Inicio Destacadas Daniel Noboa, de asambleísta debutante a presidenciable en segunda vuelta

Daniel Noboa, de asambleísta debutante a presidenciable en segunda vuelta

323
0

El candidato presidencial de la alianza ADN, Daniel Noboa, inició su participación electoral con Ecuatoriano Unido, el desaparecido movimiento del hermano de Lenín Moreno.

El candidato presidencial Daniel Noboa, durante un recorrido por Manabí este 26 de agosto de 2023.

El joven político Daniel Noboa Azín llegó a la segunda vuelta electoral después de apenas dos años de carrera en la política. El candidato de la alianza ADN, conformada por dos movimientos políticos sin mayor relevancia, busca posicionarse como una opción alejada de la confrontación y como una cara nueva, joven y honesta.

Sin embargo, la corta trayectoria política de Noboa no está libre de polémicas. Aunque fue un político que pasó mayormente desapercibido los últimos dos años que fue asambleísta, su nombre está vinculado a importantes episodios de la disuelta Asamblea Nacional.

Daniel Noboa consiguió su primer cargo político en 2021, como asambleísta por Santa Elena, de la mano de Ecuatoriano Unido, el desaparecido partido de Edwin Moreno, hermano del expresidente de Lenín Moreno.

Llegó a ese cargo en 2021 como el tercero más votado y consiguió el último escaño de la provincia, después de una polémica campaña en la que fue criticado por la entrega de dádivas: desde quintales de arroz y kits alimenticios hasta cocinetas.

Una corta trayectoria política

Como asambleísta, el trabajo de Noboa pasó casi desapercibido; no fue uno de los asambleístas con más alto perfil en los dos años del disuelto Legislativo. Aunque sí es recordado entre los exlegisladores por situaciones que lo pusieron en el centro de la polémica.

Apenas se posesionó como asambleísta, Noboa fue designado presidente de la Comisión de Desarrollo Económico tras la instalación de la Asamblea. Su posesión fue parte de la repartición de la alianza legislativa integrada por el oficialismo, Pachakutik y la Izquierda Democrática. En ese cargo, fue visto como un aliado para el Gobierno de Guillermo Lasso.

De hecho, Noboa se mantuvo cercano a Lasso en los primeros meses. Por ejemplo, aunque no fue parte de la comitiva oficial que acompañó al Presidente a España en noviembre de 2021, sí estuvo presente en algunas reuniones.

Dado que el Gobierno perdió el control de la Comisión de Régimen Económico, la de Desarrollo Económico, dirigida por Noboa, se convirtió en un espacio crucial. Por ello, a sus manos llegó la Ley de Desarrollo Económico, la primera reforma tributaria de Lasso, que logró entrar por el ministerio de la ley en noviembre de 2021.

Luego, a la Comisión de Desarrollo Económico fue remitida a inicios de 2022 la Ley de Inversiones, también iniciativa de Lasso. Aquí, Noboa tuvo un papel protagónico, pues era el ponente. Pero en media sesión del Pleno para su aprobación o archivo, pidió tiempo para incluir cambios y nunca más volvió al salón. Esta ley finalmente fue archivada, marcando uno de los momentos cruciales en la ruptura entre la Asamblea y el Gobierno.

Más allá de estos episodios, Noboa es recordado entre los exlegisladores por su generosidad. Es así que él pagó por el viaje a Rusia de seis asambleístas del Grupo Parlamentario de Amistad entre Ecuador y Rusia:

  • Marcela Holguín (UNES).
  • Pamela Aguirre (UNES).
  • Johanna Ortiz (UNES).
  • Vanessa Freire (BAN).
  • Johanna Moreira (Izquierda Democrática).
  • Jorge Abedrabbo (Partido Social Cristiano).

La producción legislativa de Daniel Noboa fue baja. En sus dos años como asambleísta, registra apenas 11 intervenciones en el Pleno, y estuvo presente en sólo 327 de las 661 votaciones de la Asamblea, que corresponde a menos de la mitad: 49,4%.

En cuanto a su trabajo en fiscalización, tampoco es bueno. Según los datos de la Asamblea, Noboa hizo apenas 54 pedidos de información en los dos años de gestión, y ni un pedido de juicio político. Y presentó sólo dos proyectos de ley.

Su vida personal

Daniel Roy-Gilchrist Noboa Azín nació el 30 de octubre de 1987, en la ciudad de Guayaquil. Es hijo del magnate bananero Álvaro Noboa y Anabella Azín, dos figuras muy conocidas de la política ecuatoriana por las cinco carreras presidenciales que han enfrentado.

Su cargo como asambleísta fue su primera experiencia como funcionario público. Antes, se dedicó a la administración de las empresas de su familia: fue director comercial y director de logística del Grupo Noboa, según su perfil de Linkedin.

Es además accionista en siete empresas: Pesquera Marintan, Predios Cutiriba, Fantastisol, Cordenesa, Pozuelo de oro Pozoro, Logic Choice Logch y Nobexport. Antes, fue accionista de otras empresas del Grupo Noboa.

Estudió Administración de Negocios en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, Administración Pública en Harvard Kennedy School, y tiene una maestría de Gobernanza y Comunicación Política, en la Universidad George Washington.

Está casado con la ‘infuencer’ Lavinia Valbonesi, cuya relación se ha hecho muy pública en su campaña electoral. Tienen un hijo y esperan un segundo.

Su vida privada no ha estado libre de polémica. Su exesposa, Gabriela Goldbaum, lo acusó públicamente en 2020 de infidelidad, malos tratos y de no respetar los acuerdos de visitas para la hija que tienen en común.

De los problemas con Goldbaum, derivó una demanda internacional impulsada por Noboa en contra de la aseguradora Mapfre. Según el candidato presidencial, sus datos personales, obtenidos de una base de datos de la empresa Equifax, fueron utilizados por su exesposa durante el proceso de divorcio.

De acuerdo a la querella presentada en España, que fue admitida a trámite en julio de 2021, la información obtenida -datos patrimoniales, de crédito, domicilio, y otros-, fue empleada por la exmujer de Noboa durante las negociaciones de la pensión alimenticia tras el divorcio.

https://www.primicias.ec/noticias/elecciones-presidenciales-2023/daniel-noboa-candidato-adn-presidente-asambleista/