la balanza comercial. Se pensó en frenar la pérdida  de divisas haciendo que el comercio se ajuste el cinturón, cuando se debió apretar mejor al sector público”, dijo.

“Cuando uno mira las exportaciones totales de este año en un monto de 25.000 millones de dólares y las importaciones totales en unos 20.000 millones de dólares, significa que ese déficit en buena parte estaba por importaciones del propio Gobierno, por derivado de petróleo, bienes de capital o materias primas, es decir, el mismo Gobierno puso en desbalance la balanza comercial”, indicó.

 

Arosemena sostuvo que si la necesidad radicaba en el deseo de tener más dinero, se debió acudir a la traída de inversiones nuevas, pero fue más fácil poner en vigencia la resolución 116 que prohíba traer cosas y lograr que los demás vengan arriesgar su capital.

 “Chile en el 2012 captó 30 mil millones por inversiones directas, pero Ecuador en todos estos años no ha captado ni mil millones de dólares. Chile lo logró por tener una economía basada en el libre comercio”, recordó.

 

A esto señala que de cara al 2015, los empresarios miran la caída de los precios del petróleo como un factor que le ha permitido al Estado a poner en práctica una Ley de incentivos a la inversión donde “hemos encontrado dos artículos que podrían decirse son buenos. El primero es permitir que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan deducir el doble de gastos o que realice cuando inviertan en capacitaciones técnicas, promociones y estudios de mercado. El otro son los convenios de pago con el SRI, pero hasta ahí”, dijo.

 

Por esto mencionó que ofrecer en esa ley incentivos a quien invierta a partir de 100 millones de dólares es un poco difícil.

“Cuantos empresarios podrían hacer ese chiste de invertir 100 millones de dólares, creo que no lo hay. Nosotros decimos por qué no aprovechamos la reforma para generar verdaderos incentivos bajando el umbral para los sectores más tradicionales”, destacó.

 

Arosemena dice que en Perú para motivar las inversiones se crearon convenios de estabilidad jurídica, con normas para lo tributario y laboral.

“Al que va invertir le sirve poco que por un lado se le de un caramelo y por otro le den cianuro, no le sirve de nada”, apuntó.

 

Estimó que lo que se requieren son reglas de juego claras de forma integral para todo el sector empresarial que pretenda invertir.

 

Más allá de la situación del sector, el titular de la Cámara de Comercio de Guayaquil, califica como una de las mejores noticias de los últimos 7 años,  la decisión de firmar el acuerdo de comercio con la Unión Europea (UE).

 “No nos pongamos exquisitos porque lo importante es que ya se va hacer. Es importante que se amplíe ese mercado”, manifestó.

 

Arosemena además expresó que es preciso llegar a otros acuerdos más ambiciosos y no quedarse sólo con el que se acaba de concretar. “Hay que mirar a Estados Unidos o la Alianza del Pacífico”, remarcó. Al tiempo que indicó que Israel, que es más pequeño que Ecuador, intenta acuerdos de comercio con esa Alianza.

 

Los empresarios insisten en que  la caída de los precios del crudo, los preocupa, por ello piensan que es mejor tener un Gobierno que le sobre plata y no que le falte, sería lo ideal, pero “como todo apunta a que la lotería petrolera no la seguiremos ganando en los próximos años. El desafío es ver como hacemos para ir achicando el tamaño del Estado por el lado de las inversiones y su personal”, dijo.

 “Los gobiernos tienen que ser austeros y dar todo el ámbito a la iniciativa privada, pero los que tiene una visión socialista y piensan un poco distinto y suben impuestos en épocas de bonanza”, anotó.

 

Pablo Arosemena, presidente de la CCG, sugiere al Gobierno eliminar el impuesto del 5% a la salida de divisas que actualmente es un 10% de la recaudación tributaria.

Arosemena no se queda en las observaciones y sugiere al régimen de la Revolución Ciudadana, eliminar el impuesto del 5% a la salida de divisas que actualmente es un 10% de la recaudación tributaria. “Hoy la recaudación tributaria es de 14 mil millones y 1.400 millones son por concepto de ese impuesto”, manifestó.

 

Cree que sí se elimina esa obligación, Ecuador se volvería más atractivo para la inversión externa, especialmente, cuando dicho tributo no existe en países vecinos como Colombia y Perú.

 

Finalmente, Pablo Arosemena insistió en que por más difícil que probablemente sea el 2015, los empresarios están obligados hacer más creativos y más eficientes para generar plazas de empleo.    (I)