Miguel Carvajal reconoce que el IESS está quebrado y que no hay plata en la caja fiscal

Por en marzo 27, 2018

El secretario de Gestión Política del gobierno de Lenín Moreno, Miguel Carvajal, reconoció que la situación económica del país es grave y que el IESS está quebrado.

El secretario de la Gestión Política, Miguel Carvajal, reconoció en una reunión en el congreso de ética de Alianza PAIS que el Ecuador atraviesa por una crisis económica heredada del gobierno de Rafael Correa, al señalar que no hay plata en el fisco y que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social está quebrado.

 

El funcionario, según informa Teleamazonas, indica que el Estado ecuatoriano tiene “dificultades enormes para salir al mes con los pagos que  se tienen que realizar”. “No hay plata”, recalcó. Y añadió que el vacío fiscal está cerca de alrededor de 5 mil millones de dólares.

 

Carvajal indicó que la deuda total estaría en los 67 mil millones de dólares, pero que no se puede emitir más deuda porque la Asamblea debe definir el porcentaje para poder hacerlo. “La Asamblea defina cómo se va a emitir deuda y en qué porcentaje estamos, si estamos en 36% o en el 67%; si estamos en el 36% podemos seguir endeudándonos, pero si estamos en 67% no podemos hacerlo”, dijo.

 

En la cita señaló que espera que no se adopten medidas económicas para solventar la falta de dinero en la caja fiscal. “Ojalá no signifique subida de impuestos, eliminación de subsidios, (aumento) de la gasolina”, expresó.

 

También se refirió a la situación del IESS y criticó que esta situación la sabían los anteriores funcionarios del manejo económico y de la seguridad social, pero no dijeron nada.  “Será porque sabían que el país estaba quebrado, sabían que la situación del IESS estaba insostenible, el IESS está quebrado, por eso no se reconoció la deuda, por eso se tomó todo el dinero del IESS, el fondo de pensiones está tremendamente grave”, dijo.

 

Y manifestó que si se hubiera fiscalizado en la anterior Asamblea -dirigida entonces por Gabriela Rivadeneira- se podría haber evitado estos casos. El funcionario reconoció que no fiscalizó -en su época de legislador por AP- porque eran considerados traidores. (I)

 

Fuente: El Universo