Inicio Redacción “LOS BAJOS PRECIOS DEL PETRÓLEO LLEGARON PARA QUEDARSE”.

“LOS BAJOS PRECIOS DEL PETRÓLEO LLEGARON PARA QUEDARSE”.

73
0
El experto petrolero y ex secretario de la OPEP, René Ortiz, realizó un análisis sobre la geopolítica del petróleo y su impacto en la economía ecuatoriana.

El precio actual del petróleo, la venta de crudo a China, la contratación de un seguro petrolero para el Ecuador y las últimas reuniones mantenidas por la OPEP, son algunos de los temas que el experto petrolero y ex secretario de la OPEP René Ortiz, trató en una entrevista exclusiva realizada por Revista La Verdad. Ortiz realizó un análisis sobre la geopolítica del petróleo y su impacto en la economía ecuatoriana.

 

En la actualidad el precio del crudo bordea los sesenta dólares ¿Cuáles han sido los factores exógenos que determinaron la caída del precio del petróleo a finales del 2014 y la recuperación de los mismos durante las últimas semanas?

Creo que la caída de los precios no es una sorpresa, lo he venido afirmando en varios medios de comunicación, yo he seguido la tendencia de los precios desde 1973, pero fundamentalmente en esta última época del 2011 en adelante, se veía una tendencia hacia la baja; pero más importante que esa tendencia a la baja de los precios que es el resultado de la combinación entre la oferta y la demanda. Es importante ver que desde el 2005 hay una oferta dentro de Estados Unidos que va creciendo, hay un petróleo que se llama petróleo no convencional que va creciendo, una tecnología absolutamente novedosa que es el fracking o también conocido como fracturación hidráulica para poder producir petróleo no convencional que es el petróleo de esquistos, el cual es un petróleo de pisar.

 

Era notorio el aumento de esto, era notoria la incursión de la industria petrolera en esta nueva frontera petrolera que son los mares y los océanos en donde se trabaja a profundidades de 5 mil metros de aguas y se realiza la perforación a través del uso de robots como es el caso del Golfo de México en donde trabajan robots y no seres humanos: Entonces, ignorar que desde el punto de vista de la producción, desde el punto de vista de la oferta desde el año 2005 no estaba pasando nada en los Estados Unidos era un error garrafal. Esto se veía venir y esto ocurrió, los precios se derrumbaron y se derrumbaron porque en junio catorce entramos en una época de menor consumo, es la época del área boreal del verano en donde se consumen otro tipo de petróleos, se consumen más petróleos livianos y la producción de esquistos curiosamente es una producción de crudos muy livianos, no como los crudos del Ecuador que son crudos pesados. Estas consideraciones le llevan a uno a pensar que no había forma o escapatoria de que los precios se vengan abajo, y se venían abajo porque en la sesión de junio de la OPEP no se tocó el tema de la producción, se analizó estos hechos pero no se tocó el tema de si la OPEP va a intervenir o no en el mercado como lo había hecho en ocasiones anteriores, como en noviembre del 2008 cuando introdujo una resolución para disminuir la producción de la OPEP en cuatro millones de barriles y, de esa manera revertir la caída de los precios que habían llegado a treinta y que luego empezó a subir nuevamente.

 

¿Es decir, los precios bajos llegaron para quedarse?

Exactamente, una de las declaraciones que yo he hecho públicamente es esa, los precios bajos llegaron para quedarse.

 

¿Qué otros factores permiten sostener esa afirmación?

También se debe analizar el lado de la demanda, hemos visto llegar al lado de la oferta de una manera gigantesca, el 2014 llega con dos millones seiscientos mil barriles de oferta adicional, de los cuales uno punto cinco millones de esa oferta es de Estados Unidos, el resto es Irak con trescientos cincuenta mil barriles, Canadá con trescientos treinta mil barriles y luego Brasil y luego Irán, son los que han ido poniendo más petróleo en la oferta; analizada la demanda encontramos que las grandes regiones como la Unión Europea no salen de la recesión y se han mantenido en una situación de crecimiento casi nulo de las economías; pero este es un mercado de quinientos millones de consumidores, a diferencia que pueden haber los mismos quinientos en África pero no son todos consumidores de energía.

 

También encontramos un desinflamiento de las economías BRICS que son las economías emergentes, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica se desinflaron, es decir, crecía China a unas tasas del diez, once por ciento y de repente se frena, este año creemos que no alcanzará ni siquiera el siete por ciento, ya el año pasado fue siete punto cinco; luego de una década de un crecimiento gigantesco que lo ubicó en posición de potencia económica de pronto se derrumba, se desploma, se desinfla su economía.

 

Si analizamos la economía rusa, es otro ejemplo de un colapso, solamente desde que occidente, la comunidad internacional a través de Naciones Unidas sancionó a Rusia por la anexión de la Península de Crimea la cual fue una anexión totalmente grotesca e ilegal, solo desde esa época encontramos nosotros que Rusia pierde una total capacidad, el rublo se ha desinflado, ha perdido valor y esto ha afectado directamente en el factor confianza el mismo que es muy importante en una economía de mercado.

 

Cuando el factor confianza empieza a debilitarse la gente empieza a sacar dinero y en Rusia, según información especializada, durante el 2014 y primer trimestre del 2015 han salido en fuga más o menos ciento veinte mil millones de dólares, lo cual es una enorme cantidad de dinero que ha fugado de ese país por la falta de confianza.

 

¿Qué pasa con el resto de países emergentes?

Si nosotros notamos Sudáfrica también se ha desinflado y Brasil es el caso más notorio lo cual por su puesto le afecta significativamente a América Latina. En el 2015 la región tal vez crezca al uno por ciento si no es negativo totalmente, ello es una situación escalofriante para nosotros, puesto que Brasil le hace bajar las oportunidades de crecimiento al resto de América Latina, Brasil le hace bajar los índices; entonces, una caída tan significativa como la de Brasil evidentemente tiene una afectación durísima en la economía de toda América Latina. Esta composición de países emergentes débiles, desinflados, que no consumen lo que consumían dos años atrás, la Unión Europea que no consume petróleo como consumía cinco o diez años atrás, en Asia encontramos también un Japón desinflado; es decir, hay un conjunto de regiones de Asia, Europa, de las Américas que revelan un debilitamiento de la demanda; entonces, que coctel más explosivo, una alta oferta y una baja demanda, en conclusión se derrumbaron los precios.

 

Sin embargo, actualmente el precio del crudo está bordeando los sesenta dólares ¿Le alcanzará este precio al Gobierno para implementar todos sus programas?

Los precios bajos no es el fin del mundo, ya hemos tenido épocas y ciclos de precios bajos, las economías en el mundo funcionan con ciclos de precios altos y ciclos de precios bajos. Este ciclo de precios altos del petróleo se lo considera un ciclo extendido, que se pasó de lo normal pues estábamos viviendo un extra de precios altos, pero esta situación de precios bajos a mi modo de ver tiene ganadores y perdedores; los ganadores son aquellos importadores que hoy día están ahorrando dinero, se dice que Costa Rica podría estar ahorrando mil quinientos millones de dólares sólo en importaciones de petróleo, siendo un importador neto de petróleo pues no produce un solo barril, se dice también que Chile estaría ahorrándose alrededor de cien mil millones de dólares ; en esta situación hay más de cien países beneficiándose de los precios bajos.

 

¿Qué significa beneficiarse de los precios bajos?

Básicamente que es un apoyo directo al crecimiento de estas economías, porque cuando tienen que dedicar demasiados dólares para comprar en el mercado internacional se quedan sin dólares, esto es más o menos lo que le está pasando al Ecuador que es el otro lado de la medalla, ubicado en este momento entre los perdedores de esta ecuación, entonces, los precios bajos producen ganadores y perdedores.

 

¿Por qué estaría Ecuador entre los perdedores?

Perdedores porque no han podido manejar sus economías de tal manera que en tiempos de precios bajos pueda esa economía continuar con el desarrollo sustentada en ahorros.

 

El gobierno del Ecuador concibió que el ahorro era la peor política económica y desmanteló los fondos de ahorros ignorando que vivimos ciclos de precios altos y ciclos de precios bajos. El presidente Correa creía como lo creía el coronel Chávez en Venezuela que el precio iba a llegar a doscientos allá por el año 2007 – 2008, él estaba loco, creía que los precios podían nomás seguir subiendo sin entender que los precios son el producto de un mercado de oferta y de demanda.

 

¿Qué es lo que ha ocurrido en esta ocasión?

Básicamente una sobreoferta de petróleo en el mercado y una baja demanda de petróleo en el mercado, un coctel peligroso que echó los precios del petróleo abajo y el Ecuador se ha quedado con una sola opción, que es reducir los gastos, porque el efecto directo de los precios del petróleo es en las finanzas públicas, no en las finanzas privadas, las finanzas privadas es un efecto indirecto, el efecto directo es en el fisco en la parte del presupuesto fiscal, no en el presupuesto de las compañías privadas. Entonces, entenderíamos que este efecto en la economía ecuatoriana podía ser mejor manejado si el Gobierno Nacional tuviera ahorros, pero el Gobierno no creía en el ahorro.

 

Segundo, podía ser manejado más efectivamente si reduce el gasto, pero el Gobierno tiene terror a reducir el gasto porque esto es como una afrenta del presidente Rafal Correa, él un economista reduciendo los gastos porque inmediatamente se le caería el crecimiento de la economía. Si reduce los gastos se le cae el crecimiento de la economía ¿Por qué? porque desafortunadamente cuando terminamos el 2006, la economía ecuatoriana era dos tercios del PIB privada y un tercio del PIB estatal, ahora es 50 – 50 aproximadamente; entonces, en este momento una economía 50 – 50 es una economía que está herida en el 50%, entonces el recorte presupuestario que era una aspiración de los ecuatorianos como una medida contra cíclica para poder contrarrestar el problema de la caída de los precios, el Gobierno lo ha suplido con deuda y suplir la falta de presupuesto, suplir la falta de ingresos con deuda es el peor negocio del mundo porque es simplemente hipotecar el futuro.

 

¿Con los precios actuales, se puede pensar en la posibilidad de crear un fondo de ahorro para el país?

Yo quisiera ver que en el año que se viene, el 2016, que hay que preparar el presupuesto, el Gobierno pudiera bajar drásticamente el presupuesto fiscal para que la obra pública que hay que hacerla no la haga el Gobierno sino el sector privado, porque el sector privado es capaz de llevar adelante la obra pública, ejemplo de ello es el aeropuerto de Quito, el aeropuerto de Guayaquil que son privados, se puede mencionar otras instituciones que son privadas pero que tienen un servicio público, es decir, está claro que la eficiencia privada puede suplir a la deficiencia fiscal en estos momentos por precios bajos del petróleo.

 

Por otro lado, el Presidente de la República ha señalado que el país dejó de recibir aproximadamente 2.400 millones de dólares por la baja de los precios del petróleo ¿esa cifra es correcta?

Las cifras pueden variar porque los precios pueden variar, entonces, a veces se toman promedios y los promedios pueden dar esas cifras, pero quien debe dar las cifras exactas es precisamente el Gobierno Nacional en función de los precios diarios, en función de los precios a los que se vende el petróleo diariamente, porque nosotros como analistas podemos tomar promedios, pero el Presidente de la República es que tiene toda la data, es el único que tiene la información respecto de las ventas del petróleo y puede saber exactamente cuál es la caída de los ingresos, creo que efectivamente está en ese orden de magnitud, pero qué es lo que significa esto, que el gobierno tenía que contraerse pero no con efecto directo sino con el efecto multiplicador, por el efecto multiplicador de un estado intervencionista, de un estado que cambió de un tercio a la mitad en el Producto Interno Bruto y que le afecta igualmente en esa mitad, tenía que darle la oportunidad para que el sector privado pudiera hacer la obra pública y obviamente bajar los gastos.

 

¿Cuáles hubieran sido los resultados para el país si se hubieran mantenido los contratos de participación, durante el período de bonanza petrolera?

Ese es otro efecto del sesgo político que ha impuesto el Gobierno Nacional, un sesgo ultranacionalista, un sesgo reformista, se manejó la renegociación de los contratos sin un contenido cierto de lo que significaban los contratos de producción compartida versus los contratos de participación de servicios.

 

El Presidente de la República, en mi opinión, fue plenamente informado que los contratos de servicios no funcionan en un ambiente de precios bajos; en cambio, fue plenamente informado y convencido de que los contratos de producción compartida funcionan en cualquier momento. ¿Qué ha ocurrido? el Presidente de la República con su renegociación en primer lugar perdió cuatro años de producción por la falta de inversión, por la falta de confianza, porque estaba en plena renegociación de los contratos e imponiendo condiciones extremas como chantaje, subiendo esta tarifa al 99% de participación de las ganancias extraordinarias lo cual era una locura, estas eran tesis temerarias para inducir el temor, “o se quedan o se van, que les vaya bonito”;  se montó así una fachada de información de negociación innecesaria que generó una falta de credibilidad del Ecuador en la comunidad internacional lo que produjo que se vayan las mejores compañías.

 

¿Qué produjo esa alteración de las reglas de juego?

Lamentablemente esos contratos han sido manipulados nuevamente, se ha generado una inseguridad jurídica porque el Gobierno cambió las reglas, estaba pagando la tarifa que había acordado contractualmente el Gobierno, estaba pagando en barriles, cambió las reglas y ahora está ahora pagando en dinero, pero como no tiene el dinero no está pagando, entonces está acumulando deudas.

 

Ahora se permite dentro del contrato esa acumulación de deudas sí pero eso no resuelve el problema, está acumulando deudas que tiene que pagarlas, entonces no era una buena política adoptar una rigidez tan tremenda en los contratos a costo fijo, eso no existe en la industria petrolera del mundo, hay casos de excepción, creo que fue un error gravísimo que lo estamos pagando ahora y lo estamos pagando desde el punto de vista de la pérdida de confiabilidad y de la credibilidad, por eso es que el riesgo país ha subido; ahora el riesgo país no es solamente aplicable a la deuda soberana del gobierno pues el riesgo país también lo pagamos nosotros.

 

Hoy el Gobierno habla de contratar un seguro petrolero para el país ¿Qué tan oportuna es esta medida?

Está fuera de hora, asegurar un precio del petróleo lo hizo México, pero lo hizo con tiempo, lo hizo tomando en consideración justamente los ciclos. No es que el Gobierno mexicano tenía la bola de cristal para saber si los precios se caían, el Gobierno mexicano estuvo bien informado y sabía que para poder afrontar un presupuesto fiscal igual que el año anterior había que asegurar en caso de una caída. Entonces, esto es como asegurar un carro, uno compra un seguro porque sabe que el siniestro o un posible accidente es un riesgo que puede venir no por falta de destreza de uno mismo sino por cualquier otra circunstancia, pero intentar asegurar cuando el carro ya está chocado nadie le va aceptar o al contrario, le va a costar una prima altísima, entonces es un absurdo.

 

En el mes de junio se dieron reuniones clave en torno a la coyuntura petrolera ¿Cuáles fueron los temas abordados?

Junio es un mes crítico para todo el mundo, el 5 de junio fue la reunión de la OPEP, yo creo que el mundo cambió y cambió para siempre, la posición de Arabia Saudita como swing producer, este productor itinerante que tiene la capacidad de reemplazar y de desplazar, este productor que tiene las características de grande ya no juega el papel de swing producer. Creo que esa capacidad la ha recuperado Texas, capacidad que la tenía hace más de cien años y que la fue perdiendo a raíz de la guerra de Yom Kippur en 1973 y 1974 cuando el mundo árabe embargó a Estados Unidos el petróleo por su abierto apoyo a Israel en la guerra árabe-israelí. Ese rol de swing producer ya no lo tiene la OPEP. Por ello, era difícil que la OPEP tome una decisión de quitar producción del mundo. Si el Ecuador ha aumentado la producción y dice que va a aumentar más la producción, frente a ese incremento difícilmente los precios van a subir y difícilmente la OPEP iba a tomar una decisión diferente de la que tomó en noviembre del 2014, estos son elementos que nos indican que los bajos precios del petróleo llegaron para quedarse.

 

¿Podemos visualizar un 2016 con un escenario aún más complicado?

El año 2016 para mí es todavía más riesgoso, habría una situación todavía peor que la que tiene el 2015, el Gobierno Nacional si no reduce los gastos, si no reduce el presupuesto fiscal, ya no podrá recurrir al mercado financiero por más préstamos, porque ha ido perdiendo durante el período 2015 la capacidad de crédito, está agotando su capacidad de crédito.

 

¿El Gobierno Nacional está por llegar al 40% de endeudamiento?

Es que el 40% de endeudamiento no es más que un número legal, eso no es mercado y aun cuando la Asamblea Legislativa le cambie el techo al 50% eso no significa nada, porque es el mercado y la capacidad de pago del Gobierno Nacional la que está en juego, ello no quiere decir simplemente que no pueda conseguir el crédito porque eventualmente puede conseguir una línea de crédito pero será más cara, más riesgosa, porque está hecho el análisis de limitación y riesgo de capacidad de pago por encima de lo que la Ley diga, ese techo que le pone la Ley es un techo legal, no es un techo de mercado. El techo de mercado es capacidad de pago y cada vez se le va restringiendo al Gobierno esa capacidad de pago. Entonces, la fórmula positiva sería que el Gobierno en noviembre de 2015 le dé al país un mensaje de optimismo reduciendo sus gastos y, si la obra pública hay que hacerla que la haga con el sector privado, mediante un sistema concesionario que es el que está vigente en estos momentos y que está funcionando y que funciona bien.

 

“Para el Ecuador esa dependencia en las relaciones con China de crédito garantizadas con petróleo, fue el peor error de política petrolera que el Ecuador haya cometido”. René Ortiz.

Finalmente, usted ha señalado que llama la atención que China sea el único comprador de petróleo a Ecuador ¿Por qué?

Desde que Ecuador perdió su libertad para vender petróleo en el mercado internacional el principal comprador ha pasado a ser China y este país comercializa el petróleo ecuatoriano en el mercado mundial, ese petróleo no va necesariamente a refinerías chinas, esto es un absurdo, porque a nadie se le puede ocurrir que el flete que pagan podía ser absorbido por la Refinería Nacional, en otras palabras, yo pienso que para el Ecuador esa dependencia en las relaciones de crédito con China garantizadas con petróleo fue el peor error de política petrolera que el Ecuador haya cometido. No existe una referencia histórica de que el petróleo haya sido utilizado como una fuente de garantía, como un colateral de garantía respecto de una línea de crédito, una clara prueba de ello es que el Ecuador vendió unos bonos de dos mil millones de dólares sin garantía, esos se llaman créditos con bonos soberanos, no hay garantía, y después ha vuelto hacer otra operación de setecientos cincuenta millones de dólares y no ha tenido que poner garantías de petróleo, es decir, el Ecuador hizo el peor negocio garantizando sus líneas de crédito con China sobre la base de abastecimientos y de ventas adelantadas y pre pagadas con ese país.

 

¿Ha sido perjudicado el Estado ecuatoriano en este proceso de negociación?

No fue perjudicado, simplemente es una decisión de restringir su libertad de comercio en el mundo. Por lo tanto, se trata de una mala decisión.

 

 

Perfil de René Ortiz

Ex-Secretario General de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ex-Ministro de Energía y Minas del Ecuador. Cuenta con más de 25 años de experiencia en la industria del Petróleo, Gas LP y de la energía.

 

 

Es un reconocido especialista en la industria de la energía de Ecuador y de algunos países de América Latina, Medio Oriente y el Lejano Oriente. Es miembro y Presidente de Juntas Directivas de varias empresas nacionales e internacionales. Es Presidente de la Conferencia Ecuador Oil & Power. Cuenta con Formación Universitaria y postgrados en Universidades de Quito y Estados Unidos.

(I)

 

Por: Cristian Bravo Gallardo

Fotografía: María Augusta Rojas