La Ley de Plusvalía marca otra distancia en el oficialismo

Por en julio 26, 2017

La ley aplica un impuesto al valor especulativo del suelo equivalente al 75%. El tributo se cobra a la ganancia extra que genere la segunda venta del inmueble o terreno. (Internet)

Una ‘herencia’ que va a observación. El presidente Lenín Moreno Garcés revisará la Ley de Plusvalía que fue impulsada y defendida por su antecesor. El anuncio va en camino de convertirse en un nuevo capítulo de las discrepancias en el oficialismo.

 

Esta normativa se convirtió, junto con la ley contra los Paraísos Fiscales, en una de las banderas de lucha de los dos últimos años de la gestión del expresidente Rafael Correa. También marcó un antes y un después en las manifestaciones de descontento que se trasladaron a las calles.

 

En junio de 2015, el exmandatario envió a la Asamblea este proyecto junto con la Ley de Herencias. Ambas movilizaron a ciudadanos en Guayaquil y Quito por más de tres semanas. La convulsión social paró solo cuando Correa retiró los proyectos, a pocos días de la llegada del papa Francisco.

 

“Es un mecanismo para defender a las grandes mayorías, a aquellas personas que hacen un verdadero sacrificio para tener una casa propia y no hacer negocio con ella”, defendía entonces. La norma crea un impuesto sobre las ganancias extraordinarias generadas en la compra-venta de bienes que se beneficiaron con obras públicas (ver gráfico).

 

Pero al parecer, para Moreno no está claro el beneficio que habría generado la ley a raíz de su aprobación en diciembre. Más bien dijo que, según el Banco Central, el sector de la construcción tuvo, en el primer semestre de este año, una contracción del 7,3 %, con relación al mismo periodo de 2016.

 

“Vamos a encontrar los mejores mecanismos para que cumpla su objetivo de controlar la especulación de la tierra, pero sin perjudicar a la industria de la construcción y, mucho menos, a las familias que quieren adquirir una vivienda”, dijo.

 

Esto generó ayer las primeras reacciones entre los más entusiastas defensores de la ley en el anterior gobierno. La asambleísta de Alianza PAIS, Doris Soliz, cree que la norma es buena y recordó que solo se aplica si hay una segunda venta de una vivienda. No comparte la posibilidad de que la normativa sea derogada.

 

El anuncio de revisión es parte de los acercamientos que ha hecho el Gobierno con varios sectores productivos, reconoció en Guayaquil el presidente del Legislativo, José Serrano. Él cree que es posible hacer reformas al articulado para reactivar al sector inmobiliario.  (I)

 

Fuente: http://www.expreso.ec/actualidad/la-ley-de-plusvalia-marca-otra-distancia-en-el-oficialismo-CD1577411