“Hay cacao bueno, aparte del fino, y el mundo debe saberlo”

Por en diciembre 5, 2018
  Jean Paul Burrus, presidente del grupo Salpa, apoya la construcción del museo del chocolate en Guayaquil. En una de sus salas va a exponer sobre la industria del cacao. Para ello traerá una máquina antigua de hacer chocolate. También lleva la bandera para promover el cacao ccn 51 en el mundo.   – La empresa que tiene en Ecuador ya no se llama Salpa. ¿Cuál es el nuevo nombre? – Sí, este año cambiamos el nombre a Ecuadorcolat. En este proceso nos ayudaron destacados abogados de una firma con fama internacional.   – ¿Por qué se hizo el cambio? – Para tener un nombre más apegado al chocolate y a Ecuador.   – ¿Cuántos años tienen invirtiendo en Ecuador? – Desde 2014. Tenemos dos haciendas, son unas 600 hectáreas.   – ¿En qué otro lugar tiene inversiones, aparte de Europa? – Solo en Ecuador, porque este país tiene uno de los mejores cacaos. Mi esposa ha hecho su propia inversión aquí, este año abrió el local Gourmandises by Ives Thuriès, una tienda que vende dulces, panes, chocolate, etc. Está ubicada en el centro comercial Alhambra, en la vía a Samborondón.   – Ecuador ocupa el tercer lugar mundial en la venta del cacao. ¿A qué puesto puede llegar? – Podrían llegar a ser los primeros, pero para ello deberían dejar otros cultivos. Ecuador vende 300.000 toneladas; mientras que el destino que tiene el primer lugar, Costa de Marfil, vende 1’800.000 toneladas.   – Ustedes han desarrollado una fermentación del cacao diferente, para resaltar su sabor. – Se viene trabajando desde 2014 en fermentación y secado, para tener un buen producto sin mucha acidez.   – ¿Qué inversiones planifica hacer en el 2019? – Vamos a ampliar el espacio en la planta de poscosecha para exportar. Luego, si hay una buena propuesta en producción de cacao, podemos estudiar la opción de hacer una nueva inversión.   – Usted invita a otros empresarios europeos a venir a conocer Ecuador. ¿Por qué lo hace? – Es una forma de promover el cacao ecuatoriano, sobre todo el ccn 51, que aún tiene mala referencia en el exterior. Hay que promover el cacao nacional, de fino aroma; pero también el ccn 51.   – ¿Por qué el ccn 51 tiene mala fama en el mundo? – Al parecer varios de los cultivadores de esta variedad no se esmeraron, en el pasado, en el trabajo de poscosecha. Mezclaron el cacao bueno con el malo. Por eso lo primero que hicimos cuando llegamos a Ecuador fue mejorar ese proceso posterior a la cosecha. Ahora se ha logrado, pero falta contarlo al mundo.   – ¿Entonces por qué decidió trabajar con el cacao ccn 51 y no con el nacional o de fino aroma? – Hemos sembrado 35 hectáreas de cacao nacional. Pero cuando llegamos a Ecuador a la venta estaban haciendas que tenían ccn 51, que es de buena calidad teniendo un proceso de fermentación y secado altamente técnico.   – ¿Qué más está haciendo para promover el cacao ccn 51? – En Europa tengo una red de unas 70 tiendas y allí también lo estoy promoviendo. Contamos a los clientes que tenemos plantaciones en Ecuador y con ese cacao hacemos el chocolate.   – ¿Qué le dicen los empresarios europeos que trae al país, después de la visita? – Se quedan encantados con la calidad del cacao y aprecian que hay buen ambiente de trabajo, no se ven niños trabajando en las haciendas. Esto es porque los europeos apreciamos a las empresas que cumplen con las leyes sociales, de trabajo y de ecología. Entonces ellos cuentan a otros sobre la vivencia.   El contexto Desde 2014 invierte en Ecuador en el sector del cacao. En Europa tiene una planta que elabora chocolates, negocios de compraventa de café, de té, haciendas, tiendas, etc. Su familia trabaja con chocolate desde hace 110 años. En Ecuador da trabajo a 160 personas. (I)       Fuente: https://www.expreso.ec/economia/cacao-chocolate-produccion-jeanpaulburrus-entrevista-ED2511776