Un bolsillo hipotecado

Por en marzo 23, 2018

El responsable. El excesivo endeudamiento en el Gobierno de Rafael Correa, pese a tener ingresos altos por petróleo, es la causa de la situación actual.

La situación económica del Gobierno central es tan complicada que las opciones que busca para tapar el hueco fiscal haciendo poco sacrificio propio es sacarlos del bolsillo de los 16,7 millones de ecuatorianos o mantener el ritmo de endeudamiento, cuya posibilidad es complicada.

 

El exministro de Finanzas, Carlos de la Torre, dijo a EXPRESO que si solo se piensa subir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se requieren cinco puntos más para dejar de recurrir a más deuda, lo cual prácticamente es inviable.

 

“Hay necesidad inmediata de incrementar los ingresos. Y si estos son permanentes tienen que ser en una magnitud importante”, dijo el exministro.

 

Cada punto adicional del IVA representaría unos $ 500 millones en recaudación y, al menos, se requieren entre $ 2.500 y 3.000 millones adicionales en ingresos permanentes en este año, según el exfuncionario, y así dejar de recurrir a más deuda que ya llega al límite legal del 40 % del PIB.

 

Por esta razón, el exfuncionario pensaba algunos mecanismos para aumentar los recursos a la caja fiscal, como el incremento de aranceles a 375 partidas o la venta y concesión de activos del Estado. A esto se suma el recorte de gastos entre el 5 y 10 % de cada entidad pública, como anunció el presidente Lenín Moreno.

 

La disyuntiva está en el frente económico, donde la voz opuesta a propuestas como elevar aranceles, según el exministro De la Torre, ha sido la del ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.

 

Se tiene previsto que el plan económico sea presentado el próximo 28 de marzo. Analistas económicos barajan las posibles medidas que se incorporarán. (I)

 

Fuente: Expreso