Un aliento extranjero contra la impunidad

Por en febrero 20, 2019

La esperanza del gobierno de Lenín Moreno para frenar la corruptela e impunidad en el país recae ahora sobre la Comisión Internacional de Expertos contra la Corrupción. Quizás como una medida necesaria a la espera de resultados contundentes de las instituciones estatales encargadas de detectar, investigar y sancionar estos actos delictivos, decidió acudir a organismos internacionales.

Moreno anunció el lunes sobre la conformación de esta comisión. Ayer, a las 10:30, el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad HumanaJosé Valencia, y el secretario Anticorrupción de la Presidencia, Iván Granda Molina, ya estaban reunidos en la Cancillería, en Quito, afinando detalles de cómo funcionaría la entidad.

El desafío ahora es constituir un grupo de expertos internacionales que permitan al país luchar contra la impunidad, decía Granda Molina frente a los representantes de organismos internacionales y cuerpo diplomático. Entre ellos, el embajador de Estados Unidos., Todd Chapman, y el coordinador Residente del Sistema ONU en Ecuador, Arnaud Peral.

Desde sus asientos tomaban notas en sus libretas. Conversaban en voz baja. Ellos también iban a enterarse de qué se trataba esta comisión. Entonces, Granda Molina continuaba: su función será “apoyar a las instituciones estatales encargadas de la denuncia, detección, investigación y judicialización de los actos de corrupción en el país”. Para ello han abierto el canal diplomático, vinculado a la cooperación internacional, y alcanzar los objetivos.

Además se establecerá un proceso cooperativo en el marco de la prevención de la corrupción; de la investigación, combate y sanción; y de la reparación y recuperación de lavado de activos. “Son estos tres frentes los que el GobiernoNacional y el presidente han planteado”, afirmó el secretario Anticorrupción.

Pero, ¿por qué una comisión internacional? El canciller Valencia indicó que con esta se busca una instancia independiente, autónoma, que pueda incluso avanzar de una manera más eficiente y eficaz en investigaciones necesarias de abordar. Casos emblemáticos que hayan causado conmoción en la sociedad.

¿Y las leyes anticorrupción del país? En espera. Entre esas la Ley Orgánica Anticorrupción y de Protección al Denunciante que presentó el Ejecutivo. Los 137 integrantes de la Asamblea Nacional se acogieron a la primera vacancia del 2019 y estarán fuera de sus curules hasta después de carnaval.

Sin embargo, los casos de corrupción no ‘descansan’. Ahora mismo hay un exvicepresidente sentenciado y procesado por varios casos; se habla de Odebrecht y de delitos que ponen en manifiesto que “tengamos que tener acciones desde todos los frentes: porque para que exista corrupción debe existir un corruptor, pactos colusorios, etc., y sin duda, funcionarios corruptos”, agregó Granda Molina en la rueda de prensa.

El secretario recordó, además, que Ecuador es suscriptor de la Convención de Naciones Unidas contra la corrupción y de la Comisión Interamericana; aseguró que están trabajando en varios proyectos con la iniciativa STARUNODC, con el grupo Geira para la recuperación de lavado de activos.

La Comisión Internacional Anticorrupción será asesorada por Naciones Unidas, OEA, Transparencia Internacional y Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Al menos así lo dijo el presidente. Sin embargo, hasta ahora no ha habido ningún pronunciamiento de los organismos.

Al terminar la intervención de Granda Molina y Valencia (de unos 30 minutos), los representantes se quedaron, a puerta cerrada, en la reunión. Más tarde el secretario Anticorrupción publicó en su cuenta de Twitter que se había reunido con la Comisión Nacional Anticorrupción porque, escribió, “estamos convencidos de que solo el apoyo entre la sociedad civil y el Estado permitirán coordinar y aunar esfuerzos para luchar contra la impunidad”.

José Ayala Lasso, excanciller de Ecuador

¿Cree que una comisión como esta interferiría en la autonomía de justicia del país?

Hay que ver cómo se negocia el acuerdo. Actualmente la Justicia ecuatoriana tiene que estar presente en cualquier gestión que se hiciere al respecto. Lo que no cabe es poner el fallido pretexto de la soberanía nacional para evitar que una acción internacional indispensable ofrezca garantías creíbles.

¿Usted cree que la cooperación puede ser una solución en temas de corrupción?

Puede ser un mecanismo útil. La solución la tenemos que dar los ecuatorianos con una conducta individual y colectiva pulcra, y sujeta a la ley y ética. Pero la cooperación puede contribuir a dar luz en este camino y a dinamizar la acción que nos corresponde de luchar contra este cáncer ecuatoriano.

¿La intervención de esta comisión internacional contra la corrupción ofrecería una solución a largo o corto plazo?

Porque precisamente las instituciones que tenemos, de carácter nacional, no han sido eficaces… es necesario acudir a la cooperación internacional. Hay que hacer las cosas bien para que la cooperación se pueda dar de inmediato y facilitar el camino para que esa cooperación dé resultados. Dependerá de la actitud de las autoridades ecuatorianas.

Con alto reconocimiento internacional

Delegados

El secretario Anticorrupción de la Presidencia indicó que se ha planteado que la comisión tenga cinco miembros, expertos internacionales con alto reconocimiento, que diagnostiquen, cuestionen, resuelvan y apoyen… para que la impunidad ya no sea una carta de presentación de la Justicia.

Fortalecer

Este proceso de cooperación va a permitir la fortaleza de la Contraloría, Procuraduría, Fiscalía y Justicia en pro de conseguir que se actúe con el debido proceso, estableciendo condiciones para reforzar organismos vinculados a la persecución de un delito penal que afecte la administración pública. (I)

Fuente: https://www.expreso.ec/actualidad/corrupcion-gobiernoecuador-comision-onu-cancilleria-CE2644774