Inicio Redacción CORAZÓN LLANERO

CORAZÓN LLANERO

257
0

El tener miedo a salir, el no conseguir comida, el tener que hacer fila por más de dos días para conseguir una batería para el carro, el tener que decirle a tus hijos que no tienes como comprarle zapatos para el colegio o un dulce el fin de semana, es lo que ha llevado a muchos venezolanos a salir del país.

 

Esta migración ha generado que muchos escriban en redes sociales sus despedidas del país.

Esa mezcla de sentimientos que lleva el venezolano, nacionalista por tradición, en el corazón a la hora de salir de Venezuela sin saber cuándo regresará.

 

Lo que empezó como un bello detalle se ha convertido en una tendencia deprimente qué en lugar de motivar al venezolano que sale, tiende a darle un sentimiento de culpa.

 

Es por esto que José Alejandro Cuevas, abogado venezolano radicado en España, escribió: Por favor, no mas artículos de despedidas de Maiquetía, artículo publicado el 16 de marzo del 2015 en su blog https://conpapitasyrefresco.wordpress.com

 

En dicha entrada expresa: “He leído no menos de una docena de artículos hablando del proceso de duelo que implica emigrar de Venezuela. Algunos muy poéticos, emocionales, añorando un país que ha cambiado tanto que sólo existe en nuestra memoria. Varios de ellos escritos con un verbo y prosa admirables y seguramente con la mejor de las intenciones por parte sus autores. Otros parecen el libreto de una novela escrita por Arjona luego de ver el documental Caracas: Ciudad de Despedidas.”

 

Y menciona el duelo por el que atraviesa todo venezolano que se ve obligado a salir de su terruño.

 

“Ese venezolano que pasó aduana con su vida en dos maletas, superó un miedo. Decidió salir de su zona de confort y ser el impulsor de los cambios que quiere para su vida. No es fácil, en lo absoluto. Es más fácil dejarse llevar por la corriente o que otros decidan por ti. Mensajes auto flagelantes sobre lo traumático de la emigración, no hace sino generarle más miedo al que quiere irse y se frena de hacerlo.” escribe Cuevas.

 

Es por esto que el abogado venezolano invita a todos quienes desean escribir su despedida de Venezuela, realizarla desde un punto de vista positivo y motivador, para así animar a quienes están por salir o ya se encuentran fuera del país.

 

“Díganle al que aún no ha tomado la decisión, que la medite, se prepare y que nunca sea el miedo lo que frene sus planes. Que salir de la zona de confort siempre es difícil, pero es mejor actuar a quedarse con la duda. Enseñen a esa persona a armarse de coraje para superar los retos que le vienen.”

 

Si bien emigrar es doloroso, hay momentos en la vida en que hay que tomar decisiones que nos saquen de nuestra zona de confort para poder progresar y no es imposible de lograr. ¡Si vale la pena, nunca será fácil!

(O)

Por: Marialy González