El Gobierno ecuatoriano marca una posición ‘equidistante’ con Venezuela

Por en agosto 16, 2017

Las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB), reunidas en el Complejo Militar de Fuerte Tiuna en Caracas (capital), mostraron su apoyo al presidente Nicolás Maduro. Foto: AFP

Las declaraciones del presidente Lenín Moreno respecto a su preocupación por la situación de los “presos políticos” en Venezuela marcan un cambio de postura en la posición del Gobierno ecuatoriano hacia el vecino país, según expertos.

 

A diferencia de sus anteriores declaraciones, en las cuales se mostró cauteloso, el Presidente ecuatoriano aseveró, la noche del lunes a través de un mensaje televisivo, que es “preocupante la situación por la que atraviesa” Venezuela.

 

El Mandatario lamentó el número de fallecidos durante el actual estallido social en Venezuela, donde las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro han dejado en los últimos cuatro meses al menos 122 muertos y casi 2.000 heridos. “Por encima de todo derecho, por encima de cualquier postura ideológica o política, la vida es sagrada e intocable. La muerte de seres humanos es un hecho que debemos lamentar y rechazar enérgicamente”.

 

Moreno, un izquierdista que fue vicepresidente de su antecesor Rafael Correa (2007-2017) cuyo gobierno fue aliado de Maduro, no deja de preocuparle “la cantidad de presos políticos” que en Venezuela suman 676, según la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano (FPV).

 

A criterio del analista internacional Gilberto Aranda, el presidente Moreno intenta tomar una posición “equidistante” respecto a los países más liberales de Latinoamérica con relación a los que forman parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) sin cortar sus lazos con Venezuela y el gobierno de Maduro.

 

El catedrático chileno destaca que Moreno hace un llamado al diálogo para resolver la crisis venezolana y a la vez da cuenta de situaciones preocupantes como la de los presos políticos.

 

Aranda considera que Venezuela no reúne las condiciones de una dictadura -de golpe militar o de interrupción violenta del sistema institucional- sin embargo, estima que el régimen venezolano está saliendo de la democracia y transita hacia un autoritarismo.

 

Carlos Estarellas, por su parte, valoró que “Moreno reconozca la situación que atraviesa Venezuela” y “que se separe de una posición ideológica que le hace daño al país”. Estarellas recordó que las declaraciones de Moreno difieren de lo manifestado hace una semana en Caracas por su canciller, María Fernanda Espinosa, quien durante una reunión ministerial del ALBA y a nombre de Ecuador respaldó al gobierno de Maduro.

 

El sociólogo argentino Ariel Goldstein calificó como atinadas las declaraciones de Moreno y señaló que la izquierda latinoamericana debe revisar críticamente lo que sucede en Venezuela, impulsando el diálogo y la deliberación democrática entre el gobierno y la oposición. “El valor que pueda darse a los logros sociales del chavismo no implica ser cómplices con sus actuales tendencias autoritarias”, matizó.

 

Lilian Tintori, esposa del encarcelado opositor venezolano Leopoldo López, también reaccionó al pronunciamiento de Moreno. “Gracias Presidente de Ecuador @Lenin. Su apoyo y el de todo Ecuador es fundamental en estos momentos para Venezuela”, escribió en Twitter. (I)

(I)

 

 

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/9/el-gobierno-ecuatoriano-marca-una-posicion-equidistante-con-venezuela