Las preventas cercan al Gobierno

Por en diciembre 20, 2017

Dos discursos. Ecuador tomó la decisión de renegociar sus contratos de preventa de petróleo con China y Tailandia. Al menos eso dicen las autoridades del sector. Al mismo tiempo, se mantienen comunicaciones con las empresas asiáticas garantizando el respeto de los convenios que, según la Contraloría General del Estado, son perjudiciales para el país.

 

EXPRESO tuvo acceso a una carta firmada por el nuevo gerente general de la empresa pública Petroecuador, Carlos Tejada, asegurando que el último contrato con Petrochina se cumplirá tal y como quedó establecido el 29 de abril de 2016. Ese día, el entonces gerente general de Petroecuador, Pedro Merizalde, comprometió 181,4 millones de barriles de crudo ecuatoriano para China. Los desembarques, dice el documento, se iniciarán el 1 de abril del próximo año y terminarán el 1 de abril de 2024.

 

A cambio, Ecuador recibirá 2.000 millones de dólares como préstamo. De ese monto, hasta septiembre de este año, ya se entregaron 1.629 millones de dólares. Es decir, quedan 371 millones por recibir.

 

Según el presupuesto de 2018, el Gobierno espera vender su petróleo en 41,92 dólares. A ese precio, la cantidad comprometida a Petrochina sumaría 7.605,9 millones de dólares. Unos 5.605,9 millones más de lo prestado.

 

No es la única afectación para el país. Desde el 19 de noviembre, este Diario publicó todos los números en contra de Ecuador. Incluso, hizo públicos informes de Contraloría que hablan de perjuicios superiores a los 47 millones de dólares. Todo consagrado durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa y bajo la supervisión, como delegado del Ejecutivo, del vicepresidente sin funciones, Jorge Glas.

 

La desigualdad en los precios del barril de crudo, plazos de pago e intereses de las empresas chinas (que promedia el 7 %) motivaron al exgerente de Petroecuador, Byron Ojeda, a buscar una renegociación. Inició las conversaciones pero, poco después del anuncio, fue separado del cargo. Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos, aseguró que la salida de Ojeda no disminuía el afán de renegociar. Él delegó esa asignación al viceministro y hermano de Gustavo Larrea, Patricio Larrea.

 

La semana pasada, Pérez, en conversación con EXPRESO, aseguró que en 2018 se sentará a renegociar con Petrochina. Hay, contó, reuniones pactadas con esa empresa y con Unipec, otra estatal china que tiene contratos de venta anticipada por 182 millones de barriles.

 

Pérez dijo que en las conversaciones se buscarán los mejores intereses para el país.

 

La carta de Tejada, firmada el 24 de noviembre y escrita en inglés, afirma lo contrario. Habla de mantener y respetar condiciones. El texto está dirigido al subsecretario de Financiamiento Público del Ministerio de Finanzas, William Vásconez. Desde ahí se enviaría a las partes interesadas en China.

 

Al consultar al Ministerio de Hidrocarburos por la contradicción de la carta, Pérez dijo que “de pronto está mal escrita en inglés la carta”.

 

También explicó que el Gobierno no quiere asustar al mercado. Por eso se ofrece, a las empresas, renegociar respetando el “marco contractual”.

 

Hidrocarburos, sin embargo, pone otro freno a las conversaciones con China y Tailandia. Aunque hasta el mes pasado se habló de recomprar la deuda para liberar el crudo ecuatoriano, ahora se ve inviable esa alternativa.

 

Pérez dijo que tres de los ocho contratos no pueden recomprarse porque, sin importar que se pague la deuda adquirida, el crudo comprometido continuaría embarcado a las empresas asiáticas. Un absurdo firmado en el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana.  (I)

 

Fuente: http://www.expreso.ec/actualidad/preventas-gobierno-hidrocarburos-acuerdos-firmados-XM1916734