Inicio Sociedad Los guardias se vuelven vitales en fiestas y reuniones privadas

Los guardias se vuelven vitales en fiestas y reuniones privadas

223
0

La inseguridad que se vive en Guayaquil genera rubros extras en diversión. Los organizadores de eventos incluyen ahora en sus proformas la contratación de guardianía privada, particularmente para el cuidado de vehículos de los invitados y así evitar que pasen por malas experiencias.

Mientras se desarrolla la reunión o evento, un guardia hace una ronda en el parqueadero de vehículos.

Los contratos de celadores para fiestas se han incrementado un 30 % este año, en relación con 2019 en que las celebraciones eran normales y sin la COVID-19, indicó a Diario EXPRESO Jorge Villacreces, presidente de la Cámara de Seguridad Privada del Ecuador.

Y es que el parqueo y la seguridad son las mayores preocupaciones que tienen los invitados a la hora de acudir a un evento social. Entre enero y agosto de este 2021, el robo de carros subió en un 58,1 %, en relación con 2020 durante el mismo período. De 2.676 pasó a 4.231 vehículos sustraídos.

Según cifras de la Policía Nacional, un promedio de 7 automotores se sustrajo a diario en Guayaquil, en siete meses. Aunque las estadísticas no detallan cuántos de esos fueron robados en fiestas o reuniones, la ciudadanía lo que busca es evitar esos robos. “En estos días es mejor ser precavida, ahora cuando organizo una fiesta contrato un custodio para que vigilen los carros de mis invitados”, manifestó la ciudadana Débora Mora.

Ante los asaltos en centros comerciales, tiendas, restaurantes y hasta en el Malecón, la ciudadanía busca el resguardo privado o de la Policía Nacional. “En la fiesta ahora son tan vitales los guardias como la comida”, resalta Xavier Zavala, director de AsoPlanners, una agrupación que organiza eventos.

El empresario comentó que semanas atrás fue parte de la puesta en escena de una boda en Villamil Playas y, para cuidar los carros, los novios contrataron seis agentes privados.

“Además siempre informamos a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) que está más cerca del evento;y, esto agradecemos que siempre sale un patrullero a dar vueltas mientras se desarrolla el festejo. Incluso, cuando es en la playa avisamos hasta a la Armada Nacional, para que ellos cuiden desde el agua”, agregó Zavala.

La tendencia también fue ratificada por John Garaycoa, presidente de Mac Security y miembro de la Asociación Nacional de Empresas de Seguridad Integral. Asegura que no solo se contratan custodios para fiestas, sino también para el exterior de la iglesia, para la boda eclesiástica. Todo, para evitar el robo de los vehículos mientras se desarrolla el evento religioso.

El valor es el mismo que se cobra a una empresa, pero por un día de trabajo. El costo de un guardia al mes es de 3.200 dólares. Al dividir esta cifra para 30 días resulta 106,66 dólares, que sería el valor que están pagando los anfitriones de las fiestas por contratar un centinela.

“Por lo general contratan dos con armas y un carro para que dé la vuelta. Para las siguientes semanas tengo el contrato para una boda en vía a la costa”, contó Villacreces.

Los expertos consultados puntualizaron que antes de que se dé este incremento de inseguridad en Guayaquil, el contar con un guardia en una fiesta era una opción, ahora no.

“Si el anfitrión de la celebración no toma en cuenta el nivel de inseguridad que hay, nosotros lo hacemos, porque el éxito de la fiesta nos asegura nuevos contratos como ‘wedding planner’ (encargada de planificar); y lo menos que queremos es que nuestra reputación de organizador de evento se dañe, por no prever los peligros que hay ahora. Hasta esta fecha las celebraciones se han dado sin problemas”, señaló Zavala.

Pero, en general, la ciudadanía se muestra temerosa ante la inseguridad que se vive en Guayaquil y otras ciudades del país. El pasado 4 de noviembre, EXPRESO publicó sobre el aumento de la ansiedad que genera la situación, lo que influye en todo. Un sondeo realizado por este Diario, a 74 personas en Guayaquil, todos indicaron que sí contratarían un guardia para cuidar los carros de sus invitados.

EL POLÍGRAFO, UN SERVICIO PARA LA CASA

El uso del polígrafo, que es un detector de mentiras, antes era más requerido por las empresas; pero, ahora lo requieren más desde casas para contratar un jardinero, un chofer, una niñera, etc. El incremento de los contratos para los hogares es de un 20 %, según la Cámara de Seguridad Privada del Ecuador. Del cien por ciento de los analizados un 40 % tenía vínculos con un delincuente.

https://www.expreso.ec/guayaquil/guardias-vuelven-vitales-fiestas-reuniones-privadas-115142.html