Inicio Redacción Correa y Rodas buscan dejar atrás diferencias, según analistas

Correa y Rodas buscan dejar atrás diferencias, según analistas

191
0
El 6 de diciembre, el Presidente Rafael Correa participó en la Sesión Solemne por los 480 años de Fundación de Quito.

Han sido varios los eventos en los que el presidente de la República, Rafael Correa y el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, han compartido por motivo de las festividades en la ciudad capital, que tal parece, ya están limando asperezas.

Este escenario contrasta con la relación política que mantiene con el burgomaestre guayaquileño, Jaime Nebot, con quien no comparte tarimas, ni sesiones ni programas desde hace siete años, por las diferencias políticas que aún mantienen.

A pesar que Mauricio Rodas (SUMA-VIVE), al igual que Nebot (PSC-MG), no se identifica con la ideología de izquierda que el gobierno de Correa y su movimiento Alianza PAIS (AP) promueven, en menos de un año de gestión (asumió el 14 de mayo), ha compartido con el mandatario en varios momentos importantes.

El último encuentro entre Rodas y Correa fue durante una sesión organizada por el Cabildo quiteño, en el teatro Sucre, por los 480 años de fundación de la urbe, donde ambas autoridades mantuvieron un tono cordial y respetuoso, y ratificaron su postura frente al proyecto de construcción del metro.

Rodas insistió en su propuesta de que el Gobierno financie parte de la obra, por su importancia; y Correa reiteró su negativa por ser atribución municipal y por el valor a invertir.

Para el analista Felipe Burbano, los dos gobernantes están intentando “tender puentes”, y lo están haciendo “con mucho cuidado y tino”. Considera que el comportamiento de Rodas obedece a la “situación complicada” que atraviesa al no poder ejecutar el proyecto del metro, el cual fue una oferta de campaña; y que el de Correa se da en reconocimiento “al triunfo muy amplio” que tuvo en las urnas. Además, Burbano sostiene que a Correa “no le interesa abrir otro frente de conflicto, como el que tiene en Guayaquil”. Esto, en referencia a la pugna que mantiene el primer mandatario con Nebot.

El analista Wladimir Sierra cree que luego del “revés” político que sufrió AP en las elecciones pasadas, Correa busca restablecer la imagen con acercamientos hacia Rodas. Al tiempo que el burgomaestre capitalino quiere ejercer “una buena Alcaldía” por sus aspiraciones presidenciales.

“Estamos construyendo un Quito democrático, que respeta las libertades y los derechos humanos, que promueve el diálogo para superar las diferencias”. Mauricio Rodas, Alcalde de Quito.

“Lo que nos piden es que pongamos toda la diferencia (de inversión para el metro). El proyecto cuenta con el apoyo (del Gobierno), pero es de competencia municipal”. Rafael Correa, Jefe de Estado.   (I)