Inicio Destacadas Caída en EEUU de Nilsen Arias, ex correista, destapa la corrupción en...

Caída en EEUU de Nilsen Arias, ex correista, destapa la corrupción en Petroecuador.

689
0

Un proceso judicial en Estados Unidos revela las gestiones de Arias para beneficiar a intermediarios en los contratos de preventa petrolera. Ahora está colaborando con la justicia.

Nilsen Arias; el entonces ministro Rafael Poveda; Bo Qiliang, gerente de Petrochina; Óscar Herrera, de Seguros Sucre, y Xing Zhang, de Andes Petroleum, durante una visita a China el 11 de abril de 2013.

Las investigaciones de la justicia estadounidense en torno a Nilsen Arias, exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador, revelan y confirman las irregularidades derivadas de los contratos de preventas petroleras.

La detención en Estados Unidos de Arias, conocido como ‘El Gordo’, ha dejado al descubierto el papel que jugó en la negociación de contratos de deuda atados a la venta de petróleo.

La investigación revela que era ‘El Gordo’ quien coordinaba y ofrecía condiciones favorables a las intermediarias petroleras, usando su posición y el enorme poder del que gozó en Petroecuador.

Arias participó en por lo menos tres esquemas de corrupción, que involucraron a la petrolera estatal Petroecuador y a ocho intermediarias o traders de petróleo y combustibles. Y recibió unos USD 20 millones en sobornos de estas firmas.

Los contratos de preventa de petróleo, en la época de Arias, fueron firmados por Petroecuador con cinco empresas estatales internacionales, ubicadas en Asia, Medio Oriente y Latinoamérica.

Estos contratos de preventa de petróleo y fuel oil ecuatorianos se negociaban directamente, sin licitación, bajo la excusa de que eran acuerdos de gobierno a gobierno.

‘El Gordo’ Arias también ejercía autoridad sobre los contratos de derivados de petróleo, de gas licuado y de asfalto.

Para cobrar los sobornos, Arias usó empresas de papel en Singapur, Portugal, Panamá y Estados Unidos.

Hasta ahora, el nombre de Arias aparecía en distintas investigaciones y en un proceso de indagación en la Fiscalía de Ecuador. Sin embargo, el ex hombre fuerte de Petroecuador durante el correísmo no había sido procesado.

Los esquemas de sobornos funcionaron, según la justicia estadounidense, entre 2010 y 2021, es decir, incluso después de que Arias salió de Petroecuador, en 2017.

El esquema más grande

El primer esquema de corrupción del que se sirvió Arias para cobrar sobornos usó dos empresas intermediarias, con sede en Panamá y las Islas Vírgenes.

Las empresas eran controladas, a su vez, por dos consultores de nacionalidad ecuatoriano-española y familiares entre sí, no identificados.

Las descripciones de estos dos consultores coinciden con las de los hermanos Antonio y Enrique Peré Ycaza, intermediarios petroleros, también procesados en Estados Unidos.

A ambos la justicia estadounidense les embargó más de USD 48 millones con una orden judicial, en 2021.

Este esquema de sobornos fue puesto en marcha para cobrar coimas de cuatro empresas:

  • Una firma de trading (comercio) no identificada, pero que coincide con Gunvor, pues se menciona a Raymond Kohut como uno de sus empleados.
  • Una segunda empresa de trading no identificada, llamada intermediaria 2.
  • Vitol, otra empresa de trading.
  • Sargeant Marine Inc. (SMI), una multinacional de mercadeo y transporte de asfalto.

La investigación comienza por el caso de Gunvor. Según la narración, en 2012, Gunvor firmó un contrato con dos empresas estatales con sede en Asia, que a su vez tenían contratos de preventa de petróleo con Ecuador.

Las firmas asiáticas que tenían ese tipo de contratos con Petroecuador en 2012 son las chinas Petrochina, Unipec, y la tailandesa Petrotailandia o PTT.

Los contratos entre Gunvor y las asiáticas eran para transportar y comercializar el petróleo producto de los contratos con Ecuador.

Ese mismo año, los Peré Ycaza y Kohut acordaron pagar sobornos a Arias y a otros funcionarios ecuatorianos.

Con el pago de sobornos buscaban asegurarse de que Arias les garantizara condiciones beneficiosas para Gunvor. Las ventajas que Arias les daba eran:

  • Direccionar a Petroecuador para firmar los contratos con las empresas asiáticas, bajo “términos favorables” para que Gunvor pudiera, a su vez, firmar sus contratos.
  • Entregarles información confidencial y privada para asegurar su negocio. Por ejemplo, les envió en abril de 2016 un mail con las “fechas ideales” para que recogieran un cargamento de crudo Oriente.

Para hacer funcionar el esquema, Gunvor firmó contratos falsos de consultoría con las dos empresas de papel de los Peré Ycaza. Pero el dinero para el pago de esos acuerdos provenía realmente de una comisión por barril que Gunvor u otras intermediarias cobraban en relación con los contratos entre Petroecuador y las petroleras asiáticas.

Las traders o intermediarias cobraban la comisión por mercadear y vender el petróleo ecuatoriano, cuando se suponía que los acuerdos con las empresas asiáticas servirían para vender el petróleo de Ecuador directamente y sin intermediarios.

En total, por este esquema se transfirieron USD 70 millones en sobornos entre 2012 y 2019. De ese dinero, USD 18 millones fueron a parar en cuentas bancarias de Arias o sus familiares.

Los otros beneficiarios

El mismo esquema con las empresas de Panamá y de las Islas Vírgenes funcionó para pagar sobornos desde otras tres empresas.

La primera es una de firma de trading no identificada, que está relacionada con un contrato de preventa entre Petroecuador y una empresa estatal con sede en Latinoamérica.

Una de las petroleras latinoamericanas con este tipo de contratos fue la uruguaya ANCAP.

Al igual que en el caso de Gunvor, la empresa intermediaria tenía un contrato con la estatal latinoamericana para transportar el crudo ecuatoriano del contrato de preventa. Y la interventora fijó una comisión por barril del contrato.

Para pagar estas coimas a Arias, las empresas de los Peré Ycaza usaron una firma de papel en Uruguay. Por este contrato, ‘El Gordo’ recibió USD 146.000.

La segunda firma es Vitol, otra empresa de trading o intermediación.

Vitol tenía un contrato con una estatal del Medio Oriente, que podría ser Oman Trading. A través del mismo esquema, pero con empresas con sede en Curacao, Arias recibió USD 800.000.

La última es SMI, que no está vinculada a contratos de preventa sino directamente con la provisión de asfalto. Por este contrato, a través del mismo esquema de las empresas en Panamá e Islas Vírgenes, Arias cobró USD 250.000.

Los esquemas más pequeños

En 2010, Arias se involucró en otro esquema de sobornos que incluye a una empresa de distribución, una empresa de transporte y otra de trading.

Estas tres firmas tenían, directa e indirectamente, contratos con otra de las empresas asiáticas que, a su vez, tenía contratos de preventa con Petroecuador.

A través de los intermediarios, estas firmas pagaron USD 818.000 en cuentas de Arias en Miami.

En 2014, un nuevo esquema de corrupción nació. Arias acordó la recepción de nuevos sobornos a nombre de dos empresas de trading (comercio). Recibió unos USD 700.000.

‘Esto me hace muy feliz’

Arias enfrenta una pena de más de 10 años de cárcel por el delito de conspiración para el lavado de activos. Sin embargo, la pena podría ser reducida si se declara culpable y coopera con los fiscales estadounidenses.

De hecho, Arias ya está colaborando con la justicia de Estados Unidos desde enero de 2022, cuando tuvo su primera audiencia para declararse culpable y negociar una pena menor.

En un informe del FBI, que es parte de los documentos del caso, se citan conversaciones telefónicas grabadas, bajo el consentimiento de Arias, con los Peré Ycaza.

En una de estas conversaciones, de abril de 2020, Arias conversa con los dos hombres sobre los sobornos ya pagados y sobre coimas pendientes de cobrar, por USD 1,2 millones. “Esto me hace muy feliz”, dice Arias según la transcripción.

Nota de la redacción: este artículo fue actualizado a las 13:10 del 27 de octubre de 2022, con la identificación de los ecuatoriano-españoles como Antonio y Enrique Peré Ycaza, intermediarios petroleros. Ambos fueron señalados por el asambleísta Fernando Villavicencio.

 

https://www.primicias.ec/noticias/en-exclusiva/nilsen-arias-esquemas-sobornos-petroecuador/