El Gobierno destina $ 20 millones para los docentes

Por en abril 11, 2019

14.000 maestros de todo el país subieron de categoría, lo que representará un incremento en sus sueldos -en varios casos- de $ 150 mensuales. La medida es retroactiva. En el país hay 14.000 profesores de todo el sistema de educación pública que serán recategorizados.  

El presidente de la República, Lenín Moreno, en un ameno encuentro desarrollado en el Colegio Mejía, de Quito, adelantó que para ello se destinarán $ 20 millones. Moreno hizo el anuncio previamente a la conmemoración del Día del Maestro, que en Ecuador se recuerda el 13 de abril. El funcionario destacó la tarea de los docentes y calificó su oficio como “la profesión de las profesiones”.

El incremento en los salarios de los beneficiados representa en promedio más de $ 150 mensuales, que serán retroactivos desde enero de este año y se espera cancelarlos hasta mayo próximo. “De esta manera pagamos una deuda pendiente con los maestros, quienes tienen más que merecido este ascenso por todo el trabajo que desarrollan a diario formando a la niñez y juventud del país”.

De su lado, el ministro de Educación, Milton Luna, precisó que el aumento en algunos casos es elevado y varios docentes ascienden en un solo proceso varias categorías a la vez. “Esta es una disposición legal que se establece en la Ley Orgánica de la Educación Intercultural (LOEI) y que es la gran aspiración de los docentes del país”.

Aseveró que este ascenso favorece también a los maestros cuya recategorización estuvo represada desde 2014. En Ecuador trabajan 168.000 docentes y de ese colectivo, 100.000 recibieron capacitación profesional universitaria y accedieron a becas de estudio el año anterior, según el Ministerio de Educación.

Los cambios

En febrero de este año se firmó el decreto para reducir la carga administrativa del pedagogo, aunque aún no se ejecuta por completo. Varias docentes, como Martha T., del Colegio Mejía, mencionaron  que en el caso de su institución la disposición de reducción de carga administrativa aún no se concreta.

Por ello, el Primer Mandatario pidió al ministro Luna mano firme con los establecimientos que no ejecuten esta disposición, que resta tiempo al docente para preparar la cátedra. Los maestros atendieron, en los últimos años, a 15.000 estudiantes en las aulas hospitalarias, a 650 adolescentes en los Centros de menores infractores y a 9.000 adultos privados de libertad.

“Ojalá en nuestro sistema penitenciario tengamos premios a la capacitación. Por ejemplo, si alguien que no tiene educación primaria se educa puede pensarse en una rebaja de 1 o 2 años; si cumple con la educación secundaria un tiempo de rebaja parecido y así también si alcanza la enseñanza superior”, reiteró Moreno.

Enseñanza

Vanessa Barreiro y Sonia Hidalgo son maestras y comparten la vocación de esta profesión, pero lo hacen en campos especializados. Vannesa es docente de educación especial y lleva más de dos décadas de servicio.

Hoy labora en el Instituto Fiscal de Educación Especial del norte de Quito (IFEEN). Ella se siente satisfecha con su tarea, sobre todo por el desarrollo humano que ha logrado en lo personal y con sus alumnos. “Vivimos una época de inclusión; la educación especial me ha enseñado que todos podemos lograr un mismo ideal.

Tenemos capacidades diferentes y eso se debe potenciar”. Sonia, en cambio, ha llevado la enseñanza y los libros a los distintos nosocomios de la capital. Imparte sus conocimientos en el hospital pediátrico Baca Ortiz, en Solca, y también en el Hospital del IESS Quito Sur.

“Mi vocación ha sido siempre la docencia, me enfoqué en trabajar con niños que tenían menor posibilidad de acceder a educación continua. Enseñar en un hospital te llena de experiencias y satisfacciones”.

Sonia alabó la tarea que ella y otras profesionales cumplen dentro del Programa de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria, que ha beneficiado a más de 60.000 alumnos. “Reconozco que mi labor dejará huella en los estudiantes y eso es lo que más me llena de satisfacción. Es una experiencia que no me da otra actividad profesional”.

Zonas rurales

El ministro Luna recordó que durante este mes se abrirán 20 escuelas rurales en la región Costa y están en estudio otras 500. El objetivo es reabrir hasta finales de este año 1.000 centros comunitarios.

“Un factor importante para hacerlo es la petición que hagan las comunidades donde están asentados; y en la medida en que se presente esa solicitud se harán los estudios. Dialogamos para concretar el proceso”.   La cartera de Estado manifestó que hay $ 70 millones para cumplir con el programa de reapertura de centros rurales. (I) 

Los años de servicio cuentan para ascender

Cuatro son los requisitos básicos que establece la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) para que un docente pueda ascender de categoría. Entre estos están: tiempo de servicio, título académico acorde a cada categoría, actualización profesional y examen de desempeño laboral.

Hoy la categoría mínima de ingreso al magisterio fiscal es la G y representa un sueldo de $ 817; los de la categoría F perciben $901; los de la E, $ 986; y los de la A, $ 1.676. Para ascender de la categoría G a la F se requiere una experiencia mínima de cuatro años.

Para la Red de Maestros esta recategorización es un logro por el que lucharon; sin embargo, el tema pendiente es el salario. La organización solicita el cumplimiento de las ofertas de campaña como la homologación salarial para que el sueldo de los pedagogos, que se inician en la profesión, represente un ingreso superior a $ 1.000.

El ministro Milton Luna ha sido enfático en señalar que la exigencia de los profesores es válida, pero que debe ajustarse a la crisis económica del país. La Red además exige capacitación como parte de la mejora educativa para lograr que la enseñanza en el país sea de calidad, pertinente y profundamente humanista como herramienta de desarrollo. (I)

Fuente: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/moreno-recategorizacion-maestros