En el mercado automotor existen 15 marcas y 89 modelos nuevos

Por en febrero 13, 2019

La Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador reportó un 31% de crecimiento en la venta de vehículos nuevos. Solo con el acuerdo con la Unión Europea ingresaron 20 modelos.

Los autos chinos también ganan clientes. Por segundo año consecutivo, el sector automotriz registra un crecimiento en sus ventas. El 2018 concluyó con 137.615 unidades nuevas comercializadas, es decir, el 31% más que en 2017.

De acuerdo con las cifras de la Asociación de Empresas Automotrices de Ecuador (Aeade), la venta de vehículos de origen chino muestra una importante alza. Desde 2016 a 2018 estas ventas subieron 8,30%.

Genaro Baldeón, presidente de Aedae, manifestó que el crecimiento de los autos chinos obedece a la expansión de ese país a nivel mundial. “China es la principal fábrica del mundo de vehículos, lo que le ha permitido ganar competitividad. Suman la reducción de los costos de producción y de precios, además de la tecnología e innovación en los autos”, señaló Baldeón. Resaltó que en el país compiten varias marcas chinas, lo que implica mayor oferta para el consumidor.

El acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europea también influyó en el crecimiento de la participación de ese origen. Las ventas aumentaron de 1.519 unidades a 8.810, es decir un incremento de 4%. Este convenio posibilitó el ingreso de dos nuevas marcas y más de 20 modelos entre 2017 y 2018.

En general el año pasado para el sector automotor fue un periodo de recuperación, gracias a una demanda represada en años anteriores. Además, factores como las condiciones económicas del país, una política de mayor apertura y el apoyo de las instituciones financieras a través de la entrega de créditos, incidieron en el crecimiento del sector.

Creció la demanda de vehículos

La oferta de autos también aumentó. El año pasado ingresaron 15 nuevas marcas y 89 modelos. Por otra parte, los vehículos livianos tuvieron una reducción de precios de aproximadamente el 8% entre 2016 y 2018.

En ese lapso de tiempo, un automóvil bajó de $ 23.900 a $ 16.490. Mientras que una camioneta se redujo de $ 58.990 a $51.990. En cuanto a ventas de vehículos de trabajo, el segmento que más creció el año pasado fue el de las vans, con el 53,8% más que 2017.

Le siguió el segmento de camiones que refleja un crecimiento del 37,1% y finalmente el de los buses que cerró 2018 con un aumento del 2,9%. Según Baldeón, la recuperación del sector automotor permitió el crecimiento de al menos el 12%.

Según cifras del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), entre 2015 y 2017, fueron afiliados alrededor de 3.300 nuevos trabajadores en las empresas de producción, comercialización y mantenimiento de vehículos.

El crecimiento del sector dejó por concepto de impuestos $ 1.451 millones al Estado, es decir $ 556 millones más que en 2016. Sin embargo, para 2019, las perspectivas no son las mejores.

Aeade prevé un decrecimiento de al menos el 9% en la demanda de vehículos. Baldeón, haciendo referencia a las cifras que manejan el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal), puntualizó que la economía del país crecerá apenas el 1%, lo que posiblemente ralentizará el crecimiento económico.

Por otra parte, la demanda de autos que estuvo represada ya fue atendida en los dos años anteriores, por lo que no se avizora un mayor aumento. A esto habría que sumar el hecho de una posible desaceleración de la colocación de créditos.

Desafíos para el sector

El gobierno ecuatoriano tomó en meses pasados la decisión de hacer ajustes al subsidio de los combustibles como medida de optimización del gasto público, algo que es respaldado por Aeade. Según Genaro Baldeón, al asumir el Estado el monto por subsidios, se crea una barrera para mejorar la calidad de los combustibles.

“La permanencia de los subsidios nos obliga a consumir combustibles nocivos para la salud y el medio ambiente, sobre todo en el diésel y extra, los cuales poseen altos niveles de partículas de azufre”, señaló. Enfatizó también que la calidad de las gasolinas que se comercializan en el país, impide la introducción de autos con nuevas tecnologías eficientes al mercado.

En ese sentido criticó la decisión del Gobierno de eliminar los incentivos para la importación de vehículos híbridos en la Ley de Fomento Productivo. En la normativa, el Ejecutivo planteó que este tipo de automotores paguen el Impuesto al Valor Agregado (IVA), del cual estuvieron exentos.

La creciente participación de vehículos híbridos con ventas superiores a las 300 unidades mensuales registró una caída en septiembre, cuando se comercializaron apenas 75 unidades. “Es lamentable la decisión tomada por el Gobierno respecto a los vehículos eléctricos, pues lo establecido en la Ley no permitió la introducción de autos con tecnologías eléctricas” señaló Baldeón.

Dijo también que la participación de este tipo de autos en el mercado ecuatoriano es aún pequeña, pues representa apenas el 1%, tendencia que es a nivel mundial.

Autos ensamblados en Ecuador siguen perdiendo mercado

Al contrario de la venta de autos importados, los vehículos ensamblados en el país perdieron el 23,10% de participación en el mercado. Esta competencia agresiva con autos importados es un fenómeno que se observa desde inicios del año pasado.

Para apoyar al sector, el Gobierno hizo efectiva la aplicación de una tabla arancelaria inversa, en función de la incorporación de contenido local en el ensamblaje de autos. (I)

El comercio de autos crece en Colombia y en Brasil

Durante noviembre de 2018 el mercado automotor de América Latina reportó un decrecimiento de 2,6% respecto al mismo mes de 2017, señala el último informe regional disponible en la Aeade.

Sin embargo, en el período comprendido entre enero y noviembre del año anterior, las ventas presentaron un incremento de 4,1% contrastado con el mismo período del año 2017.

En el décimo primer mes de 2018, Colombia y Brasil reportaron los mayores crecimientos en ventas, 24,4% y 13,1% respectivamente; mientras que Venezuela y Argentina registraron los mayores descensos en ventas con porcentajes que llegan hasta el 47,7% y 45,9%.

Dentro del segmento de vehículos livianos, Colombia y Brasil tuvieron las mayores adquisiciones (25,5% y 12,2%); no así Venezuela y Argentina que demostraron los mayores decrecimientos (46,5% y 45,4%).

En cuanto al segmento de vehículos pesados, Brasil y Colombia presentaron altos incrementos en su comercialización (39,3% y 8,8%); caso opuesto al de Venezuela y Argentina, que atravesaron por caídas más pronunciadas (72,7% y 55,6%). La situación económica de estos países se refleja en el comercio de vehículos. (I)

Fuente: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/mercado-automotor-marcas-modelos-ecuador